Lo que Celso Alejandro Jaque nos dejó

Celso Jaque deja el poder luego de cuatro años complicados. Gobernó con bajos índices de popularidad, pero logró mantener al PJ a cargo de la Provincia. Logró obras estratégicas, pero falló en demandas puntuales como la vivienda. Se autoimpuso complicaciones con la seguridad e instaló un modelo dependiente de la Nación.

Le temblaba el cuerpo. Celso Jaque entraba al palco oficial del Teatro griego Frank Romero Day, un escenario que siempre le fue hostil, y recibía uno de los repudios más groseros que se recuerde haya tenido un gobernador. Fue el momento más dramático de Jaque, un mandatario que tuvo un tránsito extraño en el poder: ganó las elecciones en 2007 cuando ni siquiera desde su propio partido le tenían fe. Luego, ya en el cargo, gobernó peleando contra la imagen negativa de su gestión, que algunas veces se transformaba en rechazo. Pero hoy, cuatro años después de ese recorrido, le entregará la banda a un gobernador que no sólo es de su propio partido, sino que también fue parte de su gabinete.
La gestión de Jaque tuvo claroscuros que se pueden repasar en algunas claves.

1- El corset de seguridad

Llegó al cargo autocondicionado. Recurriendo a promesas mágicas sobre seguridad le puso plazos a la confianza de la población; crédito que se venció a los seis meses de gestión cuando tuvo que salir a pedir perdón públicamente por no haber cumplido su promesa de bajar el delito en un 30 por ciento. Antes, la decepción había comenzado cuando Jaque no tenía equipo propio para seguridad y debió recurrir al Partido Demócrata.

El autocondicionamiento que se impuso, a manera de un corset, le impidió hablar del tema durante casi toda su gestión, aún cuando hubo indicadores relacionados con los delitos que le favorecían. El destino quiso que se despidiera mal: en su último día como gobernador, ocurrió una de las peores masacres que se recuerde en la provincia, con la muerte de cuatro personas y manifestaciones de vecinos en la calle.

2-Las obras estratégicas y las cuentas pendientes

Jaque repite que de él se van a acordar en muchos años. Hace referencia a las obras estratégicas que sembró. En parte tiene razón. Mientras él era gobernador se construyó la línea eléctrica Comahue Cuyo, que permite ampliar la capacidad y la seguridad eléctrica de la provincia. Además, se construyeron gasoductos importantes como el Beazley La Dormida y cientos de obras de gas en el interior de la provincia. El déficit, por distintas circunstancias, lo tuvo en la construcción de viviendas, misión que le hereda a Francisco Pérez para que lo resuelva.

3-Más mortalidad infantil y crisis sanitaria

Una de las gestiones más criticadas fue la de Salud. También arrancó con el pie izquierdo en el tema, luego de que quiso declarar la emergencia sanitaria en la provincia sin eco en la Legislatura. Allí entregará el gobierno con indicadores que alarmaron: la mortalidad infantil creció en el último año y atravesó la barrera de los 10 niños muertos cada 1000 nacimientos. Es que en 2009 la tasa era de 9,9 cada 1000 niños, y en el 2010 trepó a 11,4. También tuvo, como las gestiones anteriores, conflictos gremiales en el sector.

4-Desempleo bajo y crecimiento

En estos años Mendoza ha mantenido indicadores positivos en cuanto a crecimiento, actividad económica y desempleo. Incluso en muchos de los trimestres medidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, la provincia estuvo en “pleno empleo”, con tasas por debajo de los 4 puntos. También hubo crecimiento, salvo en el 2009 como efecto de la crisis internacional. Buena parte de esos resultados tienen que ver, también, con el desempeño de la actividad privada, que en Mendoza es muy fuerte. Como sea, entregará el gobierno con buenos números en ese sentido.

5-Falta de petróleo y renegociación de contratos

La gestión relacionada con los recursos naturales no renovables tuvo malos resultados. Le tocó adjudicar y controlar a las empresas que se quedaron con las áreas petroleras revertidas. Y en los 4 años de gestión no pudo anunciar el aumento de las reservas de petróleo. Para tener un comparativo, en Neuquén se hicieron inversiones y anuncios enormes acerca de las reservas en zonas petroleras que comparten con Mendoza.

Jaque sí renegoció los contratos con las concesionarias actuales, estirando los contratos. El más importante de esos acuerdos fue firmado con YPF, negociación que le significó a la provincia garantizarse una millonaria entrada mensual de recursos extra y también más regalías.
Además, Jaque tuvo problemas con el desarrollo de la minería, actividad que quiso impulsar en intentos que se encontraron con el rechazo de la población, como fue el caso de San Jorge.

6-Gasto: déficit y sin ahorro

Los representantes del gobierno anterior a Jaque, es decir el de Julio Cobos, aseguran que dejaron la provincia con una holgura financiera que le permitía un buen margen de maniobra. Entre otras cosas, estaba constituido el Fondo Anticíclico. Jaque consumió los millones de esos fondos y siempre tuvo presupuestos deficitarios. Arrastra deudas que heredará al sucesor. Calculan que la provincia necesita financiamiento por más de 900 millones. Pero también logró un importante acuerdo con la Nación para ingresar en el Programa de Desendeudamiento, por el cual se achicó fuertemente el monto de los pagos que la provincia debía hacerle a la Nación, cuestión que también le da más margen de maniobra a Pérez.

7-Un PJ más ordenado de lo que era

En 2007 gran parte del partido justicialista se sentí derrotado antes de las elecciones. Jaque ganó poniéndose la campaña al hombro. Incluso, más allá de las críticas internas que recibe, el PJ seguirá en el poder cuatro años más. En el medio, fundó la “línea Mendoza”, para hacerle frente al sector azul de ese partido. Pero sus intenciones se fueron desilachando. Jaque, con su mala imagen a cuestas, terminó marginado de la lista de candidatos en las elecciones pasadas.

8-El agua y un contrapunto

Jaque heredó una empresa de agua y saneamiento destruida. Obras Sanitarias era manejada por una empresa privada y la desinversión llevó al borde del colapso al sistema de abastecimiento de agua y al saneamiento. Una de las decisiones más trascendentes de la gestión fue la reestatización de la empresa. Técnicamente se realizó a través de la quita de la concesión del servicio a OSM y la creación de una empresa con participación mayoritaria estatal a la que se le entregó el manejo del servicio.
La contracara de esa gestión política fue lo ocurrido con el Departamento General de Irrigación, institución que está en una profunda crisis y que tiene a su principal funcionario enjuiciado.

9-Un particular manejo del poder

Celso Jaque es una persona desconfiada. Por eso delegó responsabilidades importantes en pocas manos. Incluso por momentos todo recayó en una sola persona: el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, su principal colaborador. Tanto fue así, que los intendentes del PJ y otros dirigentes de peso le declararon la guerra interna en medio de la gestión. Ahora, entre Cazabán y Jaque se juraron lealtad eterna y ambos dejan juntos el poder para “volver al llano”.

10- Mayor dependencia de la Nación y promoción industrial

Buena parte de ello tiene que ver más con el modelo nacional de gestión de los recursos. Pero también con la forma en la que gestionó Celso Jaque. La provincia miró más que nunca hacia el Este buscando ayuda desde Buenos Aires. El problema es que las respuestas no siempre llegaron. y hasta hubo decisiones que perjudicaron directamente a Mendoza. Fue el caso de la extensión de la promoción industrial a las provincias vecinas, a través del polémico decreto 699. Jaque tuvo idas y vueltas en la estrategia para frenar ese avance y terminó resignado cualquier posibilidad de reclamo judicial. Hoy el tema está a medio camino y Pérez deberá hacerse cargo.

 
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 08:59
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 08:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México