Ensalada eléctrica: desfinanciación, sin subsidios y sin tarifas ¿vamos a la oscuridad?

Las cooperativas aseguran que están en alerta por las demoras en el pago del Fondo Compensador. Piden una urgente revisión de tarifas. Al mismo tiempo, el anuncio de la quita de subsidios para usuarios residenciales complica el panorama del Gobierno que viene: las boletas serían más caras, sin que se sumen más ingresos en la Provincia y las empresas

Todos están en alerta. Los usuarios, porque puede combinarse la quita de subsidios con un aumento de la tarifa. Y el sector eléctrico porque hay demoras en la liquidación del Fondo Compensador y también porque esperan un ajuste de los valores para “equilibrar las cuentas”, según dicen.

Las cooperativas eléctricas son las más complicadas, pues también son las que menos colchón de recursos tienen para sostener cualquier contingencia. Según explicaron a MDZ varios representantes de ese sector “están en alerta y expectantes”, porque se combinaron varios factores que les complican las ecuaciones. Uno de ellos es la demora en la liquidación del Fondo Compensador. Se trata de un recurso que tienen las distribuidoras para equilibrar las diferencias de costos que tienen los grandes operadores respecto de los chicos.

El Fondo se conforma con los aportes de todas las distribuidoras, pero se reparte según las necesidades. Así, por ejemplo, Edemsa es el principal aportante, pero los prestadores chicos son los destinatarios principales. En Mendoza hay 10 cooperativas eléctricas. El dinero lo recauda y lo liquida el Estado provincial. “Estamos en alerta. Se está moviendo poco la velocidad de pago del fondo compensador”, aseguró el gerente de una importante cooperativa. Según aseguran, confluyeron tres factores para esas demoras: uno, el cambio de gobierno; otro, la llegada de fin de año que siempre demora los pagos.

El tercer problema es interno. Según explican, hay aportes que se estarían haciendo de manera diferida; es decir, no en efectivo, sino en cheques a largo plazo, cuestión que complica la liquidez del Fondo. El dato llamó la atención, pues Edemsa no parece tener problemas financieros. En el último informe de su estado contable, presentado ante la Comisión Nacional de Valores, la empresa declaró tener 23.186.454 pesos en caja y fondos por más de 30 millones.

Para las Cooperativas, sobre todo las más chicas, es vital. Ese dinero se usa para comprar la energía al mayorista (Camesa), y por atrasarse un día se paga una penalidad del 10 por ciento de la tarifa.

Los cooperativistas ya pidieron una audiencia con el titular del EPRE, Elián Japaz, para plantear la situación. El ente regulador no interviene en ese proceso, pero la intención es plantear el tema en todos los ámbitos. La otra puja del sector es por la tarifa. En realidad, por la actualización del Valor Agregado por Distribución, que es lo que quieren que aumente, porque, aseguran, la inflación los dejó sin margen.

El dilema de las tarifas

El contexto no es positivo. Ni para los usuarios, que casi seguro tendrán que pagar más, ni para las distribuidoras, que pelean por aumentos, ni para el Gobierno, que corre con los costos políticos.

El gobierno nacional decidió retirar los subsidios a los servicios públicos con los que desde hace años mantiene casi congeladas las “boletas” de luz, agua y gas en todo el país. El año que viene, los usuarios deberán justificar que necesitan ese beneficio, y es casi un hecho que en algún momento del año que viene habrá que pagar más por los servicios.

El gobernador electo, Francisco Pérez, se instaló en Buenos Aires y se reunió con Amado Boudou y Julio De Vido, justo el mismo día en que anunciaron la quita de subsidios. De hecho, se reunieron media hora antes de que ambos ministros salieran a escena en la Casa Rosada. La charla fue meramente formal, y no entraron en detalles.

El anuncio no fue una buena noticia para Pérez y el tema se transformó en un eje central de su futuro gobierno. El problema para Mendoza es que los usuarios pagarán más, pero las distribuidoras no recibirán más dinero, y el Gobierno local, encabezado por Francisco Pérez, podría correr con el costo político del ahorro de recursos nacionales. Pero el dato clave es que la decisión se superpuso con la revisión de tarifas encarada por el Poder Ejecutivo y que ahora está en suspenso. Es que si cumplen con su intención de retocar los valores, los mendocinos podrían sentir dos aumentos: uno por la quita de los subsidios y el otro por el incremento de las tarifas.

El titular del EPRE, Elián Japaz, también está en Capital analizando los alcances de las medidas anunciadas. El EPRE es la única vía de negociación que tiene Mendoza para participar en la mesa que analiza el régimen de subsidios. En Mendoza hay 600 mil usuarios, y en el EPRE aún no tienen en claro cuál será el criterio para la quita de subsidios.

Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 02:01
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 02:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En mendoza no pagamos los valores irrisorios que pagan en Bs as aca si lo cobran 3 veces mas va a ser imposible sostener.....
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial