Deportes

Maipú ganó un partido increíble y llegó a la punta

El equipo de Carlos Sperdutti logró un trabajado triunfo en Lincoln ante Rivadavia 3 a 2. Parisi por dos y Leguizamón para los mendocinos. Cabral de penal y Zuñiga para los bonaerenses.

El equipo de Carlos Sperdutti logró un trabajado triunfo en Lincoln ante Rivadavia 3 a 2. Gonzalo Parisi por dos y Leguizamón para los mendocinos. Cabral de penal y Zuñiga para los bonaerenses marcaron los goles de un partido para el infarto.

Maipú comenzó el partido, despierto y rápido, tuvo su situación y la cambió por gol. Gonzalo Parisi capturó un balón que tardó en ser rechazado y abrió el marcador. La primavera duró poco para los mendocinos, Rivadavia reaccionó y la tortilla se dio vuelta.

Eliseo Acosta, el árbitro de Olavaria, cometió varios errores en la primera parte, sobre todo en contra del Botellero, que debió tolerar una lluvia de tarjetas amarillas sobre su equipo. De igual manera el juez no incidió en el resultado.

Leonardo Díaz cometió un error de cálculo, se demoró al salir y le cometió penal a Joaquín Cabral. El mismo jugador se encargó de encontrar la igualdad desde los doce pasos. Hasta allí era todo del Cruzado, que administraba la pelota y el manejo de las acciones.

El gol le permitió reaccionar al dueño de casa que se ubicó mejor en la mitad de la cancha y se volvió peligroso. Cuando el descanso los debía encontrar empatados, Zuñiga encontró una pelota bollando en el balcón del área y de media vuelta la puso en el palo más lejano de Díaz.

Con las ganas como bandera Rivadavia trabajó para lograr dar vuelta el tempranero gol de Parisi. Maipú se puso “mulato” con el trabajo del arbitró y se dedico a palear más que a buscar la paridad.

En el complemento, Sperdutti se la jugó con los cambios y Rivadavia se metió demasiado atrás. El Cruzado recibió el premio a su búsqueda y los locales el castigo a la defensa extrema.

Rivadavia cometió errores que cuestan caros, si enfrente tenes un rival que no te perdona. En dos minutos de descontrol el dueño de casa, Maipú sembró y cosechó un gran triunfo.

Primero fue Leguizamón que mandó a la red una pelota que había quedado picando en el área ante la mirada inexpresiva de los defensores del albirrojos. Después Parisi que cabeceó limpió, tras otro desacierto de los defensores locales.

Maipú encontró los espacios en los últimos minutos y podría haber marcado el cuarto en los últimos minutos. Gran triunfo del Botellero que alcanzó la cima de la competencia y se prepara ahora para el duelo ante otro de los animadores de la competencia. Defensores de Belgrano.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 19:08
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 19:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México