Ángeles y demonios que pulularon por los viñedos

Bodega Renacer cerró el 2011 con una fiesta espectacular que sorprendió a casi 350 personas. En la nota, enterate de los pormenores, mirá la extensa galería de fotos y leé a los seres angelicales e infernales que inspiraron la redacción. Los chismes más jugosos y las perlas más desfachatadas, a un click.

En el escenario inmejorable de los jardines, su encantadora pérgola y edificación al estilo de la Toscana, rodeados por una vista maravillosa a las imponentes montañas, la bodega deslumbró nuevamente con una espectacular fiesta.

El tema de este año fue “Ángeles y Demonios” (apelando a las mejores virtudes y pequeñas picardías que coexisten dentro de cada uno) y en consistencia con eso, la consigna de vestimenta, que no todos cumplieron, fue elegante rojo o blanco.

MDZ Angelical

El evento contó con un exquisito catering gourmet a cargo de María Durand que fue bandejeado desde el comienzo de la fiesta hasta las 3 am; ambientación de Soul Living; vinos Punto Final Malbec Clásico, Punto Final Sauvignon Blanc, Punto Final Rosé y Enamore y espumante Zafiro durante toda la noche; barras de tragos de Licores de Mendoza; performance de artistas caracterizados como diablos y ángeles, show de la banda La Koima (tributo de Los Fabulosos Cadillacs), fuegos artificiales y la inigualable música del DJ Martín Guerrero.

Al llegar, los invitados se encontraban con un imponente portal simulando las puertas del cielo y el infierno, por lo que debían decidir por cuál ingresaban a la fiesta. Ahí mismo, un grupo de cuatro artistas caracterizados como ángeles y demonios los recibían con una performance relacionada mientras músicos tocaban instrumentos que acompañaban el momento.

Un riquísimo catering acompañado por vinos y espumantes de la bodega coronó este momento. Cerca de las 23.30, la banda La Koima (tributo de Los Fabulosos Cadillacs), calentó el ambiente hasta poner a todos a bailar. A su término, Patricio Reich agradeció la presencia a todos e invitó a ver el espectáculo de fuegos artificiales.


A las 4 am y ya con la fiesta a pleno, se sirvió un trasnoche: una pierna de ternera acompañada por variedad de salsas y pan casero.

La fiesta “Ángeles y Demonios” finalizó a las 6 am, cuando las últimas sombras de la noche daban paso a la claridad de un nuevo día.

MDZ Demoníaca

Nuestra faceta diabólica también recorrió la fiesta. Aquí van las perlitas.

Ellas

Ojo con el sol. Se notó que algunas chicas presentes aprovecharon el día soleado con la intención de aparecer en la fiesta con un atractivo bronceado… pero lamentablemente, se vio sobrepasado y no faltó la que lucía como cangrejo.

El show de los muppets. Si bien muchas consiguieron un bonito vestido, parecía que lo que cambiaron fue la cara… ¡Ni ellas mismas se reconocían!

¡Dejemos el trapito! A full con el rojo y el blanco las chicas pero… ¿Por qué la obsesión de la pashmina, o del saquito? ¡Estamos en diciembre! Afean, son incómodos para bailar y no se sabe dónde dejarlos después… ¡Incluso muchas optaron por el trapo negro! Sépanlo: no va.

Una más: la entrada aclaraba que era formal. Chicas… ¡el jean clásico no va para una fiesta de este nivel!

Una más sobre la ropa: si bien las chicas fueron las más aplicadas con la consigna, sorprendió la aparición de una fémina vestida de verde. ¿Y eso? ¿Será un ángel o un diablito teñido?

Llamativas. Algunas querían llamar la atención a como de lugar, y claramente lo lograron... pero por las razones equivocadas. Exceso de look, mal gusto y poco glam. ¿Lo peor? Las que parecían maquilladas por brocha gorda y pintura de pared, las botas altas -¡un fashionicidio en diciembre!- o los shorts tan cortos que dejaban media nalga al aire.

Mentirosas. La mayoría de las mujeres se vistió de blanco, no se sabe si por comodidad o porque todas se sentían verdaderos "angelitos". Sin embargo, las lenguas y los comentarios punzantes parecían llegar desde el mismísimo averno.

Regaladas. Hay que decirlo: no habían pasado las dos de la mañana cuando muchas de las chicas que asistieron solas o en grupo de amigas se tiraban sus primeras cañitas al aire. ¡Se notó mucho que estaban de levante!

¡Qué flaquita! La frase expresada en tono hiperagudo que popularizó Susana Giménez se escuchó repetidamente. Más de una perdió mucho peso para la fiesta. Sólo se veían huesos dentro de un vestido.

Ellos

Aburridos. Demasiado correctos, pocos fueron los que salieron de la camisa blanca colegial. Sin embargo, hubo excepciones: ¡aplausos para los que se animaron al lookeo!

Lo peor: el sombrero blanco tejido… ¿eso es parte de ser un ángel? No creo.

El beige no es blanco, sépanlo.

Más que ángel, muchos parecían heladeros (o peor: heladera. Les faltaba ponerse un rótulo en la frente que dijera “Eslabón de lujo”. El blanco marca la panza, chicos).

Hip Hop de cuarta. Un llamado a la solidaridad: no da hacerse el reggetonero cuando no es tu onda. ¡Fuera el look Wizin & Yandel!

Quedó la duda, pero parece que más de uno no entendió la consigna. Era rojo o blanco chicos, el negro no iba. Ciertos caballeros parecían personajes de Mortal Combat.

Cachos. No se sabe si le hacían honor al tema de la fiesta, pero muchos aprovecharon para poner cuernitos a sus novias y esposas. Algunos sólo pecaron con la mirada o la palabra –mucho piropo, mucho ojito suelto- pero otros, se tiraron explícitos lances. ¿Se habrán concretado los engaños y las traiciones?

En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia