Festejaron 60 años de casados y van por muchos más

Es una historia de amor increíble. Llevan 60 años de matrimonio, encontraron la clave del amor y formaron una hermosa familia. Cómo lo lograron y algunos consejos de amor en esta imperdible nota.


Ramón y Carmela se conocieron a finales del año 1949 y desde ese momento no se separaron jamás. El pasado 24 de noviembre festejaron 60 años de amor con una gran fiesta que reunió a su numerosa familia. Como pocos, van por muchos años más.

Luego de un año y medio de noviazgo, Carmela Russo y Ramón Crespillo decidieron pasar por el altar. La iglesia de Lourdes fue testigo de esa unión concretada en el año 51’ y al día de hoy la pareja, que tuvo tres hijos: Mercedes, Marta y José (Pepe), mantiene intacto el amor y el respeto que se juraron hace 60 años. Son un verdadero ejemplo para sus hijos, nietos y amigos, siempre dispuestos a todo y anfitriones de lujo en su casa que vive llena de gente.


Cuando Mediamza.com les consultó cuál era el secreto para tantos años de amor la respuesta llegó de forma inmediata y de manera simple y natural: “Quererse, respetarse, llevarse bien y tener un marido bueno” dijo Carmela mirando al amor de su vida. Además nos dejó un consejo  muy sabio para tener en cuenta… “chicas… cuando noten que su marido está medio nervioso, dejen pasar un rato y recién después hablarle”, les aseguro que esto resulta y se evitan malos ratos, aseguró.

Por su parte Ramón afirma que la clave está en “la tolerancia mutua. Cuando en el matrimonio hay dos personas inteligentes que saben cuando callarse … se llega a los 60 años de casado” dijo.


Al ingresar a su casa uno se siente totalmente a gusto. Nunca faltan los rosquitos de Carmela, su especialidad y las inolvidables anécdotas de Ramón contadas con lujo de detalles a cada sobrino que llega a visitarlos. Ella con sus flamantes 80 años y él con sus 84 a cuestas, han sabido mantener una hermosa relación basada en el respeto mutuo. Sin reproches por las comidas o por la ausencia en el hogar a causa del trabajo, se ocuparon de formar una gran familia que congrega, más allá de sus tres hijos y 7 nietos, a casi 40 sobrinos-nietos que eligen la casa de la tía Carmela y el tío Ramón como un lugar de encuentro.


En la charla que mantuvimos nos dimos cuenta que en ellos, basta con mirarse para saber qué necesita el otro. Carmela vive para atenderlo y agasajarlo con exquisitas comidas mientras que él la observa orgulloso y está atento a cada palabra o movimiento de su esposa.


En verdad son un ejemplo en todo sentido, porque no  todo fue rosas en este largo camino recorrido sino que juntos superaron momentos difíciles que los unieron más como marido y mujer.


Orgullosos de su familia y llenos de cariño cosechado por tanta siembra, Ramón y Carmela se ganan el corazón de cualquier persona que tenga el placer de conocerlos. Y créanme, simpatía, carisma, amabilidad y respeto son sólo algunos de calificativos que le caben a esta hermosa pareja que eligió pasar su vida brindándose amor el uno para el otro.


Felicidades y…. ¡vivan los novios!!!
Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 14:05
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 14:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México