Un práctico posafuente de corchos

En muchas ocasiones hemos remarcado la importancia de reutilizar y reciclar. Por eso, en esta nota te enseñamos el paso a paso para transformar un puñado de corchos en un baratísimo y muy eficaz posafuente -o salvamantel, como le llaman los españoles-. Para que protejas tus manteles, pero sobre todo la mesa de las fuentes calientes, con un elemento rústico, muy "mendocino" y con onda.

En estos tiempos que corren, lo mejor es reciclar todo, incluso los corchos de las botellas. Con ellos y silicona podés hacer esta base –posafuente o salvamantel- y proteger la mesa y los manteles de las fuentes calientes. Barato, eficaz y ¡facilísimo de hacer!





















Materiales necesarios

Tapones de corcho de botellas de vino; pistola de silicona; bandas largas de plástico; cuchillo; una tabla de cortar y una regla.

Paso 1

Recopilar los tapones y elegir uno de ellos como medida estándar para el posafuente. Medir todos los corchos con una regla y, sobre la tabla, cortarlos con un cuchillo para que tengan la misma altura.

Paso 2

Formar el posafuente con todos los tapones y, con la silicona, pegar uno a uno. Se necesitan 2 fijaciones laterales para unir cada corcho con los dos que le rodean y otra para unirlo a la fila siguiente.

Paso 3

Asegurar bien su unión, una vez que los corchos estén pegados, rodeándolos con una banda. Ajustarla, tensarla como si fuese un cinturón ceñido y cortar el fragmento que sobre con unas tijeras.

Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 10:24
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 10:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes