La ducha de los tres chiflados

En la raíz de los inconvenientes acumulados en los últimos días tras los numerosos anuncios económicos, yace un diagnóstico equivocado y facilista sobre la interrelación entre la política y la economía.

"Faltan sólo quince días para que asuma la nueva administración. Como suele ser habitual en las transiciones ordenadas, el gobierno saliente procura allanarle el camino al entrante. Se suceden entonces intentos -bastante desprolijos- por controlar la salida de reservas, reordenar el sistema de subsidios económicos y dotar de algún grado de racionalidad a nuestra aerolínea de bandera", dice Martín Lousteau en La Nación.

Mirá la columna completa aquí

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 09:09
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 09:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial