Vinos en conexión con el arte, de pasarla bien

Recientemente tuvo lugar "Bodega abierta al arte" en Navarro Correas. Un momento para abrirnos a la belleza, al bienestar, a la libre expresión individual de un genial grupo de artistas, acompañados por música en vivo y la alegría de los brindis que animaron los generosos vinos de la bodega. Uno de esos momentos que sugirió ir más allá de la típica muestra. Una jornada para el recuerdo.

Me propuse escribirles sobre un agradable momento vivido hace poco, sin embargo no puedo dejar de mencionarles el carácter efímero de los momentos… Parece mentira, hace unas semanas disfrutábamos de una tarde soleada en donde todo confluía en un estado de alegría y bienestar, luego vino el zonda y más tarde la lluvia constituyéndose en un medio sanador del paisaje todavía sacudido, que nos dejó truncados como los árboles, sin luz ni aliento. Con ese mantra de gotitas de fondo reviven los recuerdos de aquella calurosa tarde dedicada al arte, de pasarla bien.


Es en esta época de primavera cuando los espíritus se alegran y revive el gusto por las fiestas, que se celebran numerosos eventos con el fin de compartir gratos momentos preanunciando el cierre del año.

Juego de Damas. A cargo de cuatro mujeres amantes de su ser femenino como Raquel Fluixá, Milly Gómez Delhez, Natalia Sánchez Valdemoros y Melissende Scott. En la foto, junto a Fernanda Vila y Fernando Gabrielli.

Obra de Raquel Fluixá.

Dos obras de Milly Gómez Delhez.

“Bodega abierta al Arte” de Navarro Correas, fue uno de esos momentos que a la vez sugirió ir más allá de la típica muestra. En lugar de una “exhibición de un número de obras correspondientes a uno o más artistas en cierto lugar a tal hora…por favor confirmar presencia”, fue un motivo para abrirnos a la belleza, al bienestar, a la libre expresión individual, en un evento multidisciplinario que abarcó plástica, teatro, música, mimos y deliciosos vinos. Aquí, algunas imágenes que nos acercan el espíritu del momento.

Con fibra y talento. Martín Villalonga dibujó con fibra de tinta el mundo del vino incorporándole su creatividad, picardía, linda locura e inagotable espíritu joven a las etiquetas de cuarenta botellas de vino que se vendieron como pan caliente.

Dos de los dibujos de Martín Villalonga que se convirtieron en etiquetas de vino.

Abstracción y femineidad. Fernando Rosas modeló en vivo un torso femenino, abstraído de las alrededor de doscientas cincuenta personas que se dieron cita en Bodega abierta al Arte.

La música del vino. DJ Cat, el Gato Ficcardi, estuvo a cargo de transportarnos a los presentes en una cadena de sensaciones a través de la música ambiental. A cargo de la sensualidad de la tarde y la alegría del brindis estuvieron los prestigiosos vinos, espumantes y cocktails elaborados con productos de la bodega acompañados por descontracturados platillos primaverales.

Dos bandas, primero Infinito, luego Crawfor & Contreras (foto) ofrecieron un show a la hora que el sol invitaba a relajarse en los livings anunciando un mágico atardecer.

También hubo lugar para el teatro de improvisación en manos de "Humor de Miércoles" mientras que, durante el transcurso del evento, un mimo entretuvo a la gente arrancando sonrisas con sus atrevidas ocurrencias.

Pintura de Natalia Sánchez Valdemoros.

Obra de Melissende Scott.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 08:45
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 08:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial