Hay temor por el posible cruce de barras de Boca en el viaje a Mendoza

Si bien Rafael Di Zeo y Mauro Martín no podrán ingresar, sí lo hará la segunda línea. Los operativos de seguridad ya encendieron la alarma y, pese a que en la cancha estarán separados, temen que lo peor ocurra en la ruta.

La historia de siempre, la de nunca acabar, la que termina empañando la hermosa pasión que genera el fútbol. Esa misma donde los violentos son protagonistas porque les dan el poder y la fama para seguir creciendo y reproduciéndose. Donde ellos tienen el control y, el pobre hincha, queda de lado, desprotegido. Boca jugará en Mendoza ante Godoy Cruz y hay temor por un posible cruce de barras…pero del mismo equipo.

No es inédito, porque en esta cuestión de poder y negocios, la interna de barras fue en ascenso. El domingo, en Mendoza, Boca tendrá dos grupos de violentos: el de Mauro Martín y Rafael Di Zeo. Los líderes, al menos hasta que no salga la resolución sobre la causa que les pesa, no estarán, pero comandarán todo a distancia.

Estarán separados por casi 100 metros. El grupo de Martín irá sobre un extremo de la popular visitante, mientras los “soldados” de Di Zeo estarán en la platea del lugar opuesto. Dentro de este mamarracho, allí estarán “controlados”, aunque el gran miedo es lo que pueda ocurrir en la ruta, en ese viaje al Malvina Argentinas.

Si bien la gente de Di Zeo planea salir hoy y la de Martín mañana, hay mil kilómetros de distancia hacia Mendoza, donde cualquier pequeña chispa podría generar un gran incendio. Está claro que ellos no son hinchas de Boca, sino de los grandes intereses. 
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 05:33
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 05:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes