Deportes

¿Qué está pasando con los árbitros en los torneos de ascenso?

Dos sucesos extraños sucedieron este fin de semana con los jueces de los partidos entre Gimnasia con Antoniana y Aldosivi en el Parque contra Independiente. Enterate por qué sucede esto.

El domingo en la mañana jugaron Gimnasia contra Antoniana, el árbitro designado para ese partido era Juan Dardanelli de Río Cuarto, el sábado en la mañana se oficializó que el juez para ese partido sería David Bresler de Paraná.

El cordobés Juan Dardanelli, fue el árbitro del polémico partido entre 9 de Julio de Rafaela y Central Norte de Salta, donde cobró un penal que no fue y con ese resultado, Antoniana no clasificó a los Play Off. Al conjunto Rafaelino se le descontaron puntos, su técnico fue suspendido y Central Norte perdió la categoría.

Los dirigentes de Antoniana enviaron un pedido formal al Consejo Federal para que el hombre de Río Cuarto no dirigiera. La petición llegó tarde, aunque según algunos allegados al club del norte, nunca llegó. Lo cierto es que el viernes en la tarde Dardanelli se enfermó y pidió reemplazo para no participar del juego. Los asistentes no se modificaron y los líneas fueron de Río Cuarto.

El lunes en la noche Independiente Rivadavia jugó con Aldosivi, el árbitro fue Guillermo Rietti y el partido que estaba estipulado para las 21 comenzó a las 22.

La versión oficial indica que la demora en el comienzo del juego se debió a que Edemsa, anunció  un corte en la energía eléctrica de una hora a partir de las 20.30. Lo curioso es que durante ese lapso la luz nunca se cortó.

La otra versión indica que Rietti no alcanzó el vuelo de Aerolíneas Argentinas que salió desde Aeroparque a las  6.40, para llegar a la provincia cerca de las 8. De hecho el boleto fechado para ese día existe pero el colegiado no tomó ese vuelo y su butaca quedó libre.

El avión más cercano en la misma empresa llega a las 19.30 pero no había lugar disponible y el próximo donde si había lugar llegaba 21.40, demasiado tarde para dirigir a las 21 o a las 22.

Según indican algunos trascendidos los popes de Independiente Rivadavia le pagaron o le consiguieron, un avión privado a Rietti para que esté  pudiera dirigir el encuentro.

Lejos de especulaciones deportivas, aquí lo que se intenta es tratar de entender las desprolijidades en la que está inmerso el fútbol argentino, fundamentalmente el de ascenso.
En Imágenes