Deportes

"UCI o ASO": La CAS se declara incompetente y sigue la guerra

La Corte Arbitral del Deporte (CAS) se declaró hoy incompetente para decidir en el conflicto entre UCI y ASO, empresa organizadora de la París-Niza, que comienza el domingo sin saber aún qué equipos se atreverán a tomar la salida.

La CAS aseguró hoy no ser competente para tratar el asunto, por lo que el presidente de la UCI (Unión Ciclista Internacional), Pat McQuaid, dijo hoy a la agencia dpa que los equipos deben decidirse entre "cooperar con el organizador ASO o con la federación internacional".

"Hay rumores sobre una liga propia. Si (los equipos) quieren ir con la ASO, entonces que lo hagan del todo", afirmó el irlandés, quien en ese caso, descartó que sea posible un regreso al organismo internacional.

"Los equipos no pueden jugar a dos bandas. La exclusión debe ser una opción", agregó manteniendo el pulso.

Se esperaba que la CAS pudiera mediar después de que la UCI amenazara con sanciones a los equipos que corrieran la París-Niza, carrera que se desvinculó del organismo internacional.

Según un portavoz del equipo Gerolsteiner, los equipos deliberaron hoy en la capital francesa sobre la situación tras la inscripción de 19 equipos para la París-Niza. El plazo para tomar una decisión definitiva vence el domingo, antes del prólogo en Amilly a las 12:00 horas (11:00 GMT). El equipo español Euskaltel ya aseguró que estará allí.

Los británicos Mark Cavendish y Bradley Wiggins en tanto declararon que no correrán para no poner en peligro su participación en los Juegos Olímpicos en Pekín en agosto.

La asociación de equipos profesionales (IPCT), que representa a todos los conjuntos que compiten en la serie de carreras UCI ProTour, pidió el miércoles que quería que la CAS decidiera sobre el asunto.

Amaury Sport Organisation (ASO), empresa organizadora también del Tour de France, no acepta las condiciones de participación que impone UCI y decidió establecer sus propias normas. La UCI respondió amenazando a quienes participen en la carrera "rebelde" con sanciones que podrían llegar a la exclusión del Mundial o de los Juegos Olímpicos.

La Unión Ciclista Internacional abrió hoy además expediente disciplinario contra la Federación Francesa y su presidente, Jean Pitallier, así como contra Eric Boyer, el jefe de la IPCT.

Según la UCI, Pitallier y la Federación Francesa tienen también una responsabilidad en esta disputa. Los franceses quieren que la París-Niza se desarrolle según las reglas de su Federación, mientras que la UCI insiste en que se realice esa tradicional carrera según los estatutos internacionales.

Boyer, por su parte, reprocha al organismo internacional haber alentado a los corredores a participar en dicha competencia y en consecuencia, a violar las reglas de la UCI.

"No hay motivo para que la ASO no ponga la París-Niza en el calendario de la UCI", señaló McQuaid, quien incluso reconoció al diario francés "Le Monde" que se trataba de un chantaje. Por causas financieras, los equipos se sienten obligados a participar en la París-Niza, ya que, de lo contrario, se arriesgan a no ser invitados al Tour.

El organizador sólo quiere sumar poder en el ciclismo, prosiguió McQuaid. "La ASO es una empresa que sólo debe responder ante sus accionistas. La UCI es una organización democrática e internacional que representa los intereses de todos los que integran el ciclismo", contrapuso.

"Espero que prevalezca el sentido común. No me hace feliz hablar del despido y de sanciones a personas. No le hace bien al ciclismo", dijo el presidente de la Unión Ciclista Internacional.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|20:36
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|20:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic