Los desvaríos de la izquierda mendocina. Parte I

¿Qué pasó con la izquierda en Mendoza? ¿Cuándo existió? ¿Dónde quedaron las expresiones que imaginaron otra provincia, más justa y revolucionaria? ¿Por qué desaparecieron sus partidos? ¿Dónde encontramos hoy esas ideas de transformación en la provincia?. Aquí, algunas respuestas para la discusión.

Izquierda peronista

Hubo un tiempo que en nuestra pacata Mendoza, allá por los años 70, gobernó la provincia un político de izquierda surgido de las entrañas del peronismo. Tan solo un año bastó para que los sectores de la derecha del propio movimiento, congeniados con el vicegobernador Carlos “el gordo” Mendoza, le asestaran un golpe interno al entonces Gobernador Alberto Martínez Bacca (1973-1974). Sometido a juicio político, hecho único en la historia de la provincia, Martínez Bacca fue finalmente destituido por la legislatura provincial. Tamaña crisis institucional llevó al gobierno nacional a intervenir. Don Antonio Cafiero, un as de espadas del peronismo histórico, tomó las riendas para domar la convulsión.

Proveniente de la izquierda peronista y con una notable influencia en la juventud de la época, la fracción del “Peronismo Auténtico” logró acceder mediante elecciones a la gobernación de la provincia tras la oleada camporista. Pero el abanico era demasiado heterogéneo en lo ideológico como para sostener tal patriada. De allí en más, dictadura mediante, la izquierda en Mendoza nunca pudo reconstruirse como opción de gobierno y de poder. Ni desde el peronismo, ni desde los sectores con ideas socialistas por fuera de aquél, podrán reconstruirse las ideas de transformación social, por un buen tiempo. Los efectos del genocidio militar fueron devastadores también aquí.

Fantasías de revolución

Mendoza tuvo momentos en los cuales parecía que las ideas de izquierda podían dar el zarpaso al poder. Pero aquellos, solo inmortalizados en escenas, se evaporaron tras importantes movilizaciones o pronunciamientos frente a hechos puntuales. Desde 1983 a esta parte, los partidos de izquierda en Mendoza han recorrido más un camino de desvarío que de unidad. Sectarismos, dogmatismos, personalismos, y sobre todo, un alto componente pequeño-burgués en las filas de sus militantes, caracterizó a los intentos electorales de ese puñado de “amigos” y conocidos, quienes terminaron encontrándose en la marchas contra el FMI y  por el “no pago de la deuda”. “Moratoria ya” era una de las consignas que trinaban a coro aquellos ruidosos en la ciudad conservadora, dejando impávidos a los transeúntes y paseantes. Eran épocas de peñas folklóricas latinoamericanas en el SARCU o en el local del PC de la calle Arizu de Godoy Cruz.

Izquierda social y cultural

Con el tiempo, la izquierda mendocina pasó a ser un grupo de militantes culturales más que de políticos con vocación de poder, y por ello, se destacaron más en actividades sociales en los barrios, en las murgas, en el folklore, en el teatro callejero y la plástica, además de algunos en la literatura. Otros, orientaron su acción en las organizaciones de Derechos Humanos, tal vez, la principal usina de unidad.
En el peronismo local, jamás la izquierda pudo lograr la conducción del partido. Justamente, el golpe militar, fue dirigido principalmente a exterminar a una generación de militantes que pujaban por el socialismo desde las filas del peronismo.

Socialismo a la mendocina

Desde los partidos clásicos de izquierda, el centenario socialismo de Renato Della Santa, que alguna vez condujo la intendencia del departamento de Godoy Cruz por los años 30, quedó reducido a un grupo de intelectuales y seguidores dispersos, que hoy, prácticamente, no tienen representación social alguna. Fue en 1914, cuando el partido socialista gana las elecciones a la intendencia de la ciudad de Mendoza, primera vez en América Latina que un partido socialista retiene una comuna, pero los conservadores en poder de la gobernación, lo impidieron a través de una intervención, mediante decreto, que firmó el jurista Julián Barraquero. Por lo tanto, dicho partido, no pudo asumir la conducción de Godoy Cruz, lo cual ocasionó un escándalo nacional. Eran otros tiempos.

La novedad intransigente

Otro partido que sorprendió por los años 80 fue el PI (Partido Intransigente) bajo la figura del “Bisonte” Oscar Alende, ex radical de la UCRI. En Mendoza, el PI, tuvo muchos adeptos de origen peronista y radical que rompieron filas de sus partidos, para sumarse a una propuesta innovadora, que intentó la síntesis de la tradición nacional y popular. El PI logró un importante caudal electoral en las elecciones del 83, y en el 85, llegando al millón de votos en el país. Sin embargo, tras la muerte de su conductor, Oscar Alende, no supieron crecer solos y terminaron armando frentes electorales de izquierda con otros partidos, hasta prácticamente su desaparición.

La implosión del Partido Comunista

El Partido Comunista tuvo sus épocas de gloria en la provincia. Con un fuerte apoyo financiero del Comité Central de Buenos Aires, en Mendoza, se hicieron muy fuertes en los años 30 y 40.

Tras las emblemáticas figuras de Benito Marianetti y de Ángel Bustelo, se encolumnaron miles de seguidores que descubrieron, en esa ideología, la posibilidad de una sociedad mejor. Luego vendrán las rupturas internas. Mas allá de las discusiones nacionales que sometieron al buró del comité central, aquí en Mendoza, a fines de los 80, el Partido Comunista  prácticamente se autodestruirá. La conducción será “tomada” por militantes que respondían directamente a la línea nacional del jachallero afincado en Buenos Aires, Patricio Echegaray, quien supo coquetear con el peronismo luego de la autocrítica que hizo el partido por el apoyo oficial a la Dictadura de Videla en el 76. En Mendoza, el Partido Comunista, se partirá en dos líneas. La más importante será la que se fue del mismo, formando el “Centro de Estudios Benito Marianetti”, que mutará en el PSOL (Partido socialista obrero para la liberación) el cual aglutinará a muchos jóvenes que se referenciaron en Ángel Bustelo, militante y escritor que llegó con más de 80 años a ser candidato a presidente de la nación por esa fuerza en los años 90. Hoy, esas expresiones, reducidas prácticamente a la nada, ¿sólo son postales de una época?.

Opiniones (23)
22 de septiembre de 2017 | 02:22
24
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 02:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Marcelo, siguiendo tu consejo acabo de leer tu primera parte y no es que quiera polemizar contigo, pero en ella también refrencias todo o en su mayoría a los 80, de lo anterior lo nombrás como un hecho histórico. En algo coincido contigo, de los 80 en adelante la mal llamada izquierda mendocina tuvo revolucionarios de café. En pocas palabras comenzó una larga agonía que la lleva a desaparecer. No solo Della Santa, Bustelo y Marianetti fueron emblemas hubo otros dirigentes muy honestos que fueron aniquilados, metafóricamente hablando, como Rafael Baez, Eugenio Paris, Costello o Zambrana, pero hubo otros que sobrevivieron como Enrique Tarditti, Pero también hubo mutaciones denigrantes como Roberto Velez Secretario de la Juventud Comunista de Mendoza, emparentado con Patricio Etchegaray, que hoy menea entre el partido que más le convenga, el abuelo de Emilio Magnaghi (Actual presidente del pequeño multimedios que integran la 102.7, Radio del Plata y Ciudadano) , amigo y camarada de Della santa y marianetti que fundó la Cooperativa Eléctrica con sentido cooperativista y hoy sus descendientes la han convertido en una verdadera Sociedad Anónima al servico de sus propios intereses lo que los ha llevado a enriquecerse y explotar a los trabajadores y por último el más nefasto el Ing. Luis María Casero, compañero de estudios de del recientemente fallecido Bustelo (no recuerdo el nombre), quién militó en el PCR y hoy es el Gerente del Multimedios UNO donde implantó la misma política opresora que en el Diario Los Andes, además de ser socio y amigo de Ricardo Cavallo, y empleado de José Luis Manzano. Por eso coincicido contigo que en Mendoza, provincia conservadora por excelencia, la izquierda ya no existe, murió junto a aqeullos soñadores y dirigentes por demás honestos. gracias
    23
  2. recuerdo que en los 70 el pc oficial criticó al pcr por policía, denunciaban a los miembros del pc mediante solicitadas. posteriormente, apoyaron al gobierno de isabel y lopez rega, para tu información, taty. en los noventa, apoyaron a seineldín, taty. al día de hoy todavía creen que se les fué la revolución de las manos cuando se fué delarua, pensaban seriamente en que iban a tomar el poder!!! no debería extrañar entonces que una fuerza tan desorientada e incoherente no haya alcanzado el reconocimiento de los demás sectores.
    22
  3. Me parece tremendamente confusionista hablar de la izquierda a secas, como si ésta fuera un cuerpo sólido, homogéneo e identificable. De lo que hay que hablar es de izquierdas, porque la Izquierda a secas no es más que un mito. E izquierdas ha habido muchas definidas (jacobina, liberal, anarquista, maoísta, comunista, etc.) y otras patéticamente indefinidas (socialismo del PSOE actual, el barullo de la Carrió, etc.). La única dirección identificable en los citados movimientos es el universalismo, pero eso no los hace una "unidad" tal que pueda hablarse de izquierdas. El artículo pareciera sugerirlo al aplicar algunas "variantes", pero parte de un error (al menos por omisión, grave omisión), que es el que denuncio: el mito de la Izquierda.
    21
  4. Martínez Baca, Obregón Cano, Bidegain, eran filo montos, no andarían en la clandestinidad pero ideológicamente eran lo mismo. Pero remontémonos en la historia, John Willian Cook intenta acercar las ideas de la revolución cubana triunfante al peronismo, ante el dejar hacer de Perón, que indudablemente era muy hábil en el manejo de las personas. Este acercamiento empieza a morir ya , el 20 de junio de 1973, cuando masacran a la JP y Montoneros en Ezeiza, la derecha peronista con Osinde a la cabeza. Después que Perón echa a los montos de Plaza de Mayo se acaba la luna de miel y cuando muere Perón , López Rega desata la caza de brujas (a la inversa porque el brujo era él). Consigue sacar con cuartelazos (Córdoba) o con juicios políticos truchos (Mendoza) a estos gobernadores del poder. Pero encimamás atrás en la historia, los montos se originaron allá lejos y hace tiempo el el Tacuara y la Guardia Restauradora que eran bien de derecha, incluso antisemitas. La izquierda peronista es un mito. La izquierda en Mendoza, casi casi, me sorprende que se haga referencia sólo al Socialismo y al PC (que apoyó a la Dictadura, hasta con solicitadas) y no al PCR, que continuó en la crítica hacia ambos imperialismos (el yanki y el soviético) aunque no tiene inserción en las masas. La izquierda troskista ha sido igual en todo el país, átomos que se abren infinitamente, nunca se constituirán en un frente único, porque cada uno cree encarnar la verdad. Es una cuestión casi religiosa. De veras la izquierda mendocina es tan endeble y pálida, que no existe ni en las estadísticas, lo que cual es muy lamentable, porque los que nos sentimos de izquierda, no tenemos hoy representación teórica e ideológica en el espectro político mendocino ni nacional.
    20
  5. Que yo recuerde "bolchevique" significa "minoría" en ruso. De hecho tuvieron que inventar el concepto de "vanguardia del proletariado" para explicar porqué si era tan bueno el proyecto, solo unos pocos querían lograrlo. Y la izquierda no fue muy "popular" en aquellos países donde gobernó, más bien el pueblo festejó su caída. No quiero tirar mala onda, pero es la realidad, no?
    19
  6. Felicito a MDZ y al Lic. Padilla por la calidad de la nota de referencia. Resulta muy placentero a los lectores la disponibilidad de los recursos historicos y sociológicos que contextualizan el relato, del columnista. Un gran abrazo a Marmatic y por favor cambien la foto de la portada del Diario.
    18
  7. Comprar hoy la ilusión muy bien vendida de que el capitalismo nivela para arriba, como irónicamente señala Paracelso, es casi suicida. La globalización no es una nueva fase del capitalismo, es una nueva dimensión. Monstruosa. Y si la compra un gobernante, mucho peor para nosotros. Cristina Fernández habla en su discurso de asunción del "modelo de acumulación con autonomía razonable en un mundo globalizado". Hablar de "modelo" cuando nos estamos refiriendo a seres humanos, y asumir que la globalización es un factor inmutable con el cual convivir mansamente, es una claudicación que ni la más tibia de las izquierdas se hubiera permitido en el pasado.
    17
  8. Hay un problema de delimitación. Cuando aludimos a "izquierda" lisa y llanamente nos podemos estar refiriendo a un arco político e ideológico amplísimo que va desde algunas expresiones socialistas moderadas, pasando por sectores peronistas progresistas, hasta los autodefinidos marxistas-leninistas, maoístas o trotskistas. Otro problema es el de la pertenencia, la condición y la conciencia de clase, en lo que ya entra a jugar si uno es capitalista o trabajador. De allí la mal planteada pregunta: ¿si soy trabajador y pobre soy de izquierda?. Y la creencia de que un hipotético gobierno socialista nivelaría hacia abajo. ¿Acaso el capitalismo nivela hacia arriba?. Son simplificaciones de fenómenos sumamente complejos. Volviendo al tema, llamaría "de izquierda" a todos aquellos que en algún momento de la historia abrigaron o lucharon por un proyecto nacional, popular, emancipador, con justicia social, latinoamericano y antiimperialista. Ese proyecto en algún momento fue levantado por los sectores de la tendencia revolucionaria del peronismo. Y, digan lo que digan, fue una experiencia de disputa de poder, real y concreto. Y no confundamos, no sólo la lucha armada (foquista o con tácticas de guerrilla) impulsó esto, había una CGT de los Argentinos democrática y desburocratizada comprometida con ese proyecto, numerosas comisiones internas en las fábricas, incontables organizaciones políticas y sociales con un mismo objetivo. Proceso, por ahí, difícil de entender en una época de fragmentación y desintegración. Hoy la discusión sobre la antinomia izquierda-derecha, aparentemente transita por otros carriles, como si fuera una suerte de identificación superficial con ciertos valores inócuos: conservador=derecha, progresista=izquierda, mano dura=derecha, garantistas=izquierda, represión=derecha, derechos humanos=izquierda. El debate debe llegar un poco más allá de nuestras narices.
    16
  9. un tema no abordado en la nota es si realmente es de izquierda quien se autodefine así, es decir, por su discurso. Es sólo una cuestión de discursos o además de prácticas? porque en más de una oportunidad, partidos de izquierda, asumieron posiciones de derecha, enfrentando a las mayorías. Esto es común en la historia de América Latina.
    15
  10. Yo laburo, me rompo entero todos los días para vivir mejor. Entonces, de dónde aparece esa concepción de q la gente de izquierda tiene q ser toda pobre? soy de derecha por querer progresar, y en todo caso, querer q todos progresen como yo? La idea del comunismo pobre es, justamente de la derecha, y la frase pequeño burgués también. Además de antiguas las dos. por q no nivelar para arriba ,en vez de ser funcionales al modelo actual, q se acostumbra cada vez más a administrar pobreza?
    14
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'