Así se prepara Marc Coma para navegar en el desierto

En el Dakar, donde leer el road book y pilotar a alta velocidad al mismo tiempo es clave, el piloto MRW, Marc Coma, domina ese arte a la perfección. No te pierdas el video.

En sus más de 30 años de historia, el encanto del Dakar ha cautivado a los aficionados por las mágicas imágenes de los participantes recorriendo desiertos, valles y montañas, primero de África y ahora de Sudamérica. En esta prueba única, su belleza se equipara a la dureza de subsistir a los quince días de carrera. Una misión en la que completarla con éxito depende de saber orientarse con el road book, un libro de ruta proporcionado por la organización en detrimento de los modernos dispositivos GPS.

Interpretar sus indicaciones rápidamente, sin equivocarse ni tener que aminorar la marcha, es una de las claves para aspirar a la victoria en el Dakar. Una habilidad que Marc Coma, tres veces vencedor de la prueba, domina como pocos. La experiencia del piloto MRW le permite navegar siguiendo el recorrido marcado por la organización a una velocidad de crucero que a duras penas pueden mantener sus rivales.

Montado en el frontal de la moto con una estructura que permite leerlo al mismo tiempo que se pilota, el road book es un rollo de papel entregado por la organización el día previo a cada etapa. En él se recogen todas las anotaciones necesarias para seguir el recorrido previsto para la carrera, ya sea a través de pistas como por desierto abierto.



Esta información se recoge en tres columnas, en la primera de las cuales aparecen los distintos puntos kilométricos a los que se refiere cada anotación. En la columna central aparece un dibujo interpretando el camino a seguir, con flechas indicando la dirección y pequeños esquemas interpretando el terreno que se va a encontrar. La columna de la derecha indica información adicional que permite entender mejor el dibujo central, ya sea proporcionando datos sobre el rumbo a seguir, como los diferentes obstáculos y peligros que puedan encontrar

Para simplificar y agilizar la interpretación de las indicaciones, Marc Coma dedica cada tarde durante la prueba un tiempo precioso enfocado a personalizar el libro de ruta con rotuladores de diferentes colores, que le permiten en carrera descifrar de un simple vistazo cada anotación. En el caso del piloto MRW, utiliza el color verde para marcar las zonas sencillas, azul para prestar atención a los cambio de dirección, o el naranja en el caso de los fuera pista.

Una vez instalado en la moto, el piloto puede ir desplazando el rollo de papel mediante un botón situado en la piña de mandos al alcance de la mano izquierda. Para completar la instrumentación de navegación, junto al road book se encuentra un trip ¿cuenta kilómetros¿ con el que saber en qué punto seguir las indicaciones marcadas, y una pantalla digital que indica los grados de la brújula para seguir el rumbo correcto. Por último, cuentan con un GPS facilitado por la organización, muy restringido y que únicamente se activa en determinados puntos. En caso de emergencia, los participantes lo pueden desbloquear, asumiendo una importante penalización o la renuncia a seguir en la carrera.

Con quince días de carrera y casi 9.000 kilómetros que completar, Marc Coma se enfrentará un año más al reto del Dakar, una aventura para la que deberá exprimir una de sus principales cualidades: el arte de navegar en el desierto.
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 02:37
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 02:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México