Deportes

Evangelina: "Con Martín Demichelis ya parecemos marido y mujer"

¡Y pensar que no quería ser botinera! La rubia más linda volvió de Alemania, tras dos semanas de vacaciones junto a su flamante novio, el futbolista Martín Demichelis. Mirá los increíbles videos hot de la voluptuosa rubia.

¡Y regresó más enamorada que nunca!: “Martín me llevó a conocer la casa de Romeo y Julieta en Verona. ¡Fue muy romántico!”

La vedette regresó a la Argentina porque tenía que cumplir con dos campañas gráficas (Satin Blue y Andreina Disegni). “¡Quería quedarme más tiempo con Martín!”.

En la ciudad italiana de Verona vive la leyenda de Romeo y Julieta. Allí se encuentra la casa de los Capuleto, con el balcón al que Julieta salía cada vez que Romeo la visitaba a escondidas. Y en sus paredes se acumulan los mensajes de amor de parejas de todo el mundo.

Como el que se puede ver desde el 15 de febrero último, encerrado en un gran corazón: “Evi y Martín. Juntos por siempre”. Evi es Evangelina Anderson, la belleza con la que sueñan muchos, pero que hoy disfruta sólo Martín, que es Demichelis, futbolista del Bayern Munich de Alemania y de la Selección Argentina, con pasado en River Plate.

“Fue muy romántico que me llevara a ese lugar tan especial. Fuimos en auto desde Munich, que está a tres horas de Verona”, cuenta Eva, recién llegada de tierras germanas, adonde viajó a pesar de que en la obra Planeta Show le ofrecieron duplicarle el sueldo para seguir durante febrero.

“Me moría de ganas de ver a Martín. Cuando nos conocimos en Carlos Paz fue todo tan mágico que teníamos miedo de que en Alemania no fuera igual. Sobre todo porque íbamos a convivir durante 15 días. Pero la verdad es que allá ya parecíamos marido y mujer”.

–A los pocos días de tu llegada a Alemania, Demichelis se lesionó (desgarro). ¿Te alegró poder tenerlo más tiempo con vos?

–(Se ríe) Al principio me puso triste por él, pero no voy a negarte que me gustó haberlo tenido mucho más tiempo conmigo.

–¿Dejarías tu carrera para vivir con Martín en Alemania?

–No. Además él sabe que la carrera es muy importante para mí, y que no sería feliz si tuviera que dejarla para poder estar con mi pareja. Entonces vamos a ver cómo podemos manejar el problema de la distancia. Por ejemplo, si en el Bayern Munich lo autorizan a jugar los Juegos Olímpicos, en junio vendría a Buenos Aires a entrenarse con la Selección Argentina.

–¿Allá te ofrecieron trabajos?

–Sí, me llamaron de una empresa de estética corporal para ser la cara de la marca. Cuando vuelva a visitar a Martín seguramente firmaré el contrato. Y necesitaría hablar algunas palabras en alemán, así que voy a prepararme por las dudas. Hasta ahora sólo aprendí danke (gracias) y bitte (por favor).

–¿Y no aprendiste a decir te amo en alemán?

–¡Sí! Es ich liebe dich. ¡Martín siempre me lo escribe por mensaje de texto!

–¡Epa! ¿Ya hubo un te amo?

–Sí, estamos muy enamorados los dos.

–Entonces tengo que preguntarte si hay planes de casamiento…

–Nooo, aunque una siempre sueña con eso. A mí me gustaría casarme en tres años, y tener muchos demichelitos.

–Te llevo al archivo: en noviembre del año pasado nos dijiste que no saldrías con un futbolista porque tienen fama de mujeriegos. ¿Y ahora?

–Y bueno… Reconozco que pensaba así. Pero Martín me hizo dar cuenta de que no todos los futbolistas son iguales, sino no estaría con él. Igual, los que no son así están contados con los dedos de una mano. Y por suerte a mí me tocó uno.

– Sabrina Ravelli, novia del futbolista de Boca Neri Cardozo, dijo que Demichelis se le había tirado un lance. ¿Te sorprende?

–No, porque lo que haya hecho Martín antes de conocerme no me molesta en absoluto.

–Te cambio de tema. ¿Cómo fue tu reencuentro con Mariana de Melo?

–¡Muy bueno! Estuve toda una tarde en su casa cuando volví de Carlos Paz, y la verdad es que me puso muy contenta verla bien de la cabeza, sobre todo. La rehabilitación marcha bien, más allá de que ella estaba ilusionada con volver a trabajar pronto.

–¿Te molesta que su hermana Rosana se haya mostrado desilusionada con vos?

–No, porque lo hablé con Mariana y me dijo que estaba todo bien, que seguramente hubo gente que le llenó la cabeza a su hermana sin conocerme. Yo hablaba todo el tiempo con Javier, su hermano. Algún día me sentaré a charlar con Rosana y aclararemos todo.

 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó1/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|19:04
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|19:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016