Mendoza tiene nuevo gobernador, juró Francisco Pérez

Francisco"Paco" Pérez acaba de jurar ante la Asamblea Legislativa y ya es gobernador de Mendoza. Es el octavo mandatario desde que retornó la democracia. Aunque tiene trayectoria como militante, es el primer cargo electivo para el que se postula y que va a desempeñar.

Francisco Pérez acaba de jurar “por Diós, la Patria y los santos evangelios” y se convirtió en el nuevo gobernador de Mendoza. Paco llegó con su familia a la Legislatura provincial y, emocionado, se presento ante la Asamblea Legislativa. Antes, rompió el protocolo y se acercó a saludar a los militantes que lo esperaban, mientras que también escuchó el reclamo de los familiares de personas con discapacidad, que piden la promulgación de la ley.

Luego de la jura, pronunciará un breve discurso ante la Asamblea y luego se dirigirá hacia Casa de Gobierno, donde le tomará juramento a 14 de sus ministros y secretarios. La única que deberá esperar es María Inés Abrile de Vollmer, quien deberá esperar a que el Senado apruebe su designación. Es el octavo gobernador desde que retornó la democracia en 1983 y el quinto que llega al poder en representación del Partido Justicialista.

Pérez llega al sillón de San Martín luego de una carrera política mantenida con bajo perfil hasta hace pocos años cuando fue designado ministro de Infraestructura por parte de Celso Jaque. En ese sentido tiene un recorrido idéntico que el radical Julio Cobos, pues nunca fue candidato a nada hasta que fue postulado para la gobernación.

El nuevo gobernador

Pérez tiene 44 años, está casado con Celina Sánchez  y tiene dos hijos. Como buena parte de la clase política mendocina se recibió de abogado en la Universidad Nacional del Litoral, en Santa Fe. Como anécdota cuenta que hasta trabajó de mozo en esa provincia.

En política trabajó como secretario legislativo del PJ en la Convención Constituyente en la reforma de 1994. Además, cuando el Gobierno nacional intervino la provincia de Catamarca, fue parte de ese proceso como subsecretario de Trabajo.

Antes de ser candidato a gobernador, fue ministro de Infraestructura del gobierno provincial, cargo al que llegó sin tener experiencia en el tema. Desde allí construyó poder. Jaque le delegó no sólo las obras, sino también de la política de vivienda, el petróleo, minería y energía.
Buena parte de su crecimiento político viene sostenido desde Buenos Aires, de la mano del influyente Diego Bossio. Y de hecho gran parte de las expectativas de la gestión de Pérez están puestas con la mirada hacia el Este, es decir hacia Casa Rosada.

El rasgo más distintivo de su personalidad es el temperamento. Tanto que se autodefine como un calentón; pero también sensible. Por eso en varios de los actos previos lagrimeó sin pudor.
Su apodo “Paco”, no sólo tiene que ver con la obviedad de su nombre. También lo heredó de su abuelo y de su padre. Justamente Paco padre también tenía una veta política. El hombre  era odontólogo y llegó a ser intendente de San Pedro, en Jujuy.

La dinastía del PJ

El Partido Justicialista tiene ya a su quinto gobernador desde el retorno de la democracia. Esa dinastía la inició José Octavio Bordón en 1987, quien le ganó la elección al radical Raúl Baglini. El "Pilo" recibió el madno de parte del radical Santiago Felipe Llaver y le pasó el bastón de mando a Rodolfo Gabrielli, quien también le cedió el sillón a otro justicialista, Arturo Lafalla. La racha positiva se cortó alló, con la llegada del radical Roberto Iglesias al poder. En 2003, fue otro radical el elegido: Julio Cobos.

El encargado de retomar el poder para el PJ fue Celso Jaque, quien hoy le pasó el mando a Francisco Pérez.
Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 08:45
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 08:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California