Murió Iván Heyn, subsecretario de Comercio de Argentina

Discutidor, verborrágico, heterodoxo, pragmático, obsesivo, autoritario, promisorio, camporista, "Soldado K". Estos son las huellas del joven economista que llegó al Gobierno en 2008. Informe de ElObservador.com.uy

El juez penal de 13º turno, Homero Da Costa, aseguró que se trabaja en la hipótesis de suicidio en la muerte del funcionario argentino Ivan Heyn, subsecretario de comercio exterior, quien apareció ahorcado en su habitación del hotel Radisson, donde participaba de la cumbre de presidentes del Mercosur.

“Aparentemente es un suicidio, recién comenzamos la investigación”, dijo el magistrado, al retirarse del lugar, donde llegó junto al fiscal, el forense y funcionarios de policía técnica, quienes estuvieron alrededor de una hora tomando pistas dentro del hotel.

La inesperada y trágica noticia provocó un operativo policial extra, aparte del que ya estaba montado para la seguridad de los presidentes de la cumbre. Por eso se cortó el tránsito de la calle y la acera en la puerta principal del Hotel.

Según informaron a fuentes policiales, Heyn estaba solo y con la puerta cerrada. El funcionario atendió a los llamados telefónicos para asistir a una reunión, por lo que ante la demora, sus compañeros solicitaron autoridades del hotel que abrieran la puerta. Así, a las 14:25 se hallaron con el funcionario ahorcado

publicado en elobservador.com.uy - hora 18.57


Iván Heyn era una joven estrella en ascenso en el firmamento K. A sus jóvenes 34 años, ya los coronaba con laureles importantes. Graduado con honores en la UBA, para el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner ya tres misiones delegadas por el Gobierno nacional.

Algunos lo habían bautizado el "Julio De Vido de La Cámpora". Este año se había hecho cargo de la Subsecretaría de Comercio Exterior, bajo las órdenes del polémico Guillermo Moreno. Pero también había sido designado por parte del Estado nacional como director de la siderúrgica Aluar y presidente de la Corporación Puerto Madero -un organismo descentralizado que administra todo el mercado inmobiliario en el barrio más caro de la Capital-.

El hasta ahora fiel exponente del pensamiento económico K, había sido en 2002 presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires, tras haber fundado y dirigido la agrupación política "Tontos pero no Tanto" -TNT-, que creó junto a otra estrella kirchnerista: Axel Kicillof. Licenciado en Economía, con un máster en Economía y Desarrollo Industrial de la Universidad General Sarmiento.

Años después formó parte del equipo de asesores de Daniel Filmus en su intento por ser jefe de la Ciudad de Buenos Aires e integró la lista que llevó a Juan Cabandié como legislador de la ciudad porteña. Pero al Gobierno llegó de la mano de la ex ministra de Economía, Felisa Miceli, cuando tenía apenas 28 años para ser luego Secretario de Industria.

En la actualidad, estaba alineado con el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zanini y su nombre sonaba con fuerza para reemplazar a Moreno.

En el perfil que traza La Nación, una anécdota familiar de la crisis del 2001 parece una huella del futuro. Su padre, dueño de una fábrica de correas industriales, quebró con la crisis. Estuvo a punto de suicidarse.

Definido como obsesivo, hiperkinético, autoritario al estilo K y muy exigente, bailarín de tango, discutidor y verborrágico, heterodoxo y pragmático. "Soldado K", finalmente. Así se apaga, en una inesperada circunstancia no del todo clara todavía, la estrella de uno de los funcionarios aportados por La Cámpora al Gobierno nacional.
Opiniones (0)
17 de noviembre de 2017 | 22:06
1
ERROR
17 de noviembre de 2017 | 22:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia