Vida y obra de la Hermana Victoriana en Barrio El Molino

"No me llevo ninguna decepción, trabajo por amor a Dios y al prójimo", dijo la Hna que desde el año ´74 se desarrolla como misionera. Oriunda de España, actualmente vive en el Barrio El Molino donde realiza diversas actividades en beneficio de la comunidad del lugar.

El Centro Misionero “Santa Teresita” es un espacio hecho realidad gracias a la solidaridad desarrollada en comunidad. Ubicado en la calle Vélez Sarsfield al 2850 de Barrio El Molino atiende las necesidades vitales (alimentación, vestimenta, etc.) y las secundarias como capacitaciones y educación en valores, quizás más fundamentales que las anteriores.

La Hermana Victoriana acomodando las donaciones

La hermana Victoriana Álvarez es una monja oriunda de España que llegó a la Argentina en el año 1974. Arribó a Buenos Aires pero luego siguió su obra en Catamarca, Colombia, Uruguay, Chile. Se radicó en San Rafael, trabajó en el Hogar Las Mercedes y luego en el Colegio Del Carmen. La inauguración del Centro Misionera "Santa Teresita" fue en el año 2001 pero la Hermana Victoriana asistía al lugar desde el ´96, época en la que viajaba desde el centro en bicicleta llevando donaciones y hasta los primeros ladrillos para realizar la construcción. "Siempre viví ayudando al prójimo sin preocuparme porque el que me provée es Dios", expresó la Hermana.

Actualmente el Centro cuenta con un salón donde se realizan las actividades educativas, una cocina, tres baños, una habitación para la Hermana, el salón de usos múltiples y un pequeño patio jardín donde unas cuantas gallinas ponen huevos que luego son vendidos para recaudar fondos para el mantenimiento del lugar.

Alumnas trabajando en sus propias máquinas

"Siempre tuve el deseo de trabajar con personas carenciadas. En este barrio ponderamos mucho el tema de valores, desde el vocabulario hasta las conductas; pero cuesta mucho porque la educación debería comenzar en los hogares, acá les decimos una cosa pero en sus casas ven otras. Las ayudas gubernamentales están deteriorando la dignidad de las personas en este lugar porque no hay preocupación ni por trabajar ni por atender bien a las próximas generaciones, aquí los chicos llegan sin desayunar siendo que casi todos reciben el bolsón de alimentos y sumas de dinero, pero la mayoría lo gasta en sus vicios", dijo la Hermana Victoriana.

"Nosotros recibimos donaciones, las arreglamos y ordenamos para, en el caso de la ropa, ponerlas a la venta los sábados. Preferimos esto a tener que regalarlas porque de esa manera estamos haciendo que las personas obtengan algo con su esfuerzo y no "de arriba" como están acostumbrados. Con lo recaudado suplimos otras necesidades, compramos alimentos y mantenemos el Centro", agregó la religiosa.

Las alumnas presentando los trabajos realizados durante el curso

Mediamza.com visitó el Centro Misionero cuando allí se desarrollaba la última clase de costura en la cual las alumnas estaban presentando sus últimas confecciones. El curso se desarrolla desde hace tres años y asisten alrededor de diez alumnas de las cuales algunas lograron comprarse su propia máquina de coser. El taller está a cargo de la profesora Alicia Giménez, enviada desde la Municipalidad para capacitar a estas mujeres.

En el Centro además se dan clases de apoyo escolar a alrededor de 40 chicos, en dos turnos, a cargo de maestras que realizan su labor ad honorem, se dictan clases de computación, gimasia, pintura y artesanías. Asisten personas de Barrio El Molino y algunas de Las Margaritas. Los alumnos reciben merienda cuando asisten allí.

Todos los cursos que se dictan en el Centro Misionero

El Centro Misionero recibe donaciones de todo tipo para luego repartir equitativamente y según la necesidad de las personas que hasta allí se acercan con una necesidad, quienes deseen colaborar tanto con provisiones, ropa, material de construcción o prestando sus servicios pueden comunicarse con la Hermana al celular 02627 15580188 o acercarse a Vélez Sarsfield al 2850 de Barrio El Molino.

Salón donde se realiza una feria de venta con la ropa donada

Tanto la Hermana como quienes colaboran en el Centro incentivan constantemente a los habitantes del Molino a desarrollarse y superarse. El Molino es un barrio marginado no por sus condiciones sino por la sociedad, no todos los que allí viven son ladrones, ni drogadictos ni malas personas, pero es cierto que todos viven con un estigma social que los hace avergonzarse a la hora de pedir un trabajo en lugares céntricos donde tienen que mentir diciendo que residen en otros barrios evitando así perder ese puesto.

El cambio es posible, así como lo expresó la Hermana: "no todos vuelven a agradecer la ayuda o el cambio que se les ayudó a obtener desde aquí pero no me importa, no me decepciono ni con ellos ni con los gobernantes que vienen prometiendo hace años y siguen tirando migajas, yo trabajo por amor al prójimo y a Dios, sé dónde está mi recompensa."

Opiniones (2)
22 de octubre de 2017 | 17:13
3
ERROR
22 de octubre de 2017 | 17:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La hermana es una GRANDE, felicitaciones....ella suple lo que otros miran para otro lado................me encanta la labor de enseñar es fundamental, cada uno debe aprender a valerse por si mismo eso trae dignidad....
    2
  2. "AQUI LOS CHICOS LLEGAN SIN DESAYUNAR SIENDO QUE TODOS RECIBEN EL BOLSON DE ALIMENTOS,PERO LA MAYORIA LO GASTA EN SUS VICIOS" Se imaginan si la leen los ideologos de nuestra politica social "RENUNCIA A TU SUBSIDIO,MANTENE UN VAGO MAS"
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México