La educación mendocina: entre la parálisis y el alerta rojo

Finalmente, como se preveía, las clases no comenzaron en la provincia. Año a año, los mismos conflictos se presentan y, como siempre, resultan afectados nuestros niños y jóvenes. Aquí, claves de análisis sobre una problemática fundacional de la provincia.

Comienza marzo y, una vez más, casi como parte del calendario vendimial, el conflicto del salario docente ocupa el centro de la agenda provincial. Seguramente, dentro de doce meses, ocurrirá lo mismo. Se trata, como bien sabemos, de una problemática fundacional que, tras los duros años ‘90 y la crisis del 2001, llevó a la profesión docente a uno de sus niveles históricos más críticos. Hace pocos años atrás en la crisis del 2001-2002, el sueldo de un maestro se ubicaba bajo la línea de pobreza y esta increíble situación puede aparecer como paradigmática de la consideración histórica que la educación ha tenido en la Argentina.

Y es que toda la institución escolar, desde el valor de lo simbólico, cayó bajo la línea de pobreza. Y lograr que ocupe el sitio que por nobleza le corresponde nos llevará, a este paso, décadas, en un mundo en el que la formación de recursos humanos varía exponencialmente de año a año.

Al no gozar la institución escolar del merecido respeto, todo lo que ha ella pertenece se encuentra fuera de su centro: el maestro debe enfrentar problemas sociales (como la desnutrición, la falta de útiles, merienda o de zapatillas) que ya debieran llegar resueltos, la toma de decisiones institucionales se altera, la infraestructura no es la apropiada, tampoco lo es la capacitación y la escuela como espacio de conocimiento suele mudar en espacio de ociosidad, de violencia, de asistencia o en espacio sin vida, tal cual como ocurre cuando se multiplican los paros.

Por ello, la intención de fondo debiera ser recuperar la carga simbólica que la educación pública exige y el prestigio que los educadores deben tener como tales. Y esto se logra con planes basados en objetivos, con estrategia, con proyección en el tiempo, con planificación diaria de tareas y con presupuestos adecuados, sin que esto último signifique poner en riesgo los fondos públicos provinciales.

Está visto que Mendoza ya no es lo que era en el concierto nacional. Encima, se toman malas decisiones de hecho, la anterior gestión otorgó aumentos preelectorales y, tal como en su momento lo referimos, puso las finanzas públicas al borde del abismo. La actual gestión baraja la posibilidad del déficit y comete indecibles errores técnicos al llevar adelante una negociación salarial que ha paralizado el comienzo de clases.

Por otra parte, si la provincia no fuera discriminada por la coparticipación y los repartos caprichosos de dineros nacionales, habría posibilidad de contar con un presupuesto acorde para sostener en el tiempo remuneraciones acordes.

En tiempos en que el contexto internacional nos sigue proveyendo de extraordinarias posibilidades de crecimiento, nosotros, estamos con la educación pública paralizada. ¿Cómo es posible que ninguno de los gobiernos haya avanzado en un esquema de blanqueo del salario docente? ¿Cómo es posible que no se logre acuerdo, al menos, por dos años, a fin de ocupar tiempo, energía y recursos públicos en temas referenciales del ámbito educativo mundial, como la provisión de tecnologías para las escuelas, que, en pleno tercer milenio, ni siquiera tienen Internet? ¿Cómo es posible que la autoridad social por naturaleza, el Gobierno, pague en negro parte de sus salarios? 

Del otro lado del mostrador, están los docentes como corporación. Siempre vulnerados y, a la hora de negociar, intransigentes. El tiempo les enseñó a conseguir reivindicación a partir de la manifestación de alguna forma de protesta, algo que ellos mismos, seguramente, buscan canalizar de otro modo dentro de las aulas que conducen. Y así se desenvuelven quienes educan: para conseguir mejores sueldos, hacen paros, cortan calles e interrumpen la educación de nuestros hijos como forma de presión. También aquí, se nota la falta del diálogo social –determinado, pero con altura– que la educación promueve.

Qué bueno sería que el debate de la educación, al comienzo de este año, pasara por otro lado. Que discutiéramos, por ejemplo, cuántas horas es razonable que los chicos utilicen la computadora en la escuela y qué tipo de contenidos asimilar a través de ella. Qué bueno sería que los docentes estuvieran, hoy por hoy, invirtiendo su enorme capacidad de compromiso corporativo en capacitación, sabiéndose bien pagados y también bien exigidos en sus resultados profesionales. Qué buenos sería estar buscando, desde los claustros, los mejores modos de insertarnos en un mundo. Y qué bueno sería que la problemática salarial hubiese sido resuelta en diciembre, antes de la formulación del presupuesto anual de Mendoza.

Lejos, muy lejos, estamos de esta situación. En un país que debe seguir apostando a la educación pública, el resultado es que somos el producto vivo de un sistema que no educa bien y, por lo mismo, provoca que los más privilegiados sean quienes gocen de las mejores herramientas educativas, de más días de clases y de más recursos conceptuales en su futuro.

La educación está en alerta roja. De hecho, un técnico del gobierno con alta responsabilidad ejecutiva, aun calculadora a mano, sacó mal una cuenta y su error, sumando a todos los errores referidos, nos está costando carísimo a los mendocinos.
Opiniones (13)
23 de septiembre de 2017 | 04:02
14
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 04:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los docentes privados comenzaron, pero ahora comienza su lucha. O no escucharon los noticieros????????????
    13
  2. Pueda ser que los gobernantes entiendan de una vez por todas que los ciudadanos comen, que es una verdadera verguenza que todos los gobernantes jueguen con el hambre de la gente. Todos, TODOS merecemos una vida digna, y los docentes nos enseñaron a luchar por ello, y el gobierno nos enseñó a mentir!!!!!!!
    12
  3. Se presiente pero finalmente no se aborda un problema crucial para la Argentina y nuestra Provincia en particular. ¿Es importante la Educación?, ¿Qué lugar ocupa la Educación en el Proyecto de País y de Provincia que queremos? Si la Educación fuera lo que debe ser -La herramienta que construye una Nación- entonces tendríamos los esfuerzos y las herramientas necesarias para tener la certeza que la Educación que impartimos sirve para responder a los desafíos de este mundo globalizado. Tendríamos un Gobierno preocupado en un presupuesto provincial y nacional acorde a dicha importancia. Los sueldos docentes deberían reflejar ese lugar de preminencia que debiera tener la educación en todos sus niveles (para evitar ser una nación de cuarta). Es cierto, la problemática es una cuatión "de fondo"; en la educación nos jugamos la identidad (más allá de la capacidad y la destreza). No obstante todo, las clases comenzaron el 3 de Marzo: no se olviden de los docentes privados, ellos también son docentes (maestros, profesores).... y comenzaron el 3 de marzo
    11
  4. EQUILIBRIO: una educación de calidad tiene dos componentes: CONDICIONES DIGNAS DE TRABAJO y CONTROL SOBRE LOS DOCENTES... Muy buena nota... pero lamentablemente no existen alternativas al paro. Soy docente y este es el primer año que me he adherido porque considero una vergüenza el salario que tenemos. En mi caso (haciendo alusión al uso de internet en colegios) trabajo en escuelas donde no contamos ni siquiera con libros, la única computadora que tenemos es una muy antigua donada por un particular. Con un sueldo que parece una burla, además de vivir, suelo pagar fotocopias o apuntes que debo armar a los alumnos porque carecen de dinero para comprarlas y la escuela no cuenta con medios para que ellos trabajen; algunos profesores y los directivos también ponemos dinero para poder realizar alguna salida con los chicos en el año... ya que algunos ni siquiera conocen el Parque Gral. San Martín. He trabajado en escuelas en las que se les pedía a los alumnos aportes económicos para comprar una garrafa para calentar al curso!!!!! (ya que ni calefactores había)... Los profesores debemos trabajar el máximo de las horas que legalmente se pueden tener para cobrar un sueldo relativamente digno.... sin embargo; tener tantas horas cátedra implican no prestarle la debida atención al trabajo que cada grupo de alumnos por curso amerita... La labor docente debe ser personalizada y se debe trabajar para aprender en cada instante que se permanece en la escuela, por lo tanto la labor áulica tiene un trabajo de planificación previo a cada clase que implica actualización y personalización a la problemática de cada grupo, de cada escuela; a su vez se debe corregir cada trabajo que se le pide al alumno (incluyendo prolijidad, ortografía y redacción... palabras desconocidas para la mayoría de ellos y poco ejercitadas durante su transcurso en la primaria...). ALGO QUE NO SE TIENE EN CUENTA al analizar el trabajo docente es que en su casa, el profesor trabaja la misma cantidad de tiempo ( o un poco más) que en la escuela... y esas horas no son remuneradas... por lo tanto, para acercase a un sueldo que permita llegar a fin de mes casi dignamente, la política actual y arrastrada desde los ´90, versa que hay que bajar la calidad educativa más allá de los discursos políticos que debemos soportar y que son contrarios a lo que se vive en cada escuela diariamente. Equilibrio.... hastá acá un ligero pantallazo de la realidad educativa vista por una profesora, pero para que exista equilibrio debe existir una autoevaluación de nuestros roles... muchos docentes son verdaderamente ejemplares en el vínculo que generan con sus alumnos (debiendo cumplir roles que muchos chicos reclaman por la carencia de atención y de afectoa que poseen en sus vidas...), por no abusar de las licencias, por asistir a clases pero a su vez y lo más importante GUIAR conscientemente a los educandos en un proceso de aprendizaje con calidad, por comprometerse con su comunidad educativa, por mantenerse actualizados y con una capacitación en aumento.... Sin embargo, otros docentes abusan de cada ítem existente para pedir licencias, toman más horas de las legalmente permitidas y trabajan solo un 10% pero cobrando el total, dictan clases con los apuntes que hicieron al recibirse de profesores aunque ya estén a punto de jubilarse o lleven varios años trabajando, no se actualizan, dan los contenidos del mismo modo para cada grupo sin considerar las dificultades presentes en cada escuela.... Aquí es donde debe aparecer el equilibrio, una educación de calidad tiene dos componentes: CONDICIONES DIGNAS DE TRABAJO (desde edilicias hasta salariales con tiempo para capacitaciones que sirvan) y CONTROL SOBRE LOS DOCENTES... que los cargos sean ocupados y mantenidos por VERDADEROS PROFESIONALES que tomen su trabajo con la seriedad que implica ayudar a desarrollar las capacidades de los habitantes de nuestra provincia...
    10
  5. La nota empieza bien analizando la crisis del sistema educativo en un contexto social y económico, justamente, en crisis. Pero cuando el autor manifiesta que "para conseguir mejores sueldos, hacen paros...", exhibe una profunda ignorancia acerca de la lucha de los trabajadores, garantizada por la Constitución Nacional, valga decir. Nunca, pero nunca, en la historia de la humanidad los trabajadores consiguieron hacer valer sus derechos (escritos o no) y reivindicaciones salariales mediante la "buena voluntad", la bondad o la filantropía de los patrones. Siempre, pero siempre, ha sido la lucha -en cualquiera de sus formas- la herramienta mediante la que se ha logrado torcer el fiel de la balanza, que siempre apunta para el lado de los poderosos. En el caso de los trabajadores de la educación, el "patrón" es el Estado, quien además tiene la obligación de garantizar la educación pública y gratuita y con salarios dignos (también lo dice la CN). Achacar la culpa a los trabajadores de "interrumpir la educación de nuestros hijos", es como matar al mensajero. La educación pública es un deber del Estado, para lo que debe disponer de una infraestructura adecuada, políticas educativas (que dudo de que este gobierno las tenga) y personal docente con salarios y condiciones de trabajo dignas.
    9
  6. Reitero, basta ya con el mito de las vacaciones extendidas, creo que este año es cuando más largas han sido, y no fue por culpa de los docentes sino porque el Gobierno no tenía ninguna propuesta. Personalmente me he pasado eneros enteros atendiendo la Copa de leche cuando la crisis del 2001, el comedor, he estado haciendo compras para el comedor un 24 de diciembre , así que de ninguna manera me banco lo de las vacaciones extendidas, tampoco lo de las licencias ya que tengo años de asistencia perfecta. En la docencia hay de todo como en todas las profesiones. Lo que es seguro es que la escuela pública está en donde no muchos están, entre ellos las escuelas privadas. Estamos en las villas, en los barrios socialmente muy vulnerables, donde la policía entra con los perros y los helicópteros, estamos en la frontera, en el desierto, en el medio de las viñas. nadie tiene derecho a poner en tela de juicio la labor de los docentes mendocinos, estos funcionarios eran parte de los gobiernos de Gabrielli y Lafalla, que desmantelaron con los dos gobiernos menemistas, la escuela pública y ahora se rasgan las vestiduras y lloran sobre los días de clase perdidos. Seamos honestos, sin recursos no hay educación, los recursos deben estar en escuelas sanas y confortables, en libros, en útiles y también en salarios dignos. La escuela pública o de gestión estatal como se dio en llamarla, fue en medio de la crisis del 2001 - 2002, el único bastíon contra la exclusión social. Los maestros la defendimos a muerte y peleamos hasta derrotar la Ley federal que apuntaba a la creciente privatización del sistema. seguiremos peleando por ella, a pesar de los gobiernos de turno.
    8
  7. El problema de la corporacion docoente y las demas que manejan la provincia en este gobierno, es la falta de rumbo del actual gobierno provincial. Un dia hace una propuesta de sueldo , al otro dia se rectifica, un dia dice que dia no trabajado no se cobra al otro dia dice que se arrepiente y van a cobrar, etc y los docentes que gozan de todos los privilegios posibles ( vacaciones extendidas, falta al aula por cualquier excusa, licencias inacabables, etc) estorsionan a la sociedad dejando a los chicos sin clases , si total es lo mismo.... Las partes en conflicto deberian ser responsables, la una de ser serio en sus propuestas y mantenerse estricto en sus dichos y la otra, los docentes, respetar a la sociedad que le paga el sueldo ..., Jaque es un blando sin muñeca politica ni palabra, los docentes una corporacion mas de las que lo unico que busca es el placer, no ya el bien de sus componentes...
    7
  8. Para vos, el de las 16.45 en vez de decir una sarta de cosas sin sentido por qué no proponés que les demos más y mejor educación a las generaciones venideras, con escuelas en condiciones y salarios docentes que sirvan para vivir. Que las escuelas dejen de ser mamás, papás, apoyo psicopedagógico, contenedores de miles de problemas, proveedores de alimentos y que la familia comience a cumplir el rol que le corresponde. Así las cosas van a cambiar, no con guerra y mantando a un montón de pibes que no tienen la culpa que Menem y los otros no le hayan enseñado nada más que pedir para vivir.
    6
  9. Bien la nota. Ya sería tiempo de encarar la educación cob proyectiva de futuro. El conocimiento es el arma más importante de las naciones y lo que se invierta en educación será lo que las generaciones futuras heresarán. No se puede desarrollar planes de largo alcance sin recursos y si los gobiernos provinciales viven arrodillados ante la Nación no habrá crecimiento. Baldón y silencio para el opinante de las 16.45. Es el mejor castigo. Viviana, si tus hijos van a una privada católica lo más factible es que el 100 % de los sueldos los pague la provincia ¿por qué creés que pueden tener cuotas tan bajas? ¿Por caridad y amor a la educación? No, porque el Estado los subsidia, con el pago de los sueldos de sus docentes, por eso crecen con edificios farónicos cuando las escuelas públicas se caen a pedazos. El negocio está en poner 40 chicos en un aula, y todo lo que los papás pagan es plata dulce. Los sueldos no se arreglaron en diciembre porque el Gobierno de Jaque que no va al baño sin permiso de Cristina, esperó el resultado de la paritaria nacional y recién entonces llamó a paritarias en la provincia. El SUTE quería las paritarias antes pero no las llamaron. ¿Se acuerdan que éramos un país federal?
    5
  10. Viste? no dan ni ganas de escribir el nombre. ESPANTO.
    4
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'