Hoy se convertirá en ley el cambio en el impuesto a las ganancias

El proyecto, que tuvo aprobación de la Cámara de Diputados el 8 de agosto pasado, recibirá tratamiento del Senado durante esta jornada. Beneficiará con exenciones o reducciones tributarias a unas 800.000 trabajadores. Especialistas afirman que tiene errores.

El Senado convertirá hoy en ley la modificación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo en plena campaña electoral y que beneficiará con la exención o la reducción de lo que deben tributar al fisco a más de 600.000 trabajadores en relación de dependencia.

Dejarán de pagar este tributo los trabajadores casados con dos hijos que ganen menos de 4.577 pesos mensuales. Sucederá lo mismo con los solteros cuyos salarios no excedan los 3.346 pesos.

La ley que hoy se modificará data del año 2000, cuando armó la famosa "tablita" José Luis Machinea, el entonces ministro de Economía. Según la regulación, quien ganaba hasta $39.000 al año podía aplicar el 100% de las deducciones posibles (hijos, esposa, etc.) a  Ganancias. De $ 39.000 a 65.000, la deducción era de 90%. Hasta $ 91.000, 50%. De allí en adelante y hasta 221.000 pesos, la deducción iba reduciéndose hasta llegar a cero.

 Esta es la ley que se modifica. Con esto, el gobierno nacional asegura que con la reforma se beneficiarán a alrededor de 800.000 trabajadores con ingresos medios, que en algunos casos dejarán de pagar Ganancias y en otros afrontarán menores descuentos.

 A partir de ahora, para un trabajador soltero el mínimo no imponible (el sueldo libre de impuesto) se eleva de 2.769 a 3.346 pesos. Y para el casado con dos hijos, de 3.692 a 4.577 pesos.

Además, se elevaron de $3.000 a $4.000 las deducciones por hijo y de $6.000 a $8.000 por cónyuge; y se estableció una suba de $28.500 a $36.000 en la deducción especial que se toma como base de los descuentos para el cálculo del monto a tributar.

El director de la AFIP, Alberto Abad, aclaró que la rebaja del impuesto significará un aumento en los sueldos medios de un 9% y en los sueldos más bajos la mejora orillará del 12%, siempre retroactivo al 1º de enero pasado.

Al ser retroactiva, la reforma implica la devolución de los impuestos pagados de más desde principios de enero hasta su aplicación definitiva. Y desde el gobierno afirman que "en uno o en dos meses" se cobrará el retroactivo, es decir, en plena campaña electoral.

Asimismo aseguran que el costo fiscal de esta modificación es de 1.500 millones de pesos y que por el mayor consumo que traerá aparejada la mejora salarial, ingresarán al Fisco unos 300 millones de pesos.

Abad señaló también que esta reforma es posible por la suba de la recaudación estimada en unos 17 mil millones de pesos mensuales.

El error de la nueva ley

Para muchos la modificación propuesta para la tabla de disminución de las deducciones personales provoca un salto en la imposición, lo cual deriva en un tratamiento desigual hacia contribuyentes que tienen la misma capacidad contributiva.

El proyecto, aseguran, tiene un grave error técnico. Ese error determina que un empleado que reciba un aumento de sueldo puede pasar a tener un menor ingreso en su bolsillo.

Uno de los ejemplos planteados por los especialistas es que, para un trabajador que cobraba 7.000 pesos netos al mes, al aprobarse el proyecto, pagará 630 pesos por mes de Ganancias y así cobrará 6.367 pesos por mes.

Si este empleado recibe un aumento de 100 pesos al mes, entonces ganaría 92.300 al año, lo que le significaría un cambio en el impuesto. Por lo tanto, deberá pagar $1.073 en Ganancias, quedándole 6.027 pesos al mes. Así por cobrar 100 pesos más, ganaría 340 pesos menos.

Si este trabajador recibiera 1000 pesos de aumento, pagaría 1.315 pesos y un ingreso de 6.685. Es decir, sólo irían a su bolsillo de ese incremento, 318 pesos y el Fisco cobraría 682 pesos de  Ganancias.

Esto pasa porque la tablita de Machinea (que se mantiene) reduce lo que se puede descontar del impuesto (mínimo no imponible y las deducciones) a medida que sube el salario. Y entonces, ante un incremento del salario, Ganancias puede pegar un salto tal que confisque gran parte y todo el aumento, y hasta una parte del sueldo anterior.

Para el economista Juan Oklander, especialista en temas impositivos "tanto o más grave aún es el 'desagio' de todas las deducciones personales que puede llegar a su desaparición a medida que se obtienen aumentos. Con el agravante de haberse implementado con un gravísimo error técnico, como es el que hace que, en determinado nivel de la escala, a un aumento de sólo $ 1 en el salario, el impuesto crezca, produciendo una reducción del salario de bolsillo de proporción descomunal."

Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 07:02
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 07:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'