Experiencia turística y vitivinícola de alta categoría

Con un almuerzo entre periodistas e invitados especiales, la bodega Diamandes diseñó una serie de programas para vivir con toda intensidad sus vinos, sus servicios, su arquitectura y el entorno natural de su geografía, enmarcada en la Cordillera de los Andes. Mirá las fotos y enterate de las interesantes propuestas, haciendo click.

Bajo el concepto de “Bodega DiamAndes, la última joya argentina”, el emprendimiento ubicado en el Clos de los Siete -Vista Flores, Tunuyán- ofrece una serie de servicios exclusivos de alto nivel en turismo vitivinícola, tanto para particulares como para el sector corporativo.

El programa está compuesto por diversas actividades, de acuerdo con los intereses de los visitantes, que incluso podrán alojarse, de manera muy exclusiva, en la casa que la familia Bonnie, de origen bordelés y propietaria de DiamAndes, posee en el lugar.

A grandes rasgos, las posibilidades se encuadran en cinco grandes actividades: “Descubrir el Campo”; “Gastronomía y Vinos”; “Aventura y Cultura”; “Vino y Salud” y “Alojamiento”.

“Descubrir el Campo” se basa en recorrer de diversas maneras los viñedos del lugar. Ofrecerá cabalgatas, “bike tours”, caminatas entre los viñedos, que se pueden combinar con almuerzos con vinos de la casa.

“Vinos y Gastronomía” se compone de diversas combinaciones posibles, todas centradas en el maridaje entre los vinos de DiamAndes y platos de alto nivel. Habrá comidas criollas, menús de cuatro pasos en la casa de los propietarios, catas en barrica en compañía del enólogo, “tapeo” en el DiamAndes Wine Bar, cócteles gourmet y hasta un “DiamAndes Blend Class Academy”, donde los visitantes harán su propio corte de vino guiados por el winemaker de la bodega.

“Aventura y Cultura” combina dos grandes programas: “Travesía del Cielo”, que consiste en un asado a 3.000 metros de altura en la montaña, a la cual se llega en 4 x 4, y “Un toque francés en DiamAndes”, que consiste en la proyección de una gran película clásica francesa en el Microcine de la bodega.

“Vino y Salud”, por su parte, apunta a disfrutar del entorno con clases de yoga y masajes, en un ambiente de relajación.

Finalmente, el programa “Alojamiento” ofrece la posibilidad de habitar, de una manera muy exclusiva, la casa de los propietarios, compartir sus salas de estar y disfrutar del sonido de la fuente de agua del patio, además de todos los servicios de una residencia de primer nivel y de la vista espléndida de la montaña.
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial