Las mujeres se suman a la huelga de hambre iniciada por presos cordobeses

Alrededor de 250 internas que permanecen alojadas en la Cárcel de Mujeres de Córdoba se sumaron a la huelga de hambre iniciada por un grupo de unos 600 presos y condenados de la Cárcel de Bouwer, que reclaman la flexibilización de la denominada "ley Blumberg".

La medida de fuerza de los reclusos se inició ayer a la mañana, aunque por la noche comenzó a ampliarse con la inclusión en la misma de las mujeres que están presas en esa cárcel que funciona en el mismo complejo penitenciario.

Los internos reclaman la flexibilización de la "ley Blumberg", como se denomina a la modificación del Código Penal que agravó ciertos delitos y que permite sumar condenas hasta un máximo de pena de 50 años.

Además, los reos exigieron mejores condiciones de alojamiento y la aceleración de las causas penales, como así también que "se asignen" jueces de Ejecución Penal.

En declaraciones a un matutino cordobés, el secretario de Organización y Gestión Penitenciaria, Raúl Pino (dependiente del Ministerio de Justicia de Córdoba), explicó que los reclamos de los presos "están fuera" de las facultades del Gobierno provincial.

El funcionario explicó que los reclamos de los presidiarios eran "difusos" y remarcó que los reclusos no efectuaron un pedido por escrito y concreto.

"De recibirlo, enviaremos copias de esos reclamos a las autoridades que corresponden, que son el Poder Judicial y el Legislativo", dijo Pino.

Según el funcionario, la huelga de hambre fue iniciada por los reclusos que semanas atrás fueron condenados por el motín de la Penitenciaría, en 2005.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 06:19
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 06:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'