Escandalo con herido de bala en el fútbol infantil en Rosario

"Los padres piensan que se van a salvar porque los hijos serán Maradona" Reinaldo Divonis, presidente de la liga infantil donde se armó un riña generalizada que terminó con un herido de bala, hizo un llamado de atención.

Tras el vergonzoso episodio ocurrido tras un partido de futbol infantil en Rosario, donde una persona recibió un disparo y ahora pelea por su vida, el titular de la Asociación Rosarina Deportiva Infantil, Reinaldo Divonis, hizo un llamado de atención sobre el compartamiento de los padres y la presión que ponen en sus hijos.

"Llevó 42 años en el fútbol infantil y lo veo desde un ángulo objetivo, no me pongo loco ni nunca lo hice, pero los padres piensan que se van a salvar porque los hijos serán un Maradona o un Messi", sostuvo Divonis en una entrevista con C5N.

El dirigente de la liga infantil rosarina explicó que "existen muchos padres y madres que exigen resultados que a veces lo hijos no pueden alcanzar" y consideró que "los partidos de los chicos serían perfectos si jugasen sin los padres".

Divonis reconoció que "si bien la competencia siempre existe" su organización intenta "no agregar ingredientes para hacerla feroz", aunque lamentó "no poder estar en el cuerpo y la mente de cada persona".

"Conozco a muchos que pierden la cabeza, he visto a profesionales que daba vergüenza verlos actuar con los chicos y los rivales. Los que trabajan con chicos deberían ser buenas personas para ser espejos de los nenes", concluyó.

El hecho se produjo el martes por la noche en un predio de la vecinal Dorrego, ubicada en la intersección de Moreno y Olegario Víctor Andrada, en un partido entre dos clubes de la liga de esa ciudad santafesina.

Durante el juego que protagonizaban Santa Teresita y Deportivo Rosario se desató un cruce entre dos jugadores de 12 años que se trenzaron a golpes. Lejos de poner paños fríos a la situación, los adultos que observaban el partido desde las gradas se cruzaron con insultos y luego golpes de puño, generándose en el predio deportivo una verdadera batalla campal.

Pasados algunos minutos, los ánimos se calmaron y todo parecía volver a la normalidad. Pero en el momento menos esperado, uno de los técnicos volvió a la cancha junto a otras personas armadas y le disparó por la espalda a un familiar de uno de los jugadores.

La víctima del ataque recibió una bala por la espalda, que le ingresó por un lado y salió por el otro. El hombre fue trasladado al hospital municipal de Emergencias "Clemente Alvarez", donde lo operaron y le quitaron un riñón, afectado por el disparo. En este momento se encuentra internado en grave estado.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 02:40
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 02:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California