¡Un verdadero Quilongboard!

Mucha ilusión se ponía sobre este ChacaHills, última fecha del circuito sudamericano IGSA. Una vez más, los grandes corredores del sur del continente americano, se reunían para medirse en una difícil carrera que se mantuvo siempre al borde de la suspensión del torneo.

Mucha ilusión se ponía sobre este ChacaHills, última fecha del circuito sudamericano IGSA. Una vez más, los grandes corredores del sur del continente americano, se reunían para medirse en una difícil carrera que se mantuvo siempre al borde de la suspensión del torneo.
A continuación te dejamos con la crónica y las imágenes del polémico y fallido torneo :

Al cruzar Los Andes, e instalarnos en la pista chilena los problemas se hicieron sentir desde el primer día. El sol abrasador que castiga Chacabuco parecía no haber sido tenido en cuenta por los miembros de la organización, no había nada que intentara dar sombra a los corredores, más que las carpas y gacebos de las marcas que auspiciaban el torneo (Open Box de Chile y Wamboo Boards de Argentina) en donde el juez IGSA Alexandre Maia (Brasil) pudo instalar el equipo de cronometrado al resguardo de la sombra.

La ausencia de frutas y agua para los corredores fue algo que no tuvo nunca una explicación concreta por parte de la organización, algo que mantuvo enfurecidos a la mayoría de los riders durante toda la competencia (la competencia duró 3 días), y prometía un cercano final a la paciencia de todos.

Luego de las tomas de tiempo del día sábado, un mal sabor de boca quedaba tanto en espectadores como riders ya que la falta de personal de la organización en la meta provocó desconcierto en los encargados de cronometrar a los corredores que perdieron varios tiempos por problemas con los números en los cascos (los números estaban hechos a mano sobre calcos blancos en los cascos).

Hubo algunos accidentados que tampoco fueron tratados correctamente, como es el caso del argentino Marcos Gaxiola Neira que fue dejado sólo en un hospital, y Nicolás Mac Mahon de la Plata quién sufrió una fuerte lesión en la muñeca y la ambulancia se negó a darle la atención necesaria.

El domingo era el día esperado; el día de la gran competencia. Los competidores se acercaron a las 8:30 a la zona de jueces para la reunión pactada según el cronograma del torneo, pero a esa hora aún no llegaban los miembros de la organización. Recién a las 11:30 aparece una voz de la organización a anunciar que la segunda toma de tiempo debe anularse por problemas en algunos tiempos (problemas ocasionados por inoperancia del staff organizativo y no de los corredores). Lo que enfureció a todos los corredores ya que muchos habían mejorado su tiempo en la segunda toma en hasta 7 segundos.

Todo el mundo pedía explicaciones, muchos gritaban, reclamaban, pero riders de la talla como Diego Alemparte (Chile) y Felipe Málaga (Perú) intervinieron para buscar soluciones que la organización no podía dar. Por lo que quedó un “peor es nada” en las mentes de todos aquellos perjudicados por la situación.

Al cabo de unas pocas bajadas, el camión que transportaba a los riders se queda sin nafta y el conductor los hace esperar al sol sin darle explicaciones, pero esta vez los que estallan en bronca es el grupo de los brasileros. Un malón de trajes de cuero y cascos relucientes ocupa la pista en dirección hacía la zona de jueces y organización.

La indignación explota, los reclamos llueven, los ultimátum caen sin parar sobre los organizadores, algunos piden que se les reintegren los 100 dólares de la inscripción. La pérdida de paciencia era total, y para todos los riders por igual, aunque el peruano Felipe Málaga decide no perder más tiempo y pide a algunos de los pocos presentes que utilicen sus vehículos para ir subiendo corredores y no perder más tiempo.

Ya eran pasadas las 18 pm y los espectadores todavía no teníamos competencia.

Finalmente comenzaron a bajar las mangas, pero el intento de apurar el torneo generó confusión en muchas carreras ya que en algunas ocasiones se juntaron corredores al llegar a la meta. Las fallas parecían no terminar más, pero la competencia debía continuar.

En todos los torneos grandes hay falencias, pero en el caso de este Chacahills 2011 creemos que las fallas excedieron lo esperado y lo tolerable por la circunstancias. Una pista de 4,1 km, unos 600 metros más larga de lo usual en torneos IGSA, un herping, y una serie de curvas de alta complejidad, necesita de riders frescos, concentrados y en perfecto estado físico. Hacerlos esperar horas al sol, no proveerlos ni de agua ni de frutas, generando un clima de incertidumbre que terminó con la paciencia de todos, son factores que claramente iban afectar al desarrollo total de la carrera.

Cerca de las 20:30 hs comienzan las finales. Todo se desarrolla apresuradamente y para complicar aún más las cosas una camioneta ingresa por la pista mientras la carrera de la final estaba en curso. No había presencia de ningún tipo de personal (Policía o miembros de la organización) cortando el transito. Luego de retirar esa camioneta (durante toda la carrera hubo pasada de autos, ciclistas, paisanos en sus caballos, etc) llega una ajustada final entre los grandes protagonistas Felipe Málaga (Perú) y Douglas Dalua de Brasil (candidatos a quedarse con el título sudamericano) junto a los brasileros Danky y Sole Alysson Garcia.

A metros de la final Málaga comienza a tomar ventaja sobre Dalua, y en ese momento se produce un contacto que termina con una violenta caída entre todos los riders (menos Danky que ya había traspasado la meta)

Felipe toma su tabla y pasa la meta, Dalua comienza a gritar e insultar sobre los jueces aludiendo que el peruano lo había empujado. Luego de una polémica discusión entre los competidores y la organización, el juez brasilero determina que el 2º puesto es para Málaga.

Pero Dalua sigue protestando y comienza a mostrarle videos a su compatriota y juez, Alexandre Maia. Al término de una larga espera, el juez, de manera inexplicable anula el primer fallo para darle el 2º puesto al brasilero multicampeón.

Mirá el video tomado por la cámara de Wamboo Boards, sobre la final polémica de downhill:

Llegó la hora de las premiaciones y la organización no dejaba de fallar, un podio improvisado con una ausencia casi total de premios (tan sólo hubo remeras de Open Box Store y tablas de Wamboo Boards, marcas auspiciantes que no abandonaron nunca el torneo tan sólo por respeto a los riders) y el dinero (1000 dolares puestos por Open Box) que se les entregó en un puñado a los riders mientras un corredor brasilero (no hablaba español) intentaba anunciar los ganadores.

El Chacahills había empezado mal y transcurrió siempre al filo de la suspensión, pero una final tan polémica y que muchos vivieron como injusta es algo que realmente no se esperaba. Y las preguntas quedan flotando: ¿Cómo es el control por parte de IGSA sobre los torneos? ¿Por qué un juez modifica un veredicto previamente anunciado? ¿Puede un corredor quedar en 2º puesto cuando nunca cruzó la línea de meta con su tabla? ¿Cómo es que IGSA dejó seguir una competencia con tantos faltantes y tantas fallas? Sin lugar a dudas, la pista chilena es una de las mejores a nivel sudamericano, es muy importante, para el bien del deporte sudamericano, mantener esa fecha en Chacabuco, pero es notorio que la organización fue la que falló, y no otro factor.

Lo que nos queda para celebrar es la gran intención y pasión deportiva de los riders que quisieron correr en todo momento a pesar de estar días al sol y sin agua y con una organización que no estuvo nunca a la altura de las circunstancias. Y por supuesto la gran actuación de los argentinos como el caso de Federico Manzitti quedándose con un soñado 6º puesto, Viky Simian en el 5º puesto de las chicas y Andrea Rossel con un 6º puesto en la misma categoría. Y por supuesto una fuerte presencia de argentinos en los primeros 30 lugares. Los equipos de Argentina Longboard, Ki Sygni, Boards Paradise, Lab, Wamboo Boards, Fractal y el reciente apoyo de Heavenly Shop a la rider mendocina Amparo Bustos, dejaron una gran presencia en todo el 2011 durante este circuito sudamericano.


Resultados:
Downwhill:

1º Danky Ovalhe (Bra)
"2º" Douglas Dalua (Bra)
3º Sole Alysson Garcia (Bra)
"4º" Felipe Malaga Miglio (Perú)
5º Thiago Gomes Lessa (Bra)
6º Fede Manzitti O’Shee (Arg)
Downwhill Femenino:

1º Cristie Aleixo (Bra)
2º Marisa Nuñez (Perú)
3º Ishtas Backlund (Suecia)
Downwhill Junior:

1º Jonas Ritcher (Bra)
2º Gustavo Alonso Paredes Mena (Perú)
3º Victor Patricio Santander Pons (Chi)
Downwhill Junior (8-13):

1º Rodrigo Fontana (Perú)

Street luge:

1º Alexandre Cerri Machado (Bra)
2º Walter Baresi Ribeiro (Bra)
3º Tiago Moreira Antunes (Bra)
4º Jonathan O Gralha (Bra)
5º Rodrigo Bisquertt Ramirez (Chi)

Classic luge:

1º Alexandre Cerri Machado (Bra)
2º Marcos da Costa Filho (Bra)
Pronto te traeremos más entrevistas, como al ganador del torneo Danky Ovalhe, Marisa Nuñez, Juliano Cassemiro y Alexandre Cerri Machado (campeón sudaméricano de Street Luge) y el desenlace de la polémica, ya que al retirarse del torneo Felipe Málaga nos comentó que iba a presentar su reclamo ante las autoridades de IGSA.

Fotos por: Carlos Gomez.
Para ver más fotos, hacé click acá.

Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 09:20
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 09:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia