"Siamo fuori": Il Cavaliere podría ir a prisión

Sin el escudo político que lo protegía, la Justicia podrá ahora avanzar en tres investigaciones. Prostitución, corrupción y sobornos: cóctel explosivo

Luego de su renuncia a la primera magistratura de Italia, Silvio Berlusconi tendrá que enfrentar a la Justicia despojado del escudo judicial que le confería su cargo. La pérdida de la mayoría absoluta en el Parlamento le impediría promulgar leyes a medida como lo había hecho hasta ahora, e incluso abriría la puerta a un eventual pedido de arresto por parte de los fiscales que lo investigan.

Sin embargo, será difícil que Berlusconi termine en una cárcel común: podría acogerse al beneficio de la prisión domiciliaria por su avanzada edad (75 años). Aún así, su dimisión lo complicará en el frente judicial.

La Justicia italiana debe resolver sobre la situación del premier en tres causas. Son el caso “Mills”, en el que se investiga si sobornó a su abogado para que diera falso testimonio en dos juicios; el caso “Mediaset”, sobre presunta evasión fiscal; y el famoso “Rubygate”, donde se lo acusa de haber tenido sexo con una escort marroquí de 17 años.

Durante su mandato, Berlusconi hizo uso de la mayoría automática en el Legislativo para aprobar proyectos acordes con sus necesidades en los tribunales. Así fue con la inconstitucional “ley Alfano”, que en 2008 otorgó inmunidad judicial a los cuatro cargos más altos del Estado, y con la ley de “legítimo impedimento”, por la que se lo eximió de asistir a las audiencias judiciales.

Ahora, el mandatario sólo conservará su cargo de diputado. “En Italia no existe inmunidad para los parlamentarios. Si un fiscal pidiera el arresto de un diputado, sólo se requeriría la aprobación de la Cámara”, explicó a PERFIL el abogado italiano Alessandro Tirelli, desde Roma.

El primer ministro ya no contará con la chance de promulgar leyes que lo beneficien, lo que podría complicarlo, especialmente en el caso Mills. La Fiscalía de Milán lo acusa de haberle pagado 600 mil dólares al abogado británico David Mills en los noventa para que falsificara su testimonio en dos juicios de los que Berlusconi salió absuelto.

El premier podría enfrentar hasta seis años de prisión por ese proceso. Se espera que los jueces emitan una sentencia de primera instancia en febrero de 2012, en la que podrían condenarlo. El mandatario apostaba a la aprobación en el Parlamento de la ley de “proceso breve”, una norma que hubiera forzado a la prescripción del caso antes de fin de año. Pero es probable que el proyecto naufrague ahora que Berlusconi está en retirada. Il Cavaliere quedó más desprotegido que nunca.


www.perfil.com
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 15:34
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 15:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
    14 de Agosto de 2017
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville