Estudios psicológicos al nene protagonista del cuádruple crimen

El chico de 13 años vinculado a la masacre de Mendoza fue trasladado hoy a un hospital neuropsiquiátrico. Los investigadores continúan abocados a determinar el móvil de los asesinatos

El joven fue llevado esta mañana al área Infantojuvenil del Hospital Neuropsiquiátrico Carlos Pereyra, ubicado en la cuarta sección de la ciudad de Mendoza, por orden del fiscal Penal de Menores a cargo de la causa, Gustavo Farmache.

Tras ser sometido a las evaluaciones pertinentes, el chico será nuevamente derivado a dependencias de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF), donde permanece desde la semana pasada a disposición de la Justicia.

Además de aguardar los resultados de los peritajes psicológicos y psiquiátricos, los investigadores están abocados a determinar el móvil del cuádruple crimen, las circunstancias en las  que fue cometido y el orden en el que se produjeron los ataques.

Si bien el adolescente que sobrevivió al episodio declaró ante la Justicia que fue su amigo Ezequiel Miguel (10) quien acuchilló a su madre adoptiva, Mónica Miguel (49), y a sus abuelos Sara García y Alí Miguel, y luego intentó agredirlo a él, motivo por el cual tuvo que matarlo, los pesquisas dudan de esa versión.

Es que no bien fue descubierto el hecho, el chico había asegurado que una persona extraña, vestida de negro y encapuchada, había entrado a la casa y asesinado a todos y que él había sobrevivido gracias a que se ocultó debajo de una cama.

Luego, al declarar ante la Justicia, dio otra versión del suceso y terminó por confesar la autoría del homicidio del niño en supuesta defensa propia.
Pero los investigadores no descartan la posibilidad de que ambos menores de edad hayan cometido los ataques a los adultos y luego se hayan agredido mutuamente.

Una pista que se sigue, y que surgió de dichos de allegados y vecinos, es que ambos chicos -que solían pasar muchas horas juntos y jugar en la computadora del menor de ellos- se pelearon por la propiedad de un pendrive, discusión en la que pudo haber intervenido Mónica Miguel.

Según esa hipótesis, los dos niños pudieron haber atacado a cuchillazos a la mujer, ya que su cuerpo es el que más heridas punzantes presentaba, cerca de 20.

Allí, siempre según esa pista surgida de voceros de la pesquisa, se habría desatado la masacre, que continuó con los abuelos y luego con el crimen del menor de los chicos.

Esta mañana, autoridades del colegio Héroes de Malvinas, al que asistía Ezequiel, resolvieron suspender las clases en el turno mañana por duelo.
El chico cursaba allí cuarto grado y, según fuentes vinculadas a la pesquisa, registraba serios problemas de conducta por lo que era observado por especialistas psicólogos y psicopedagogos de la Dirección General de Escuelas.

Ayer, el jefe de la policía mendocina, Juan Carlos Caleri, admitió que serán de "importancia" los resultados de los peritajes psicológicos al adolescente.
En base a los resultados de esos estudios y a los elementos que surjan de la pesquisa, se resolverá si el adolescente, que es inimputable, será enviado a un instituto de menores o entregado en guarda a algún familiar.

El cuádruple crimen fue cometido la noche del jueves pasado, en una vivienda del barrio 8 de Mayo, de Las Heras.

Según las fuentes, Mónica y Alí Miguel fueron hallados ya sin vida, mientras que Sara García y Ezequiel murieron cuando eran trasladados en ambulancia a sendos hospitales de la zona.


www.infobae.com
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 23:46
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 23:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial