Deportes

Para Calleri es necesaria la "unión" para ganarle a España

El ex tenista adelantó su pálpito para la final de la Copa Davis. “Jugar ante el público argentino fue lo mejor que me pasó en mi carrera. De todas maneras, los viajes por el mundo me tenían harto, eso me desgastó”, reconoció.

El ex tenista e integrante del equipo de Copa Davis, Agustín Calleri aseguró que la "unión" es uno de los puntos principales a lograr para conseguir el triunfo en la final por la Ensaladera de Plata ante España, en Sevilla.

El ex tenista cordobés, quien disputó 14 series desde su debut con la camiseta albiceleste en 2000, sabe lo que es jugar en el polvo de ladrillo español, ya que fue protagonista excluyente de la recordada semifinal que ambos equipos animaron en 2003, que terminó con una derrota ajustada para la Argentina.

En diálogo con Noticias Argentinas, se puso un poco melancólico al hablar del "mejor" partido de su carrera, que justamente se dio en aquella serie semifinal, jugada en Málaga, cuando venció al por entonces número 1 del mundo Juan Carlos Ferrero sobre polvo de ladrillo por 6-4, 7-5 y 6-1.

Ese triunfo histórico en el domingo, sumado al del dobles del sábado en el que también participó Calleri, le dio vida a la Argentina, pero en el quinto punto definitorio, Gastón Gaudio no pudo con Carlos Moyá y el sueño se truncó.

Hoy el panorama no es muy distinto para la Argentina, porque tendrá enfrente a Rafael Nadal, hasta hace poco número uno del ránking -hoy es 2- y el mejor jugador en polvo de ladrillo-, y un equipo fuerte que se completa con David Ferrer -5º del mundo-, Feliciano López y Fernando Verdasco, estos últimos los héroes del título que España consiguió en Mar del Plata, hace tres años, y donde Calleri también estuvo presente, en el encuentro de dobles con David Nalbandian, que fue derrota.

"Extraño la Davis, jugar ante el público argentino fue lo mejor que me pasó en mi carrera. De todas maneras, los viajes por el mundo me tenían harto, eso me desgastó y desde que jugué mi último partido como profesional no subí más a un avión, sólo voy donde me lleva mi auto", se sinceró entre risas el cordobés.

En la Davis, Calleri disputó 21 partidos -14 triunfos y siete derrotas- por el máximo certamen a nivel equipos del tenis Mundial y aseguró que cuando se trataba de la camiseta albiceleste se "transformaba y moría", que incluso, lo llevó a perder "mucha plata por jugarla".

En ese sentido, recordó aquella fatídica semana de Mar del Plata, cuando pese a tener a dos de los mejores tenistas de ese momento, David Nalbandian y Juan Martin Del Potro, Argentina no pudo conseguir la Ensaladera de Plata.

Mucho influyó los problemas internos entre ambos jugadores, motivados por el viaje que en la semana previa Del Potro hizo a Shanghai para jugar el Masters de fin de año que reúne a los ocho mejores tenistas, y que mermó físicamente al tandilense, algo que se evidenció en la serie.

"Teníamos todo para ganar esa final, fue una lástima. Quizá hubo cosas que no debieron haber sucedido", reflexionó Calleri, que dejó el circuito profesional hace dos años y pasa sus días en su Academia de Tenis en el Jockey Club de su natal ciudad de Río Cuarto.

"Argentina tiene dos grandísimos tenistas como David Nalbandian y Juan Martín Del Potro, pero con eso solo no alcanza. Para ganar la Davis de una vez por todas hace falta unión en el equipo y que se lo propongan como un objetivo en común", consideró en su diálogo con NA.

Calleri, de 34 años, reveló que existieron reuniones para zanjar diferencias entre el unquillense y Del Potro, las que destacó como "una señal de madurez", a menos de un mes de la final en el estadio Olímpico de La Cartuja, en Sevilla, entre el 2 y 4 de diciembre.

"Tengo entendido que hubo reuniones entre David y Del Potro para fijarse la Davis como objetivo y eso es un paso adelante, una señal de madurez. El tenis es un deporte demasiado individual donde muchas veces te `cagás` en el otro y lo más difícil es fijar objetivos comunes", indicó el cordobés, que llegó a ocupar el puesto 16 del ránking ATP en julio de 2003 y cosechó dos títulos (Acapulco 2003 y Kitzbuhel 2006).

Y redondeó: "Por eso digo, como al principio, que en la Davis no hace falta ser amigo del otro, de hecho los españoles no lo son y no paran de ganar. Con fijarse reglas de convivencia y un objetivo común alcanza, nada más".
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 21:57
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 21:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia