"Piel roja", de Arístides Vargas, se presenta hoy en el Quintanilla

En su cuarta visita a la provincia, la actriz ecuatoriana Valentina Pacheco propone esta obra escrita por Arísitides Vargas especialmente para ella. La función es a las 22 en el teatro ubicado en el centro de la plaza Independencia, y la invitación es para conocer a una Malinche del siglo XXI.

El teatro Quintanilla, en el centro de la plaza Independencia, propone para esta noche a las 22 la obra Piel roja, unipersonal interpretado por la actriz ecuatoriana Valentina Pacheco (quien visita por cuarta vez la provincia) y con dramaturgia de Arístides Vargas.

Esta obra de Vargas, cuya visita fue organizada por La Rueda de los Deseos y auspiciada por el Ministerios de Cultura y el Consulado de Ecuador, cuestiona desde lo cotidiano las raíces profundas de la identidad mestiza, en una reflexión mordaz sobre la pertenencia. En una tarde de lluvia, una mujer intenta entender por qué siente un irrefrenable deseo de pintarse la piel de rojo. Acude al psiquiatra, que siempre se duerme, y en el transcurso de la sesión, se encuentra o desdobla en su madre, su infancia, su ex marido, su padre, su abuela. A través de un viaje en la memoria, enfrenta su origen, sus fantasmas, los sueños rotos y la identidad perdida, y sabe que su carga  es  mucho más vieja de lo que ella misma puede recordar. Ante sus ojos la vida se vuelve un rompecabezas con formas y vacíos que intenta comprender, darles un sentido, una forma, aunque al final la pregunta sea siempre la misma.


Una Malinche con una pena fundamental y lejana

Valentina Pacheco viene esta vez a Mendoza a poner en escena Piel roja,  un monólogo escrito por Arístides Vargas especialmente para ella.

No es extraño que un actor y un dramaturgo trabajen en conjunto y en función de las individualidades de quien va a llevar a las tablas la obra, pero, indudablemente, el proceso de creación tiene, en estas condiciones, tiene sus particularidades.

Para conocer más acerca de esto, MDZ+Cultura dialogó con la actriz ecuatoriana, quien comentó: “La obra surgió a partir de mi necesidad de hablar desde la mujer, en este caso desde la Malinche, madre de los mestizos. Entonces le pedí el año pasado a Arístides Vargas, quien fue mi director durante 10 años cuando estuve en su grupo Malayerba, que escribiera una obra que hablara sobre este personaje tan polémico”.

Vargas le pidió entonces a Pacheco qu le contará sobre su infancia, sobre lo que la cautivaba de este personaje y los motivos. “Fue así como nos juntamos a dialogar de mis impresiones sobre la Malinche, anécdotas de mi vida que él conocía de antemano por tantos años de trabajar junto, y me pidió unas improvisaciones sobre estos temas”, explicó Pachecho.

A partir de esos encuentros surgió un texto previo que sirvió como germen para Piel roja, una obra “que habla de una mujer contemporánea, empleada de la empresa del agua potable, que acude al psiquiatra para contarle que tiene un deseo irrefrenable de pintarse el cuerpo de rojo. El doctor, lacaneano, se duerme, y ella se encuentra con su madre, su infancia, su novio, su padre, su ex marido y su abuela”, detalló la actriz, y agregó: “Subyace muy sutilmente a lo largo de la obra el tema de la Malinche: soy una Malinche que se despierta por las noches, que trabaja de burócrata en una oficina pública, que va a la peluquería, que compra a crédito y que los domingos a la tarde siente una pena inexplicable, una pena fundamental y lejana”.

Piel roja, según la descripción de Pacheco, no encaja en el drama ni en la comedia, sino que “es una combinación y es muy plástica, contiene dibujos de un gran artista, Marcelo Aguirre, que se proyectan en dos momentos, y el tema Macondo del reconocido cantautor argentino Alberto Caleras, radicado desde hace 30 años en Ecuador”.

Como es de preverse debido al proceso de creación de Piel roja, la obra contiene pasajes muy personales de la actriz, como su infancia en África y la figura de una dama inglesa, quien le enseñó por entonces inglés, imagen desde la cual surge el personaje de la madre.

“Yo le contaba a Arístides que fui engendrada en Pakistán, que nací en Italia de casualidad, y el texto dice: ‘Papá, papá llévame contigo a Pakistán’, y el padre le contesta: ‘No hija, eso está muy lejos...’ ‘Llévame donde el dolor nunca me muerda’, ‘No hija eso, está muy lejos, además, yo vivo acá en el aire, donde están los aviones, los huracanes y las almas más inocentes”, adelantó Pacheco.

Piel roja es el tercero de una trilogía de monólogos de la actriz que desarrollan “desde la mujer”. La torera fue el primero, que trata sobre una loca urbana marginal, y el segundo fue La herencia de Eva, sobre una loca lúdica.

Esta noche a las 22 en el Quintanilla, Piel roja, la oportunidad para ver a una mujer desde una perspectiva intimista.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:54
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic