Rivadavia, entre pulperías, talleres y próceres

Rivadavia llega a la Vendimia 2008 con Verónica Cremades como reina departamental. Fue elegida en la fiesta "Rivadavia, corazón de vendimia". Antes de ser declarado departamento en 1884, tuvo varios nombres: La Ramada, Las Ramaditas, Villa de San Isidro. Finalmente tomó el nombre de Rivadavia en homenaje al prócer. Ha coronado cuatro reinas nacionales.

Rivadavia llega a la Vendimia 2008 con Verónica Cremades como reina departamental. Fue elegida en la fiesta "Rivadavia, corazón de vendimia". Antes de ser declarado departamento en 1884, tuvo varios nombres: La Ramada, Las Ramaditas, Villa de San Isidro. Finalmente tomó el nombre de Rivadavia en homenaje al prócer. Ha coronado cuatro reinas nacionales.

Verónica Cremades representó a La Central y es técnica en Gestión de Empresas; tiene 21 años, ojos verdes y cabello rubio; mide 1,67 mts.
Su fiesta departamental, "Rivadavia, corazón de vendimia", se realizó el 3 de febrero, en el anfiteatro Municipal Dr. César Plástina, bajo la dirección general de Oscar Molina. El guión de Elda Leoz de Delgado buscó llegar a un clima de ternura para desgranar historias y un camino de progreso. Se desarrolló con un lenguaje simple y entendible con corte literario y se basó en las historias de vendimiadores que un abuelo relata a su nieto.

El carro

NO TENGO INFO


El departamento

Las tierras que corresponden hoy al territorio de Rivadavia estuvieron habitadas por los huarpes. Según antecedentes, esta población nació con el tráfico de carretas que desde el sur o viceversa debían atravesar el río Tunuyán. Esto dio motivo a la construcción de ramadas en ambos lados del río que sirvieron para alojar a los viajantes. A su alrededor se instalaron pulperías y talleres, siendo los primeros de artes y oficios.

Así, lentamente fue creciendo un poblado que el costumbrismo llamó La Ramada, y después, Las Ramaditas. Luego cambió el nombre por la Villa de San Isidro, la cual fue elevada a departamento el 18 de abril de 1884. También se le cambió el nombre por Rivadavia en homenaje al prócer. Su patrono departamental es San Isidro Labrador, en homenaje a la advocación de la primera capilla departamental.

Posee un circuito turístico muy atractivo, el cual posee un “centro comercial” que se extiende con el paso del tiempo, obliga al visitante a recorrer su geografía entre acequias y canales, pasearse por la Plaza Departamental “Bernardino Rivadavia” y visitar la Parroquia “San Isidro Labrador”.
 
Una interesante gama de atractivos que se suman a sus museos: el Histórico “Ramón Pérez Fernández”, el Americanista “Valle de Uyata” y el “Histórico Militar La Central”. Una expresión turística que se liga a su cultura es el Teatro Municipal “Luis Encio Bianchi”. La ruta viajera obliga a encontrarse con el dique “Gobernador Tiburcio Benegas” para llegar al Embalse “El Carrizal”, espejo de agua que cobija clubes en sus márgenes donde se puede acceder a cabañas, churrasqueras, quinchos y practicar deportes náuticos o pesca deportiva.

El paisaje rivadaviense, típico de una Mendoza viñatera, obliga al visitante recorrer viñas y parrales, bodegas y frondosas quintas donde se observa el fruto del trabajo y el esfuerzo. Además, Rivadavia cuenta con una amplia producción de vides y frutales, fábricas de aceite y establecimientos industriales frutihortícolas.

Rivadavia ha coronado cuatro reinas: Francisca Jahan (1952), Nury Nilda Aro (1983), Viviana Lucero (1990) y Dana Cecilia Otero (2004).
Opiniones (0)
17 de enero de 2018 | 20:15
1
ERROR
17 de enero de 2018 | 20:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos