Pequeños escritores en la Escuela Andrade

Piense Usted por un segundo en la posibilidad de volver a ser niño, su imaginación seguramente volará como en aquellos tiempos. Los alumnos de primero y segundo grado de la Escuela Andrade, junto a sus docentes soñaron con poder hacer un libro, que finalmente y después de mucho trabajo concretaron.

Se trata de un trabajo articulado entre varias de las materias que tiene  en la escuela en la que docentes y alumnos pudieron plasmar su interés por la lectura y la escritura a través de una serie de poesías que adaptaron y que finalmente pudieron ver plasmado en un pequeño libro.

“Los docentes de la escuelas fuimos invitados a realizar un curso de alfabetización, que tenía como fin enseñar a utilizar los textos literarios con un fin estético, no didáctico, para enseñar contenidos que tienen que ver con la normativa”, comentó Andrea la señorita de segundo grado.

Esta capacitación estaba dividida en jornadas los docentes tenían una coordinadora Silva González y una ayudante especial la profesora Mariela Estrella, quienes les enseñaron a utilizar a la literatura como herramienta para mejorar en el aula la estrategia de la alfabetización, es decir cómo enseñar a los alumnos  a leer y escribir desde el placer.

Luego de conocidos los intereses de las maestras en la lectura y escritura es que les presentaron  dos modelos de colecciones de poesías infantiles, “El sapito glo glo glo” para los de primero y “La plaza tiene una torre” de Antonio Machado para trabajar con los de segundo. Además se les entregó material bibliográfico donde aparece una secuencia destinada a realizar con los alumnos, por lo que tenían un tiempo y una expectativa general: lograr que los alumnos hicieran su propia colección.

“Nosotros realizamos la primera adaptación de La plaza tiene una torre y como fue una experiencia muy buena seguimos ampliando el trabajo” explico la docente. “Comenzamos con la propuesta de la jornada que era adaptar este poema de Antonio Machado y realizamos nuestra versión libre y buscamos  un seudónimo que nos identificara a todos, además usamos la hora de informática para buscar un programa para poder editar nuestra obra”.

Al comienzo trabajaron de manera manual y después lo hicieron de manera digital. Con la utilización del programa específico de Microsoft, luego surgió la idea de hacer la propia antología de poesías y eligieron el nombre del segundo libro que fue una motivación para los pequeños, buscaron poesías de diferentes autores y cada alumno hizo la adaptación.

“Utilizamos la gramática, el texto de la poesía,  aprendieron contenidos, pero por sobre todo ellos hicieron su propia creación literaria, que considero fue una experiencia muy bonita porque teníamos una bitácora en la que íbamos plasmando en lo que estábamos trabajando, entonces ellos podían escribir su experiencia”, contó Andrea.

Mas que el trabajo es la experiencia y lo que a ellos les ayudo en su autoestima porque vieron que eran capaces de hacer un libro yo creo que eso los ayudó muchísimo, lo que hicimos fue jugar a que éramos escritores, hasta la presentación del libro.

“Los chicos de primer grado por su parte se reunieron en grupo y siempre basándose en los cuentos que mandó el gobierno, hicieron un trabajo de reconocimiento del material, fueron detectando lo que había en el tapa, que significaba la colección, el titulo”, explicaron las maestras.

“Cuando comenzamos el objetivo era abierto, podíamos hacer este libro de manera manual sin que los niños escribieran, pero el trabajo se fue dando y lo fuimos modificando en la medida en la que los alumnos respondieron” destacaron.

Cada grupo tuvo su estrategia y su manera de trabajar y en esta tarea estuvieron los alumnos de la mañana y la tarde como así también los docentes de 1ro “A” Marta Bassols Ruiz, de 1ro “B” Cristina Peretó, de 1ro “C” Bety Giménez, de 2do “A” Andrea de Ondarra, de 2do “B” Ana María Rocasalvo, y de 2do “C” Diego Gianone, todos trabajaron muy entusiasmado.

A partir del año que viene según comentaron las docentes esto que fue como una prueba piloto van a tener que desarrollarlo dentro del proyecto escolar,” nos enseñaron a trabajar de otra manera, es una formas de adaptarse a lo nuevo, es alfabetizar desde otra perspectiva, se cambian las teorías de aprendizaje”, dijo Andrea.

Los pequeños escritores

Los chicos se anima a escribir y algunos también se animaron a dialogar con mediamza.com como Santiago, Alejo, Camila, Delfina, Candela, Juana, Agostina y Julio quienes muy entusiasmados contaron que “hacer este trabajo fue muy fácil” dijo Santiago, “nos gustó muchísimo” dijo Alejo, “nosotros transformamos las poesías, escuchamos la poesía original y la adaptamos” contó sonriente Camila, “en casa nos felicitaron” destacó Delfina, Juana orgullosa dijo “yo inventé mi poesía”, “estábamos felices nos sentimos re bien de haber podido hace el libro” dijo Cabdela, “es re importante y lo vamos a guardar” concluyó Julio muy feliz.

 

 

 

 

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 21:51
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 21:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho