Jardines expresivos e innovadores

Un jardín obtiene su equilibrio existencial como resultado armonioso y solidario de nuestra expresión personal para interactuar con el otro en un lugar en el mundo. Actualmente existe una fuerte tendencia a diseñar nuestro paisajismo acorde a la propia identidad. También podés leer esta nota en la edición n°82 de Revista Club House. Por Santiago Oliva.

Actualmente existe una fuerte tendencia a diseñar nuestro paisajismo acorde a la propia identidad, creando espacios armoniosos pero no menos bellos, donde poder plasmar nuestros valores estéticos en función de las necesidades del medioambiente, ahorro de agua, conservación de energía y aprovechamiento del espacio.

Jardín de Rincones

Este Jardín ha sido muy innovador en cuanto el aprovechamiento del espacio, al estar ubicado sobre la loma de un cerro.

A medida que ascendemos nos sorprendemos con rincones variados que nos ofrecen diferentes sensaciones. Es el escenario más completo para improvisar una obra de contemplación de una vista o del sonido del silencio, como la de compartir sensiblemente un diálogo íntimo.
 
El ingreso por escalones de madera da la bienvenida siempre cálida a un espacio para compartir. Las ramas colgantes de las plantas generan una sensación de cortina separándose del resto del jardín, mientras la suavidad y frescura de sus hojas al rozarnos nos brindan tranquilidad y aceptación.
 
Del rincón de sensaciones pasamos a otro espacio
,
donde el destino es distante pero existe mayor cercanía con lo que nos rodea una vez alcanzada la cima. Inclusive podemos descansar
sobre la piedra como lo haríamos al subir un cerro. Es el respaldo natural de un recorrido.
 
Espacio que sirve como ingreso o salida con una opción de descanso sutil en su presencia pero profunda en su trascendencia al estar en un rincón íntimo protegido por palmeras que representan las columnas y el sostén de ese lugar.


“Green Roof” o Jardín de Techo Verde

Plantar en techos y paredes es una de las mas innovadoras prácticas y de más rápido desarrollo en el ámbito de la ecología, la horticultura y la arquitectura.

Alrededor del mundo, ejemplos de techos verdes son cada vez más frecuentes, usualmente en nuevos e innovadores edificios.

No hay dudas sobre las ventajas que tiene construir techos verdes sobre las de un techo común. Están relacionados con elementos claves del cambio climático.

Sus beneficios operan en rango de escala. Algunos solo se hacen evidentes si se potencian en conjunto y se implementan en un área particular. Los beneficios privados (ahorro de energía, extensión de la vida del techo, mejoramiento estético) tienen que ver con ventajas personales que proveen a los dueños o desarrolladores de una vivienda.

Los beneficios públicos (manejo del agua de tormenta, mitigación del clima urbano, promoción de la biodiversidad y hábitat) pueden llevar a adoptar medidas para promover la construcción de techos verdes para mejorar la calidad de vida.

 
Un jardín en el comienzo de su vida como techo verde. Sólo queda esperar el crecimiento natural de las especies implantadas adaptándose al medio.

Las especies han sido elegidas y distribuidas de acuerdo a su resistencia al sol, a su consumo de agua, a su adaptabilidad y a su mantenimiento. Se usaron plantas de bajo consumo de agua. La presentación de este jardín es la puerta de ingreso a la vivienda, generando un fuerte sentimiento de pertenencia y de convivencia de lo natural con la mano del hombre.


Una vista panorámica de una misma línea visual donde el verde del jardín alcanza el borde del horizonte. Este espacio permite disfrutar de la naturaleza sin sentirse prisionero del perímetro de los cercos.

Jardín Xerófilo

Este jardín permite la máxima expresión de la naturaleza con una mínima intervención humana, una opción mas que inteligente. Es ideal para nuestro clima y aprovechamiento de nuestras especies nativas únicas en el mundo.

Quienes hayan tenido la posibilidad de disfrutar de los perfumes y combinación de colores de estos jardines, borran automáticamente el prejuicio de creer que se trata de cactus y piedras solamente. Debemos comprender que la naturaleza es más sabia que nosotros y disfrutar de la posibilidad que tenemos de participar creativamente de la misma.

Plantas xerófilas que no pasan desapercibidas al costado de una ruta, ni son usadas como leña en un asado, sino valoradas por su belleza natural y fieles en su resistencia ante los climas rigurosos, la falta de riego y la innecesaria utilización de fertilizantes. Solo demandan ser apreciadas por su propia naturaleza.

No hace falta grandes espacios verdes que implican un excesivo consumo de agua,
basta un diseño adecuado para disfrutar estéticamente el jardín desde todos los ángulos.

La combinación de colores que ofrecen las distintas especies permiten percibir la belleza en su totalidad donde prudentemente todas son parte de un todo, algunas con sus tallos, otras por sus flores inclusive las más tímidas y rastreras emanan perfumes cumpliendo cada una su rol particular. Las gramíneas nos ofrecen movimiento, sonidos. Nosotros somos solo espectadores que debemos dejarnos llevar por su sensibilidad.


Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 10:22
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 10:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial