Fuga de capitales, duplicada

Mientras los agentes económicos perciben que el dólar sigue siendo “barato” y esperan una corrección al alza en el precio, demandan dólares para cubrirse de la pérdida de valor que les podría generar una devaluación

En todo 2011 la fuga de capitales ascendería a US$ 26.126 millones, un 13% más que la fuga de 2008 (con crisis del campo y la peor crisis global desde la depresión de 1930) y más del doble que la del año pasado, según las últimas estimaciones de Economía y Regiones. Puntualmente, en octubre la fuga de capitales habría ascendido a US$ 3.700 millones, un monto que supera el nivel de septiembre, según la consultora de Rogelio Frigerio.

Fuente: E&R en base a BCRA.

La actual fuga de capitales, según el análisis de E&R, tiene un sustento diferente a la de 2008:

- Ese año se combinaron la crisis política doméstica junto con la crisis económica internacional, en donde la aversión al riesgo (y vuelo hacia la calidad) generaban una fuerte apreciación del dólar contra todas las principales monedas del mundo.

- Por el contrario, nada de esto sucede en la actualidad. A nivel político, la presidenta Cristina Kirchner ganó las elecciones en primera vuelta con el 54% de los votos, por lo que su legitimidad e imagen positiva del gobierno (a diferencia de 2008) se encuentran en su punto máximo. A nivel internacional, de acuerdo al índice que elaboran en E&R, el poder adquisitivo del dólar se deterioró un 4,2% en el último mes. En efecto, las causas de la fuga se vinculan con fenómenos menos coyunturales, ligados al propio deterioro de los fundamentos del modelo económico.

El hecho de que los agentes económicos piensen que hay un importante atraso cambiario es la principal razón detrás de la actual fuga de capitales. Es decir, mientras perciban que el dólar sigue siendo “barato” y esperen una corrección al alza de su precio, demandarán dólares para cubrirse de la pérdida de valor que les podría generar una probable devaluación.

El tipo de cambio se viene devaluando a un ritmo mucho menor que el incremento de precios, generando expectativas de devaluación y provocando una pérdida de competitividad en los sectores productores de bienes. En concreto, el incremento de precios más que cuadruplicó a la depreciación del peso, que alcanzó sólo un 4,7% en promedio, durante los últimos doce meses.

Fuente: E&R en base a BCRA; MECON y Estadísticas de Santa Fe.

La pérdida de reservas del BCRA para mantener el tipo de cambio

Las medidas del Banco Central frenar al dólar y bajar la presión cambiaria

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 16:56
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 16:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes