Deportes

Feliciano López perdió en Dubai, pero quiere la Davis en Argentina

El tenista español, Feliciano López cayó en la final del Abierto de Dubai frente al norteamericano Andy Roddick, quien lo venció en un duro encuentro por 6-7 (8-10), 6-4 y 6-2

El estadounidense Andy Roddick conquistó hoy el torneo de tenis de Dubai, su segundo título de la temporada, en una final que durante largo rato mostró al español Feliciano López como probable campeón.

Roddick, sexto del ranking mundial, se impuso a López, 41, por 6-7 (8-10), 6-4 y 6-2. El español perdió así su segunda final en Dubai, donde ya había caído ante el suizo Roger Federer en 2004.

"Feliciano me puso muchísima presión. Fue, definitivamente, un partido de primer nivel", dijo el estadounidense, ex número uno del mundo.

"Mi primera visita a Dubai fue increíble. Les agradezco a todos", añadió Roddick, que llegó en la madrugada del lunes al emirato tras un largo viaje desde Memphis.

A lo largo de casi una hora y media pareció que el campeón sería López, que dominó táctica y mentalmente a su rival. Era un López muy diferente que el que había caído las tres veces que se había enfrentado a Roddick, y sin ser capaz de ganar siquiera un set.

Pero pese a ese gran inicio, el español no pudo lograr su cuarto triunfo consecutivo sobre un "top ten" en Dubai, dónde esta semana eliminó al checo Tomas Berdych, el español David Ferrer y el ruso Nikolai Davydenko.

Roddick, de 25 años, logró así el vigésimo quinto título de su vida, y sucede a Rafael Nadal (2006) y Roger Federer (2007) como campeón del torneo en el emirato. López sigue manteniendo Viena 2004 como el único título ganado en su carrera.

Un golpe fue clave, importantísimo, a lo largo del partido: el servicio. Poderosos sacadores ambos, Roddick lo demostró al comenzar el partido con un ace a 227 kilómetros por hora, aunque a continuación cometiera una doble falta.

Pero López no se amilanó, y con su zurda complicó al estadounidense, a veces con la potencia y velocidad de su saque, pero muchas otras veces con servicios perfectamente colocados, tan abiertos que Roddick era incapaz de devolverlos.

Entre los dos convirtieron 46 aces -22 Roddick y 24 López-, transformando el estadio central del "Aviation Club" en el escenario de un bombardeo tenístico.

Así no extrañó que la definición del primer set llegara a un tie break. El español mostró allí lo mejor de su juego, porque tras quedar 3-5 abajo se recuperó, metió un passing-shot de derecha paralelo que gritó con el alma y, en el tercer set point de que dispuso se llevó en 52 minutos el parcial gracias a un revés de Roddick en la red.

López saltó, gritó, apretó el puño. Tenía un set en el bolsillo, el título estaba cada vez más cerca.

Pero las cosas se le torcieron en el segundo set, porque López entregó con una doble falta su saque para quedar 4-5. Roddick no perdonó, y se llevó el set por 6-4.

En su peor fase en el partido, López volvió a ceder el servicio en el juego inicial del tercer set, y ya no fue capaz de recuperarse. El servicio había dejado de ser confiable, y, sin ese "colchón" de seguridad, el español sentía demasiada presión.

Roddick fue creciendo en confianza hasta hacerse imparable, y con un saque abierto, sobre el revés de López, se llevó en una hora y 52 minutos el partido y su segundo título en un mes, tras el conquistado en febrero en San José.

Es todo un logro para el estadounidense, que jugó su primer torneo desde la separación de Jimmy Connors, su entrenador en el último año y medio. Una revancha personal también para Roddick, harto de que se cuestione el nivel verdadero de su juego, excesivamente dependiente del servicio.

"Soy el mejor mal jugador de todos los tiempos", dijo durante la semana. Y ahora es también el campeón de Dubai, un torneo que crece cada año en público y atractivo, y que este año convocó a diez de los 12 mejores jugadores del mundo.

El torneo de Dubai repartió 1,4 millones de dólares en premios y puntos para las clasificaciones mundiales de la ATP.

Resultado de hoy, final:

Andy Roddick/EEUU, 6 - Feliciano López/España 6-7 (8-10), 6-4, 6-2

López , satisfecho

Satisfecho pese a la derrota en la final de Dubai, el español Feliciano López dijo haber jugado hoy su "mejor partido en mucho tiempo", y confesó su deseo de integrar el equipo español de Copa Davis ante Alemania, con la mira puesta ya en una final en noviembre ante Argentina.

"No hablaría de mala suerte... Creo que el partido ha estado muy cerca, él no veía la manera de ganarme, pero tuve un par de fallos en ese juego del 4-4, un par de aciertos de él y ahí cambió todo. No me sentí con fuerzas físicas para seguir, más que mentales", dijo a dpa el español, que el lunes aparecerá en el puesto 31 del ranking mundial.

"Es un pelo que hace cambiar el partido. El quizás está más acostumbrado a este tipo de partidos", añadió López, que no jugaba una final desde julio de 2006, en Gstaad.

"Pero estoy muy contento por la forma en que he encarado la final. Quizás el año pasado con Federer en el US Open mi partido fue todavía un poco mejor, un pelo más agresivo. Hoy ha sido impresionante también, pero fue más de saque y volea. Después de lo de Federer, éste ha sido mi mejor partido en mucho tiempo", aseguró.

López quiere estar el mes próximo en el equipo español de Copa Davis que jugará ante Alemania en Bremen.

"El capitán confía mucho en mí, y yo espero poder estar en esa eliminatoria. Es un año en el que podemos llegar lejos, y estamos todos muy ilusionados. Si se da la suerte y hacemos las cosas bien, podemos jugar la final. Y sería
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|16:59
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|16:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes