En reñida votación, fue elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia el Doctor Pedro J. Llorente

Se impuso en una votación reñida que finalizó cuatro a tres en desmedro de Alejandro Pérez Hualde, actual presidente. El que inclinó la balanza a su favor fue el ex ministro de Gobierno de Celso Jaque, Mario Adaro. El ganador es uno de los magistrados de la vieja camada y del ala conservadora del alto tribunal.

Pedro Llorente se convirtió hoy, en una votación dividida, en el nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la provincia y ejercerá el cargo por los próximos dos años en remplazo del actual titular, Alejandro Pérez Hualde.

Cuatro votos contra tres resultó la reñida votación. A favor de Llorente, un magistrado del ala más conservadora del alto tribunal y que ya ha sido varias veces presidente, se pronunciaron  los ministros Fernando Romano, Herman  Salvini, Mario Adaro y el mismo Llorente.

En cambio, Pérez Hualde, que llegó a la Corte de la mano de Julio Cobos hace pocos años y está inscripto en el grupo de "renovadores", recibió el apoyo de Carlos Böhm y Jorge Nanclares, y se autovotó, al igual que Llorente.

Por prudencia, el presidente saliente eligió no hacer ningún tipo de declaración a la prensa sobre la votación de hoy.

Un dato relevante es que el ministro más nuevo, Adaro, quien asumió este año, optó por los duros e inclinó la balanza. Adaro fue ministro de Gobierno de Jaque hasta que el mandatario lo propuso, meses atrás, para cubrir la vacante que dejó en la Corte Aída Kemelmajer, debido a su jubilación.

Adaro tuvo una buena relación con Pérez Hualde pero su partido siempre lo cuestionó por su supuesta inclinación política hacia el radicalismo. De este modo, con seis meses en el Alto Tribunal Adaro se convirtió en el factor determinante para cortar la tendencia del mandato de Pérez Hualde.

A la par que se ubicó en la Sala de la Corte Civil y Laboral, espacio que quería ocupar por su especialidad a la que se dedicó en buena parte de su desempeño como abogado del foro local. La incidencia de Adaro también lo posiciona como parte del recambio generacional del cuerpo de jueces pero a la vez disonante al bloque de ministros de Corte calificados como "renovadores" que dominaron el escenario de la Corte desde el año 2002 cuando asumió Jorge Nanclares.

Pedro Llorente fue presidente de la Corte durante 10 años, de manera consecutiva, hasta 2002. En ese tiempo, cuando todavía sonaban los cacerolazos de la crisis, el alto tribunal decidió transformar la presidencia en un cargo sin reelección, o sea, rotativo cada dos años.

El nuevo presidente de la Corte llegó al alto tribunal desde el corazón de la política: fue presidente provisional del Senado durante la gestión del radical Santiago Llaver.


MDZ política
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 22:22
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 22:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial