Chile y Montevideo, la esquina de los vinos y sabores mendocinos

La antigua residencia de la familia Giol, en el centro mendocino es hoy un espacio en donde los vinos argentinos y la comida regional son protagonistas. En marzo, Winery y El 23 Gran Bar abrieron sus puertas con una propuesta que ofrece calidad de servicio y variedad de productos. Fotos y video del lugar y los invitados a la noche inaugural.

Difícilmente Juan Giol – miembro de una de las familias pioneras de la vitivinicultura de la región – hubiera imaginado el futuro de la casona que compró en 1955 en la esquina de Chile y Montevideo de Ciudad.

La casa que la familia adquirió, en aquella época, para residencia, hoy es un espacio en el que se pueden apreciar y disfrutar una gran variedad de vinos mendocinos y de las distintas zonas vitivinícolas del país junto a los típicos sabores regionales.

Este mes abrió sus puertas Winery Mendoza, una vinoteca con gran trayectoria en el mercado de Buenos Aires. Es la sucursal número 11 de la cadena y la primera en el interior del país. Y para que la gastronomía también sea protagonista de este lugar, el espacio se completa con El 23 Gran Bar, un restó pensado para generar propuestas de sabores que favorezcan el maridaje con los vinos y una carta de tapas con el desarrollo gastronómico de Almacén del Sur.

En mayo de 2007, los propietarios de ambas firmas comenzaron a diagramar este proyecto para la provincia. Por un lado, la familia Chmea planificaba el desembarco de Winery en Mendoza para estar presentes en el centro vitivinícola más importante del país y ofrecer en un mismo lugar, más de 1.000 etiquetas de vinos de Argentina. Por el otro, con El 23 Gran Bar, la familia Flamarique apuesta a productos diseñados para un consumidor que disfruta de los placeres del buen comer y del buen beber y a acercar a los mendocinos las experiencias gastronómicas del mundo.

“Existe, entre ambas familias, una excelente relación comercial y siempre tuvimos muy buen trato; por eso logramos este espacio con estándares de servicio, propuesta y variedad de productos internacionales. Mendoza merece un lugar con estas características”, comentó a MDZ, Mariana Flamarique en el cóctel de inauguración, al que asistieron más de 200 invitados.

Todos los vinos, en un mismo lugar

En el recorrido por las distintas salas de la vinoteca se pueden encontrar cerca de 1.000 etiquetas de vinos de las bodegas nacionales más importantes.  Sin alterar la armonía y la estética original de la residencia, cada uno de los ambientes está destinado a los distintos varietales: la gran sala del Malbec; otra para los Cabernet Sauvignon; un espacio para Espumantes y Champagnes y otro para grandes vinos. Los vinos blancos, rosados, tardíos y dulces ocupan otra de las habitaciones, como así también los destilados y cervezas importadas.
Winery también presenta un sector de cristalería con gran variedad de copas  y decanters y otro sector destinado a los accesorios para el vino y productos gourmet.  El interior de la casa se completa con una sala de degustación privada y una cava acondicionada para guardar vinos de grandes cosechas y partidas agotadas.

Instalada ya en la provincia, y declarada de Interés Turístico vendimial 2008 por la Secretaría de Turismo de la provincia, la firma planea la incorporación de productos de otras bodegas del país y vinos extranjeros.

Tapas a la carta

Una propuesta de bar desestructurada es lo que ofrece El 23 Gran Bar, el restó con más de 200 cubiertos que funciona en el patio interno y galería de la casa. La carta, diseñada por el chef Fernando Trump, está conformada por 23 tapas. De ahí, el nombre del lugar. "El número 23 en la quiniela representa al cocinero, con esa idea también surgió el nombre", dijo Mariana Flamarique.

Platos con frutos de mar, pescados y otras carnes como chivo y cordero – además de las clásicas -  son algunas de las exquisiteces que se pueden degustar en el bar con una selección de 150 vinos que se encuentran en la vinoteca. "Apostamos a que los vinos, al maridar con nuestras tapas, puedan desplegarse en toda su singularidad".

Aquí no termina todo. El lugar presenta dos atracciones más en el patio descubierto: el Wine Point, un lugar de reunión donde se brindan charlas gratuitas a cargo de responsables de distintas bodegas y una cancha de bochas - inicitiva de Ernesto Catena - construída por la bodega Escorihuela Gascón. Quien visite el lugar y disponga de tiempo suficiente, puede hacer uso de la cancha mientras degusta una copa de vino.

Datos útiles

Horarios:
Winery: todos los días de 10 a 22.
El 23 Gran Bar: de lunes a sábados de 10 a 18 con servicio de bar y cafetería y a partir de las 19 con el servicio de tapeo.
Wine Point: de lunes a viernes por las tardes.

Opiniones (17)
18 de noviembre de 2017 | 11:38
18
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 11:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MDZ, PUBLIQUEN LOS MENSAJES...NO SEAN OBSECUENTES... NO LES VA A PASAR NADA!!!
    17
  2. que lindo lugar..!!! que bueno es que vengas este tipo de inversiones..que gente màs linda.
    16
  3. Felicitaciones por el lugar y la comida estuve cenando con una gente de otro pais y me hicieron quedar muy bien con las tapas y las bochas. Una solo critica, soy vecino de la zona por favor no hagan mas fiestas ahi.
    15
  4. Entonces es en el 23.
    14
  5. Hasta donde yo sé, Winery es una de las más importantes cadenas de vinerias de Buenos Aires y pertenece a la familia Chemea. La explotación del bar-restaurant El 23 corre por cuenta de la familia Flamarique (Almacén del Sur).
    13
  6. De verlo de la calle te das cuenta que está puesto con mucha guita, ahora no te preguntés de donde salió, tal vez de alguna tarjeta banelco.
    12
  7. Me parece que Mendoza necesita de propuestas como ésta, donde se realizan inversiones en serio y con buen gusto (no como las de la Arístides que ponen un boliche con 2 mangos y todo es improvisado). Por supuesto que puede haber algunos errores en la atención, pero hay que aplaudir estos emprendimientos, que por aqui no abundan mucho. Felicitaciones a Winery y El 23!
    11
  8. Sobre el comentario de vamos por buen camino , creo que esta como la presidenta y Klia , no sabe expresarse , , , o tiene resentimiento por algo, , , %uF04A
    10
  9. Esto es un chiste loco, era de esperar, la verdad es que era obvio y nosotros medios ilusos. Por ahi me emocioné porque como escriben chabones copados como Padilla de repente pensé que podían publicar distintas opiniones, de distintas ideologías, pero la verdad es que el lugar es re lindo y tienen vinos re lindos y los precios son re lindos y es re lindo todo.
    9
  10. Me parece espectacular que exista un lugar exclusivamente para adquirir un vino, sería espectacular que todos los vinos que se vendan se puedan adquirir en lugares así y no en los supermercados grasas de Mendoza que no existe ni el olor a una persona que asesore acerca de un determinado vino. Y para los oligarcas que estuvieron esperando en el restaurante que los atendieran, vuelvan al Barloa y esos lugares, con personas así que la tienen y no la gastan o la gastan para la mierda, genera una provincia de mierda un abrazo
    8
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia