Una expedición buscará el avión argentino que se estrelló en Costa Rica en 1965

La misión comenzará en Semana Santa en las montañas de Talamanca, unos 90 km al sureste de San José. Los expertos tratarán de ubicar el avión Douglas DC-4, en una zona hasta ahora no explorada. La nave de la Fuerza Aérea Argentina se estrelló el 3 de noviembre de 1965 con 69 cadetes y tripulantes a bordo.

Un grupo de búsqueda intentará en las próximas semanas ubicar los restos de una nave de la Fuerza Aérea Argentina, que se estrelló en una zona selvática del sur de Costa Rica el 3 de noviembre de 1965 con 69 cadetes y tripulantes a bordo.

El rescatista costarricense José Campos se internará en Semana Santa en las montañas de Talamanca, unos 90 km al sureste de San José, con otros cinco expertos, para tratar de ubicar el avión Douglas DC-4, en una zona hasta ahora no explorada.

"Cuando yo ingresé a la Cruz Roja Costarricense hace 20 años mis instructores siempre hablaban del avión argentino que desapareció en Talamanca. Desde entonces he soñado con encontrar esa nave, descubrir donde cayó y por eso he participado en varias expediciones", declaró Campos a la AFP.

Campos dijo que tienen "nuevas pistas" sobre dónde podría estar la nave que desapareció de los radares hacia las 07H50 del 3 de noviembre del 65, luego que su piloto reportó a un colega de
un avión de la línea costarricense Lacsa, que viajaba hacia Miami, que uno de sus cuatro motores estaba en llamas.

El piloto costarricense recomendó al comandante argentino Renato Filippa, que reportó estar cerca de la frontera entre Panamá y Costa Rica, dirigirse hacia el aeropuerto de Limón, 190
km al este de San José, pero la nave nunca llegó.

"Hubo muchos indígenas de la zona de Talamanca que dijeron haber visto el avión volando con dificultad encima de sus montañas. Otros hablaron de un estruendo, cuando se habría estrellado, pero ni la nave, ni los restos de los tripulantes y cadetes han sido encontrados", declaró Campos.

La mayoría de los que viajaban en el avión eran jóvenes, casi adolescentes, ya que pertenecían a la 31 promoción de la Escuela de Aviación Militar y como premio de su graduación se dirigían hacia Estados Unidos.

Fue una de las peores tragedias que recuerde la historia de la aviación argentina. Hubo expediciones de militares, e incluso una de ellas fue expulsada de Costa Rica en 1968, tras denuncias de que estaban maltratando a indígenas de la zona para forzarlos a revelar el supuesto paradero de la nave.

Las más variadas leyendas se tejieron en torno al accidente. Una de ellas indicaba que los indígenas habían encontrado la aeronave y la habían saqueado, y que algunos de ellos lucían los uniformes de los oficiales y cadetes.

"Son puras leyendas, ninguna de ellas ha podido ser verificada y muchas obedecen a la inventiva popular", dijo Campos.

Sin más estímulo que el de encontrar la verdad sobre el Douglas DC-4, Campos se internará en las montañas en medio de la lluvia y los abruptos cambios de temperatura de la zona de Talamanca.

Los expedicionarios saben de la amenaza que puede representar una mordedura de las serpientes venenosas que pululan en la zona, o el peligro de una caída en las zonas más empinadas.

"La montaña siempre tiene riesgos y a veces despierta temores cuando uno se desplaza en medio de árboles de 40 o 60 metros de altura, donde no se ve el sol, pero queremos encontrar ese avión", puntualizó Campos.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 11:24
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 11:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes