Conozcamos ANIM: la Asociación para la Nutrición Infantil y Materna

Es muy satisfactorio encontrar personas que crean que “sí se puede” lograr un cambio y que, en vez de sentarse a esperar o continuar con sus ocupadas vidas, salen a hacer algo. Así es el caso de los doctores Rubén Bergaglio, Juan Adrián Reche y casi tres decenas de personas más. En esta nota conozcamos el trabajo que realiza ANIM en San Rafael.

ANIM es un centro de prevención y tratamiento de la desnutrición infantil y promoción humana, que depende de la “Asociación Amor, Vida y Familia” y sigue el método CONIN, creado por el Dr. Abel Albino.

Está compuesto por un grupo de profesionales y colaboradores comprometidos con el prójimo necesitado. Su objetivo es ayudar a los niños que se encuentran en estado de desnutrición a fin que no caigan en situación de discapacidad.

En ANIN se cree que la única forma de combatir eficazmente la desnutrición infantil es atacando sus causas mediante un abordaje integral de la problemática social, que da origen a la extrema pobreza. El trabajo que realizan se centra en prevención y recuperación de niños desnutridos. El equipo de trabajo está compuesto por pediatras, nutricionistas, psico-estimuladoras, psicopedagogas, psicólogas, trabajadores sociales y voluntarios,  para aplicar en San Rafael la metodología CONIN la cual consiste en la prevención y recuperación infantil centrando el accionar en tres pilares básicos: docencia, asistencia e investigación.

Dr. Reche, Dr. Albino, Anahí y Dr. Bergoglio en la capacitación dada en Mza.

Mediamza.com entrevistó a los doctores que encabezan este gran proyecto pero que reúsan a ser nombrados como los únicos, si bien hablamos con Rubén Bergoglio y Juan Reche, no podemos dejar de mencionar que son casi 30 personas las que están trabajando en el equipo de ANIM totalmente “ad honorem”.

La charla se desarrolló en el cálido consultorio del Dr. Bergoglio donde era inevitable indagar sobre las fotografías que se encontraban pegadas en una de las paredes junto a cartas con dibujos y frases como “al mejor doctor del mundo” y muchas palabras de agradecimiento por distintas causas. La mayor parte de las fotografías eran de los cruces en bicicleta y a pie que el doctor Rubén realiza desde hace 18 años y las creaciones infantiles de algunos de los pequeños que habían sido tratados por tal ser.

La pared del consultorio con fotos y agradecimientos


El Dr. Rubén contó de sus inicios en la medicina, en la pediatría y en la lucha contra la desnutrición a través de su participación en el “Tren Hospital Pediátrico Alma” que desde Buenos Aires salía a recorrer 40 distintos lugares de Argentina. “Me sedujo la idea de ir a tratar chicos con desnutrición al interior, se intentaba cambiar a una población en tanto su forma de pensar, educarse, comer, etc. Al principio descreía el efecto de nuestro trabajo pero cuando comencé a ver los resultados mi forma de pensar cambió.” 

“El 70% de la población carcelaria tiene antecedentes de desnutrición, entonces, si no alcanzamos a educar a las madres a tiempo ayudándoles y proveyéndoles para la nutrición de sus hijos vamos a seguir viviendo cada vez con más inseguridad y más pobreza. La desnutrición es una cuestión que hay que tratarla entre varios”,
continuó Rubén.

El grupo de ANIM comenzó a conformarse en el año 2009, Rubén se reunió con el Dr. Abel Albino (Proyecto CONIN) y luego, al conocer cómo debían ser los pasos para conformarse como agrupación comenzó los contactos en San Rafael junto con el Dr. Reche. Ambos en marzo de este año recibieron una capacitación de parte de CONIN lo que significa el primer paso hacia la obtención de la franquicia para que dicha Fundación funcione en San Rafael a través de ANIM.

En ANIM también se brinda asistencia psicopedagógica

El trabajo que se realiza en ANIM es integral en todos sus sentidos porque no solo se trata de satisfacer la necesidad alimenticia del niño sino que también se encargan de educar a la familia, principalmente la madre. A su vez pertenece a la “Asociación Amor, Vida y Familia” entidad que encara la misma problemática (y otras peores) a la vez que ayuda a que los padres de familia finalicen sus estudios secundarios. AMIN utiliza las instalaciones del “Cotolengo” para enseñarle a cocinar a personas de aquella zona. También se les brinda alimentos y ropa. Actualmente la Asociación está asistiendo a 50 familias de distintas zonas de San Rafael, “cuesta que las familias arranquen con el tratamiento, al principio quieren esconder el caso de un hijo desnutrido pero no es ningún estigma, es algo que debe tratarse”, expresó el Dr. Reche.

El depósito de ropa y calzados donados para donar

Los integrantes de ANIM no obtienen recompensa económica por su trabajo, ante la pregunta de cómo logran que las personas colaboren ya sea con dinero o con donaciones, los doctores respondieron: “La gente está muy desconfiada, el que recibe ayuda cree que se le va a pedir algo a cambio de su tratamiento y el empresario que es invitado a colaborar piensa que él se encuentra ajeno a esas realidades. No logran comprender la dimensión del caso. En realidad, las familias asistidas sí deben dar algo a cambio: su compromiso de cumplir con los cambios en su estilo de vida; mientras que el empresario que colabora debe entender que está participando en la minimización de la inseguridad y pobreza del futuro.”

ANIM funciona en Las Heras 113 de San Rafael, lugar donde los profesionales atienden consultas de las familias en tratamiento y hacen “consultorio particular”. Para quienes deseen colaborar, participar o informarse solicitar más información pueden contactarse a los celulares 02627 15532013 o 15481355, a través del correo electrónico coninsanrafael@hotmail.com

Las Heras 113, donde funciona ANIM

Cuando Rubén recordó su paso por el “Tren Pediátrico Alma” su rostro se llenó de emoción por lo que le había significado la experiencia y las personas que lo instruyeron en el camino de ayudar a los demás, hace más de 20 años atrás, su emoción llegó hasta las lágrimas, y esas son cosas que solo nace de un corazón rendido al servicio, entregado por amor, en este caso es un amor que da y vuelve a dar y encima de tal sacrificio solo espera a cambio el beneficio de los demás,  a eso señores no le cabe otra cosa que llamarse pasión.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 11:24
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 11:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes