Paul Oakenfold en Mendoza, llegando al climax

Paul Oakenfold, uno de los Djs más renombrados del mundo deleitó a los amantes de la música electrónica en Mendoza.

La gira We are the planet perfecto desenbocó en nuestra provincia, un show que definitivamente no nos podíamos perder. La noche del sábado comenzaba tranquila, como la calma que antecede a la tormenta, el pronóstico ya era inevitable, el predio se estaba por transformar en una ola de gente sedienta de Trance.

Y así fue, apenas tomó las bandejas, el público se activó instantaneamente, gente de todas las generaciones integrados por una misma pasión. A medida que se generaba el climax la fiebre mendocina iba levantando temperatura. La euforia llegó a su punto máximo, casi cómo un recital de rock, cuando los fans se treparon a las vayas y hasta algunos se sacaron las remeras alentando a un Paul que les siguió el juego en toda la noche.

Algunos momentos culmines fueron cuando Paul se encargó de remixar el tema de Soda Stereo "Música Ligera" donde fue coreado como si tratase de un recital de la misma banda.
Quizas lo que restó un poco el show, fue la ambientación y/o escenografía que hubiera requerido una producción a la altura del invitado. Y el hecho de que había demasiada publicidad que se interponía todo el tiempo, como los dos proyectores a los costados del escenario. Se provocaba una molesta contaminación visual.

También la seguridad no se mostró a la altura de las circunstacias con algunos malos tratos con los expectadores, como cuando empujaron a una chica que se encontraba en el suelo para alejarla de las vallas. Era una chica, está claro que los empujones por parte de personas que le doblan en peso y tamaño está innecesariamente demás.

Más allá de estos detalles que no podemos obviar, e invitan a seguir mejorando la calidad de los shows, el resultado de semejante visita fue altamente positivo, esperemos que Mendoza se transforme en parte del circuito que recorren estos artistas de incalculable talento.

En los 90

A lo largo de los noventa un género conquistaba poco a poco las mentes y corazones de los adictos a la música electrónica. Se trataba del Trance. Otra fusión de ritmos, sonidos y elementos tribales que partiendo del rave y retomando algunas viejas lecciones del progresivo revitalizaba la escena musical en toda Europa. Como era de esperarse el Trance fue adoptado inmediatamente por Paul Oakenfold quien lo hizo parte consistente de su dieta musical desde mediados de los noventa. Para 1997 cuando ya estaba en el Cream Oakenfold estaba en camino de convertirse en el más representativo portaestandarte del Trance en el mundo.

Paul Oakenfold también ha trabajado en bandas sonoras de películas como Matrix, Sowrdfish y Die another day. También incursionó en el mundo de los video juegos con Goldeneye y mezcló algunas pistas en el mundialmente conocido Fifa 2005.

Foto de portada: Oveja
Fotos nota: Pepino

Opiniones (1)
22 de agosto de 2017 | 06:31
2
ERROR
22 de agosto de 2017 | 06:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nenes: Se dice "VALLAS", no "vayas". ok?
    1
En Imágenes