"Cien años de soledad", best seller en China

La celebración de la venta de más de un millón de ejemplares en chino de "Cien años de Soledad", de Gabriel García Márquez, y la presentación en mandarín de "No vengo a decir un discurso", reunió en Pekín a estudiosos de la obra del escritor.

"No hemos ganado dinero, pero no perdimos. Es un gran escritor y seguiremos publicando sus libros. Además, hemos conseguido eliminar de las casas de edición las versiones pirateadas, todo un desafío", dijo Chen Mingjun, director de Thinkingdom Media Group, que publicó la obra en mayo.

Chen consideró que haber conseguido los derechos de autor de García Márquez tras 44 años de intentarlo, fue algo muy importante para la editorial que dirige, ya que subrayó que "es un gran escritor y una riqueza literaria para toda la humanidad y los chinos -apostilló- deben leerle legalmente".

De la compilación de discursos del autor colombiano, traducidos por Li Jing (profesora de la Universidad de Nankin), se imprimirán "unas 150.000 copias", y en 2012 saldrán en chino otras dos obras El amor en los tiempos del cólera y El general en su laberinto, añadió Chen.

El director de la editorial reconoció que los derechos de autor pagados por publicar a García Márquez en chino son superiores a los de otros autores en español, que se sitúan entre los 5.000 y los 8.000 dólares, pero no dio cifras.

En solo seis meses, la primera novela del autor colombiano en publicarse legalmente en China encabezó las listas y ganó el premio anual al libro más seleccionado por los medios de comunicación, indicó la editorial en un comunicado.

En el coloquio que siguió a la presentación de la nueva traducción en el Instituto Cervantes participaron Murong Xuecun (escritor finalista del Man Asian Prize de Hong Kong), Shi Hen (guionista), Li Chengpeng (comentarista deportivo y escritor) y Fan Ye (traductor de "Cien años de soledad" y profesor de la Universidad de Pekín).

Todos reconocieron que muchos escritores chinos plagiaron el comienzo de la famosa novela.

"García Márquez no es uno de los grandes, es el más grande de los escritores vivos, al que le deseo que viva muchos años para seguirle leyendo", dijo Murong, tras recordar que el autor de "Cien años de soledad" destaca también por "sus posiciones políticas, a menudo críticas con las democracias occidentales y con el imperialismo norteamericano".

Según Li, el autor colombiano escribe desde la "honestidad" y la "emoción", recogiendo por igual "los sentimientos nobles y lo vulgar", sin escatimar nada, "libre de la autosatisfacción de muchos otros autores que se definen como intelectuales".

"Todos podemos sentirnos ciudadanos del país de 'Cien años de soledad'. La literatura es la posibilidad de otros mundos distintos al propio, algo fundamental que nos da resistencia y aguante cuando la realidad no lo permite", afirmó Shi.

Para Fan, "Gabo" es el autor total: el izquierdista encuentra en Cien años de soledad la noción de la revolución, y el derechista el mensaje de que las revoluciones han fracasado mientras que el apolítico encuentra amor y aventuras.

Para Li, "tradicionalmente en China se consideró a 'Gabo' como un autor revolucionario. Pero, más importante que la ideología es su idiosincrasia y capacidad para beber de una tradición oral a medio camino entre la fabulación y la realidad".

"La diferencia con los autores chinos es que su literatura no es dogmática sino humanista", concluyó Murong.

Fuente: EFE
En Imágenes