Deportes

Un discapacitado logró cruzar, a nado, el Río de La Plata

Gustavo Villarreal, un atleta argentino de 51 años, que perdió una pierna hace tres décadas en un accidente de tráfico, pudo llegar desde Uruguay hasta Buenos Aires. “No sólo es el más ancho del mundo sino que es el más difícil para nadarlo de verdad”, contó.

Un argentino de 51 años, que perdió una pierna hace tres décadas en un accidente de tráfico, se convirtió este fin de semana en el primer discapacitado en cruzar a nado el Río de La Plata desde Uruguay hasta Buenos Aires, según contó hoy a Efe el protagonista de la hazaña.

"El río no sólo es el más ancho del mundo sino que es el más difícil para nadarlo de verdad. Tiene olas a favor que te tapan, corrientes en contra, del lado izquierdo y del derecho, y encima te tira hacia abajo, es muy difícil, tienes que tener mucha fuerza", relató Gustavo Villarreal, funcionario jubilado.

La travesía arrancó a primera hora del domingo a siete kilómetros de Colonia, en la costa uruguaya, y terminó diez horas después en el puerto de Buenos Aires, donde lo recibió una pequeña comitiva de amigos y familiares.

Villarreal, que ya había intentado la proeza en otra ocasión, pero que tuvo que suspenderla a mitad del recorrido por recomendación de la Prefectura Naval debido a las malas condiciones climáticas, nadó acompañado por una lancha en la que viajaba un equipo de apoyo, su mujer y su médico.

"Ahora veo los vídeos que grabó mi mujer y me asombro de cómo metía el brazo para poder afrontar el riesgo. Fueron 52 kilómetros, pero me parecieron 150. La verdad es que nunca salí tan cansado, y mira que hice anteriormente dos travesías de más de 70 kilómetros por el río Paraná, que me demandaron más tiempo de nado, pero ninguna tan pesada como ésta", admitió el nadador.

Cuando Villarreal tuvo el accidente de moto en 1982, en el que perdió la pierna, cayó en una fuerte depresión que lo introdujo en el mundo del alcohol y las drogas, pero hace diez años, gracias al apoyo de su mujer, logró superar su adicción.

Por eso, el lema de su travesía es "No a las drogas, sí al deporte", con el objetivo de incentivar a otras personas en su situación a seguir su ejemplo.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 03:35
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 03:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho