Desde marzo, la luz más cara para usuarios residenciales

Así lo indicó el presidente del EPRE, Elián Japaz. Ocurrirá por la eliminación de subsidios nacionales. Para ello se ha comenzado a trabajar en un registro que cruzará datos de Catastro, AFIP y ANSES, además de los propios del organismo regulador sobre el consumo de energía en las viviendas. Entre el 25 y el 30 por ciento de la población absorbería las subas.

La eliminación de subsidios para los usuarios residenciales de energía eléctrica se hará efectiva en marzo en Mendoza y afectará al 25 o 30 por ciento de la población, con aumentos que podrían incluso duplicar los valores actuales de la factura por el servicio.

Aunque el atenuante será que, según aseguran las autoridades, la medida recaerá exclusivamente sobre grandes usuarios con alta capacidad económica.

Este es el panorama que se viene, según el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE), el organismo que controla la prestación del servicio eléctrico. Su jefe, Elián Japaz, estuvo interiorizándose en Buenos Aires esta semana acerca de la eliminación de subsidios y volvió con algunos indicios firmes.

Según el funcionario, la resolución que habilitará la quita de aportes estatales para el servicio que reciben las viviendas particulares se aplicará desde el 1 de enero próximo y el efecto concreto se percibirá en las facturas del tercer mes de 2012.

Hasta ahora, la única medida oficializada por el Gobierno Nacional es la quita de subsidios a distintas actividades comerciales, como por ejemplo los casinos, que en este caso se pondrá en vicegencia antes: regirá desde el 1 de diciembre.

Pero al parecer está todo listo también para la segunda etapa. Por ello el EPRE asegura que ya está trabajando en la confección de los registros de usuarios mendocinos que dejarán de beneficiarse con los subsidios para que la medida no afecte a los sectores con menos poder adquisitivo.

En Mendoza hay 345.800 viviendas, pero el impacto del aumento tarifario lo sufrirá menos de un tercio de la población, señalan en el EPRE. Por ello el gran desafío será la definición de categorías en las que impactará la quita de subsidios.

Japaz aseguró que el registro, que estaría listo entre fines de noviembre y mediados del mes que viene, buscará individualizar a los usuarios con mayor capacidad económica, gracias al entrecruzamiento de datos.

Para empezar, el EPRE se encuentra trabajando con la Dirección de Catastro, para comparar el alto consumo de energía eléctrica en algunos inmuebles y el tipo de edificación al que corresponde ese gasto.  Pero el cruce de información incluirá también a la AFIP y a ANSES.

En el EPRE dicen que ya tienen en la mira unas 290 mansiones que pagarían más por la luz, aunque por ahora tienen algunas dudas sobre la aplicación de la medida en zonas no categorizadas como countries o barrios privados, pero de alto nivel económico.

Es el caso de las zonas más acomodadas de Capital, como por ejemplo la Quinta Sección. También hay barrios semiprivados que no deberían escapar al aumento, a pesar de que no son completamente cerrados.

El jefe del EPRE dice que, a la par, también está cumpliendo con una instrucción expresa de Paco Pérez: trabajar con fuerza para regularizar la aplicación de la tarifa social en Mendoza.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 03:53
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 03:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California