Niní Marshall stand up: la gran dama del humor argentino
Su nombre real era Marina Esther Traveso y fue comediante radio, filmó más de 40 películas, protagonizó una docena de programas de televisión y más de diez obras de teatro por las que circularon sus inolvidables personajes. Aquí, una muestra del humor pícaro y gentil de "nuestra Cervanta".

La llamaron “la Chaplin con pollera” y fue la más grande capocómica argentina y de Latinoamérica, a partir de su agudo poder de observación que le permitió construir desde el humor una suerte de comedia humana.

Su nombre real era Marina Esther Traveso (Buenos Aires 1903-1996) y fue ilustradora de revistas, cancionista, comentarista y protagonista de comedias en la radio, escritora, filmó más de 40 películas, protagonizó alrededor de una docena de programas de televisión y más de diez obras de teatro por las que circularon sus inolvidables personajes, entre ellos Catalina “Catita” Pizzafrola Langanuzzo, Cándida Loureiro Raballada, Doña Pola, Mónica Bedoya Hueyo de Picos Pardos Sunsuet Crostón y Belarmina Cueio.

A lo largo de su extensa y exitosa carrera recibió un centenar de premios y reconocimientos en Argentina, distintos países de Latinoamérica y España. María Elena Walsh, la llamó “Nuestra Cervanta” porque “sólo un prodigioso dominio del idioma le permitió a Niní descalabrarlo, travestirlo y lanzarlo a las efímeras ondas del éter”.

Una de sus biógrafas, Susana Degoy, escribe que “de la mano de Niní, los argentinos nos reímos de nosotros mismos, de la prepotencia y de la cursilería, de la mezquindad y de la picardía. También de su mano aprendimos a respetar la melancolía y los caprichos de los abuelos inmigrantes”.

Cándida: “Colón era
más jallego que el
chorizo
con jrabanzos”.
Catita: “¡As noches! Catalina Pizzafrola a sus pieses, desde hoy una amiga más”.

Catita: “Hay cada uno má de cuatro”.

Catita: “... porque ojos que no ven, si te he visto no me acuerdo”.

Catita: “Y como le dijo el bagual a la baguala: cada cual con su cada cuala”.

Catita: “Ah, si yo les contara… Cashate lengua que no quiero hablar”.

Catita: “Los hombres son todos unos masculinos”.

Catita: “Ayer fui a un concierto. Ay mire, de no ser por la música, que es lo que arruina todos los conciertos, ¡nunca he visto un concierto con gente mejor vestida!”.
 
Catita: “Que me se caiga la lengua a pedazos y que no la pueda rejuntar si miento”.

Catita: "Fetivamente, Don Alvar Nuñez. La madre es el ser que nos ha dado el ser, y cuida de nuestro ser, como debe ser, a saber: de pequeños, alimentándolos personalmente, o sea, dándoles el busto, y de adúlteros, dándoles sabios consejos pa’ efectuar la másima que dice: Manzana en córpores sanos…".

Catita: “Tuvimos en Nueva York… que está más arriba del Mesico a la izquierda de las Uropas. Allí tuvimos en el Empire Estate… ¡hasta dónde llegará que toda la azotea esta alambrada pa que no se metan los aviones! Me dejó etupefata Broguai de noche, eluminada como de día… todo elétrico… hasta te fusilan con eletricidad allá!!!”.

Catita: “Una licuadora para cada tipo de jugo, porque en casa toda la comida se hace electrocutada”.

Catita: “Cuando entramos ya estaban tocando. Le pregunto al acomodador: “¿Hace mucho que empezaron?”. “Están en la Novena Sinfonía” me dice. ¡Desgracia humana! ¡Nos perdimos las otras ocho!”.

Cándida: “Me llamo Cándida Loureiro Ramallada, Loureiro por parte de padre…vengo de Pedrofrita de Ferreiro, que viene a quedar pasando la ría, junto al muelle de pescadores, cerca de la casa de Loredo, pasando la casa del tío Antonio, enfrente de la ferretería de la tía Presentación, mismísimamente ahí está mi casa”.

Cándida: “Colón era más jallego que el chorizo con jrabanzos”.

Cándida: “¡A mí pueden convencerme por la fuerza pero con razones…jamás!”

Cándida: “¡Ay! Lo que semos y en lo que nos convertemosh dizía mi padre mientras miraba la calavera de un burro”.

Cándida: “Yo me quedé hecha un yelo cuando me lo dijieron”.

Cándida: “No me levante la voz, señora. Una de las dos está de más en esta casa. O se va osté o me quedo yo.”

Mónica Vedoya Hueyo de Picos Pardos Sunset Crostón: “¿Si no me duermo en los conciertos y en las conferencias, dónde querés que duerma?”

Mónica Vedoya Hueyo de Picos Pardos Sunset Crostón: “Qué onda me estás tirando, loco? ¿Me permitís el tubo? ¿Aló? ¿Meneca? Aquí Mónica con depre…  ¿Qué si fui al Colón? ¿Pero vos estás demente? ¡No pienso pisarlo en mi vida! ¿Me asumís? ¡Ofendida no! ¡Herida…! Herida en lo más profundo de mis aristocráticos sentimientos. Alquilar ese glorioso escenario…  ¡Yo me quedé frappé! Es como si alquilaran una bóveda en la Recoleta para enterrar a un pizzero! ¡Qué tarúpidos”.

Doña Pola: “El dinero no es todo en la vida… pero calma los nervios”.

Doña Pola: “Le cambiamos la categoría a la sirvienta. (...) Le dijimos: "Manuela, después de tanto tiempo de servicio, cambiamos la categoría. Ya no la vamos a considerar como una persona de servicio, sino como una persona de la familia. Por lo tanto, no le vamos a pagar sueldo". Al empleado del negocio le redondeamos la mensualidad. Le pagamos lo mismo que antes pero no en billetes cuadrados, sino en monedas redondas. Lo redondeamos".

La Manteca Argentina: “Gentiles oyentes, les habla La Manteca Argentina. Voy a pedir ante todo que se me permita la modestia de un autoelogio, que no tiene otro fin que el de ayudar, guiando y aconsejando al ama de casa, en bien de los suyos y de la organización de su hogar, destruyendo la calumnia que sostiene que el frecuente uso de la manteca eleva el presupuesto de la cocina a las nubes” (cuando daba recetas de cocina por radio).

Doña Pola: “El dinero no es todo en la vida… pero calma los nervios”.

"El asqueleto"  (Catita)

"El asqueleto de la persona viena ser el ser de gueso que tiene adentro del ser de carne todo ser humano pa sostenerlo y empedir su derrumbamiento, porque si seriamo de solo carne, sin armazón interna, pareceriamo gusanos lo cual quedariamos muy repugnantes. El asqueleto esta compuesto por un montón de guesos, que según ande estean, toman el nombre del organo que rellenan, como ser los guesos de la cabeza, que son los que arman el claneo, pa que uno pueda ponerse el sombrero o la peluca y que se denominan calavera. En las calaveras fallecidas se oservan unos guesitos sueltos liamados dientes, muelas y colmillos, que cuando se caen, son reemplazados por los dientes postizos, liamados prótesis, que son de sacar y poner o sea de lavar y planchar o como le dicen en ingle, de wos an guere

"Del claneo, parte la columna vertebral o sea el espinazo, que empieza en el pescuezo y termina donde uno se sienta. Esta formado a las especie de un coliar de carreteles enebrados por la medula o caracús, liamados también osso buco o tuétano, como la enfermada producida cuando penetra tierra con porquería en un rajunion, y que después hay que cortar rajunion con miembro y todo pa que no suba la cangrena al corazón y el tipo reviente, todo por culpa del tuétano. En el pecho de bajo de los petorales tenemos un costillar que forma una specie de jaula, con garrotes de gueso pa proteger las entranias liamadas también henchuras, las cuales varían en su aspeto pues hay personas que tienen malas entranias endemientras que otras poseen lindas henchuras.

"A los costados del pecho, esisten las etremidades superiores o sean los brazos que contienen el omoplato, el humedo y la radio, y otros guesos que no se me acuerdan… En vez las extremidades inferiores, se encuentran debajo de la barriga, vulgarmente liamada adomen y sirven pa rellenar las piernas y cual su nombre lo endica, pa caminar y correr, así como los guesos de las caderas sirven cual su nombre lo endica pa bailar rocanroll.

"Las piernas rematan en los pieces, el pie costa del tarso, el metatarso y los dedos de los cuales el mayor es el dedo gordo, que posee un juanete y una unia encarnada.

"Algunos organos poseen dobles esqueletos, como ser el antebrazo, que a su vez tiene el cubito y la radio y la antepierna, que también tiene dos: la tibia y el perone. En cambio otros organos no poseen ningún asqueleto en su interior, como ser la lengua, por lo cual es liamada “la sin gueso”.

"Y al proposito, dejando de darle a la sin gueso, corto aquí mi disertación, chas gracias y hasta la prosima, si dios quiere y los da salú".

Un paseo encandior (Catita)

"¡As noches!...  Seré curiosa: ¿me empresta el teléfono, si no le es molestia? Permiso. Viá llamar a mi novio (Marca), a ver si desde aquí tengo más suerte, porque hace una semana que no consigo comunicarme. ¡¡¡Hola!!!¿Con quién hablo?... ¡El señor Benedito Provolone, si me hace el osequio... De parte de Catalina Pizzafrola a sus pieses… desde hoy una amiga más... ¡Se cortó! (Cuelga) ¡Cómo andan estos artefatos!... (Marca) A ver si lo pesco en el garage...  (Tararea una cancioncita) ¡Hola!¿El senior Provolone?... La novia le habla... ¿Qué se fue al estranjero?... ¿Pero a cuál estranjero? ¿A uno cerca o al más estranjero de todos?

"¿Ande se fue? ¿Lo qué? ¡Allí va usté, grosero!... (Cuelga) ¡Hay cada uno má de cuatro!¡ Es enútil! ... no me puedo comunicar con él. Desde el domingo, que me envitó a estrenar la camioneta que acaba de comprar, inoro su esistencia! Me invitó a dar un paseo, y lo pasamos ragio, porque me se coló toda la familia así que en lugar de cargar sólo conmigo, tuvo que cargar con el cuerpo humano de mi amá, los cuerpo humano de los chicos y el cuerpo humano del perro. Y, sí, no lo íbamos a dejar, porque tenemo un perro guardián que cuando se queda solo, se muere de miedo, ¡pobrecito!¡Total que contando el perro y la gallina, éramos diecisiete pasajeros en la camioneta!...

"Sí, a la batarasa también la llevamo, pa que se distrajiera, porque anda tan triste con la muerte de Gardel... ¡Sa, con la muerte del gallo, que le pusimo gardel, porque cantaba que era la locura!... ¡Y claro, la batarasa lo estrania!... ¡Cuando el gallo falleció, ella se enfermó con una fiebre, que hasta ponía los güevos fritos, de la fiebre que tenía! Buá, siguiendo con el paseo... La primera que subió fue mi amá. Pa entrarla hubo que sacarle la puerta a la camioneta, porque mi amá pesa ciento ochenta kilo, y de los kilos más pesados. Sa, no puede adergazar, a pesar de la indicación del dotor, de que coma bife con ensalada p´adergazar... ¡Y eso que la sigue con una costancia!... A la maniana, se toma su jugo de cirgüela, s u café con leche, pan y manteca, su fatura con marmelada, y encima su bife con ensalada p´adergazar... Al almuerzo, se come su cacho de bondiola, sus ravioles al tuco, su estofado con papas, su queso, su fruta y encima, su bife con ensalada p´adergazar. A la tarde, se manda su chocolate con crema, sus pasteles de durce, sus masitas surtidas y encima, su bife con ensalada p´adergazar... Y a la noche ¡a la noche está que revienta!... ¡Pero no adergaza!... ¡Así que entró a los rempujones en la camioneta, y al sentarse, le dejó un ujero en el asiento, que parecía una palangana!...

"Enseguiga metimo la gayina. Al entrar se espantó un poco... y empezó a cacariar como una loca... y enllenó el coche de plumas y de cacareos... pero en cuanto agarró confianza, se posó en el hombro de mi novio, y empezó a picotiarle el ojo... ¡Porque es de cariniosa!... Tras la gallina metimo al perro, que de contento, se puso al lamberle el cogote a Benedito¡Con un entusiasmo!...

"Buá, enseguida entramo a los chicos... ¡El bochinche que hicieron!... porque se peliaban por las ventanillas, subiendo y abajando los vidrios, hasta que mi amá se cansó, y pa darles una leción, de cuatro punietazos acabó con los vidrios... "Ahí está -dijo-. ¡Ahora no hay vidrios pa ninguno! "Entonces Benedito, que es muy fino, le dice: "Señora, ¿porqué no me rompe el parabrisa tamién, así nos entra más fresco?". ¡Y claro, le dio bronca, porque está tan orgulloso con su camioneta!... ¡Y que la tiene adornada como pa una kermese!

"Adelante, en el capote, le ha puesto la estuata de un tal Mercurio,que era un prócer que usaba botines con alas y que está así: en atitú de pegar un volido (Pose). A los costados, dos banderitas; atrás, una cortina con fleco; adentro, cuatro floreros con flores de papel; en el parabrisa, cinco calcamunías pegadas; corgando, de mascota, sus botines de fútbol; y encima del espejo, el retraso de casamiento de los padres.

"Buá, por fin arrancamo...Las primeras cuadras, las hicimos con bastante carma porque con la novedá, los chicos iban entretenidos, uno le escribía en el techo, otro le rascaba la pintura, otro le arrancaba los flecos, otro le escupía en el cenicero... ¡Amorosos estaban!... El Pedrito agarró el plumero, y le hizo una limpieza a la camioneta que no le dejó un ujero sin urgar porque hasta las orejas de Benedito le plumerió... ¡tesoro!...Pero al rato empezaron a ponerse pegajosos. El más chiquito, Canalito, se largó a llorar a los gritos, tanto que mi amá no tuvo más remedio que darle... el busto...Si, porque mi amá lo alimenta personalmente... Y, tiene ocho meses... Es el hijo número trece... Por eso le puso Canal de nombre... Trece hijos tiene mi amá... "¡Ay, como yo le digo, ¡Basta vieja!" Pero me dice: "Y,Dios me los manda". "¡Si,Dios se los manda, pero usté también, no lo ponga en el compromiso!".

"Buá, por fin se calmó Canalito, y empieza a ladrar el perro...¿endivinen por qué?... Porque vió pasar un perro de policía...que es la ilusión de él: ser perro de policía...pero no podemo costiarle los estudio... Todo lo que sabe hacer es pararse en dos patas que le enseniamo nosotros, y pararse en tres que lo hace por su cuenta, como cualquier perro... ¡Buá, a todo esto, la Mafalda abriendo y cerrando una puerta le agarra una oreja al perro! ¡Desgracia humana!...(A uno) ¿Lo qué? ¿Si perdió la oreja? ¡No! ¡No la perdió!... Filimente la encontramo arriba´e la alfombra!... Pero buscándola, el Nicola saca la cabeza por la ventanilla, y le pasa raspando un ónibus que casi se la lleva!... ¡Miren si se queda sin cabeza pa toda la vida!...

"¡Suerte que Benedito hizo una mañobra que lo salvó, pero con la mañobra, los estrellamo contra el cordón de la vereda!... ¡Ay mi amá! ¡Se tumbó pa un costado que no había forma de volverla a sentar! Recién cuando el Poroto, en un descuido de Benedito, torció el volante y los estrellamo contra el otro cordón, se enderezó mi amá. L´único que en el entrevero, aplastó a la gallina que del susto puso un güevo prematuro, que le dicen...sin cáscara...y claro, se le derramó en la tapicería... ¡Qué pena!...¡Al precio que están los güevos!... ¡Ah, pero el que los dió el gran susto fue el Mingo!...

"Resurta que todo el tiempo se lo pasó jugando a tocar la bocina, a escuenderse, ¿no?... Cuando en una de esas, Benedito distraído agarra un martillo, y sin querer le encaja un martillazo en la mano y le machuca los dedos... (A Uno) ¡Si, sin querer!... ¡Fue una desgracia!... ¡Pobre Mingo!... Pero bien mirado, fue una desgracia con suerte porque se sosegaron todos como por arte de mágica... Hasta el perro, que no había parado de ladrar todo el camino, se sentó como un angel, a rascarse sus insetos...

"Entonces mi amá, aprovechó la tranquilidá, p´abrir la canastra y hacer un pini... (A Uno) ¡Si, un pini adentro de la camioneta, porque era la hora de la merienda, y Benedito ya estaba verde de la dibilidá! (A Uno) ¿Lo qué?¿Qué como quedó la camioneta después del pini? Perfeta, porque los güesos y las cáscaras, las escuendimo abajo´e la alfombra y bebidas no quedaron, porque las que no se tomaron, se derramaron y las lambió el perro, así que todo quedó perfeto.
"¡Regio estuvo el paseo! ¡Regio!... ¡Y Benedito se quedó encantado! Pero yo no sé... Desde ese día no le he vuelto a ver el pelo... y cada vez que lo llamo me dicen que no está, que se fue la China... una atitú tan rara... que no se que pensar... Quizás se desilusionó porque me cambié el peinado, o haberá otra mujer intersetando la senda de nuestro amor.

"¡Vaya a a saber! ¡Los hombres son tan incostantes!".

Patricia Rodón

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (2)
16 de Abril de 2014|16:01
3
ERROR
16 de Abril de 2014|16:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
sergi13 de Diciembre de 2011|14:41
Una personalidad encantadora, incansablemente trabajadora e inteligente, Niní si viera hoy a las taradas que se autoimponen el título de "estrellas" se reiría y con ganas. Perseguida por quién sino? El peronismo, después de la dictadura el gobierno que a más artistas persiguió.
2
nbc13 de Diciembre de 2011|10:23
No sólo era una genia, graciosa, absolutamente querible. Fue en una época en que las mujeres no podían ser protagonistas (salvo como divas de teléfonos blancos), escribía, dirigía, actuaba, se ridiculizaba sin temor alguno. La historia (que parece ahora será re-escrita a gusto y piaccere) le debe un lugar, pues desde el arte fue pionera, y la verdad, no sé si otra mujer tomó la posta. Un ejemplo, que "debió irse" a México en épocas de intolerancia (de ambas partes), que creíamos absolutamente superados y hoy ha resucitado. El exilio de un artista no se justifica nunca, pero la falta de reconocimiento es otra forma de exilio post-mortem. Gracias Patricia.
1
Fotogalería
15 de Abril de 2014
Eclipse lunar
10 de Abril de 2014
Mendoza se va normalizando luego del paro
16 de Abril de 2014
Naufragio en Corea del Sur
16 de Abril de 2014
Atentado en la Maratón de Boston: un año después
13 de Abril de 2014
Impactantes imágenes del desastre en Chile
15 de Abril de 2014
78° Master de golf
8 de Abril de 2014
Venezuela: las paredes de la protesta