Por qué la economía se desacelerará el año próximo

Se espera que el crecimiento ronde un 4%. Es decir, durante el próximo año la expansión económica se sostendría pero se registraría una desaceleración sustancial. Los principales factores que seguirán alimentando el crecimiento el año próximo son, por el lado externo, la evolución económica positiva de Brasil y China.

Entre 2003 y 2011, la economía argentina experimentó un ciclo de expansión económica sin precedentes, con un crecimiento anual promedio del 7%, y un avance acumulado superior al 70%. Para 2012 se espera que el crecimiento ronde los 4 puntos porcentuales. Es decir, durante el próximo año la expansión económica se sostendría pero se registraría una desaceleración sustancial.

Los principales factores que seguirán alimentando el crecimiento el año próximo son, por el lado externo, la evolución económica positiva de Brasil y China. La importancia del primero radica en que constituye el principal mercado para las exportaciones argentinas, principalmente en lo que respecta a manufacturas industriales. Mientras que la principal economía asiática opera fundamentalmente como demandante de productos primarios y su demanda externa actúa como sustento del precio internacional de los commodities. Por otra parte, entre los factores domésticos que favorecerán el desempeño de la economía argentina se destaca el desenvolvimiento del mercado laboral donde la tasa de desempleo se acerca a los menores valores de los últimos veinte años y donde predomina la confianza en cuanto a la estabilidad del empleo.

Pero si bien la economía continuaría expandiéndose el año próximo, lo haría a un menor ritmo que en el pasado. Detrás de la desaceleración esperada para el año próximo se encuentran varios factores, tanto de origen externo como doméstico. En cuanto a los primeros se destaca que si bien Brasil y China van a crecer durante el próximo año se espera que lo hagan a un ritmo menor que en 2011 con tasas de 3,6% y 9,0% respectivamente. En cuanto a los factores domésticos se destaca que la utilización de la capacidad instalada está alcanzando máximos históricos principalmente en el sector automotriz y en la industria metálica básica donde el aprovechamiento de la capacidad excede al 87%. Dichos márgenes reflejan que la capacidad instalada no ha logrado ampliarse lo suficiente durante los últimos años por lo que la misma se está colmando dejando a la vista un problema de insuficiencia de inversión.

Otro factor que puede afectar el ritmo de crecimiento se relaciona con el rol de la política económica. A partir de los últimos anuncios se vislumbra que el gobierno está moderando el sesgo expansivo que ésta tuvo en los años precedentes. En primer lugar, el aumento de las tarifas de los servicios públicos, producto de la quita de subsidios, amenaza con retraer el ingreso actuando así en detrimento de la demanda interna. Por el lado de la política monetaria, se ha observado en los últimos meses un significativo incremento de la tasa de interés (BADLAR) pasando de 11,4% a principios de julio a 19,8% fines de octubre. Dicho movimiento asociado a la intención del gobierno de atraer capitales al sistema financiero, genera un impacto negativo en la demanda por ejemplo a partir del encarecimiento del crédito.

Con todo, la economía argentina seguiría creciendo en 2012. Sin embargo, dicha estimación puede estar sujeta a correcciones a la baja en función del desenvolvimiento de la situación financiera internacional. En un contexto donde la crisis de los países europeos se intensifique aumentará la incertidumbre mundial y la Argentina deberá afrontar un escenario asimilable al de 2009.

FUENTE: abeceb.com
Opiniones (0)
20 de enero de 2018 | 03:20
1
ERROR
20 de enero de 2018 | 03:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos