Deportes

“Siempre dije que a Falcioni había que darle tiempo”, dijo Ischia

El ex entrenador de Boca, a punto de consagrarse campeón en Ecuador con el Deportivo Quito, elogió al actual técnico del Xeneize. “No me sorprende esta campaña. Y no creo que esto se deba a que con el retiro de Martín Palermo se haya descomprimido el vestuario”, reflexionó.

Carlos Ischia, ex entrenador de Boca Juniors a punto de consagrarse campeón en Ecuador con Deportivo Quito, advirtió que él siempre sostuvo "que a Julio Falcioni había que darle tiempo para trabajar y tenía razón, porque así pudo construir un equipo casi imbatible".
   
"A Falcioni lo conozco muy bien porque somos amigos y siempre sostuve que si le daban tiempo para trabajar en Boca iba a ser exitoso. Los dirigentes lo hicieron y hoy se pueden ver los resultados: construyó un equipo casi imbatible", explicó Ischia  desde la capital ecuatoriana al programa radial Deportivo Télam.
   
"A partir de eso es que no me sorprende esta campaña de Boca. Y no creo que esto se deba a que con el retiro de Martín Palermo se haya descomprimido el vestuario respecto de (Juan Román) Riquelme como muchos dicen", avisó.
   
El "Pelado" aseguró que durante su paso por Boca en 2008, "con Riquelme y Palermo se ganó la Recopa Sudamericana y un campeonato local. La convivencia que yo viví era muy buena y Román fue quien más pases de gol le puso a Martín. Y cuando sus compañeros no lo habilitaban también, él los increpaba duramente".
   
"Las diferencias entre dos personas se dan en cualquier grupo de trabajo. Yo ví a periodistas pelearse en una conferencia de prensa por una nota, así que alguna discusión entre ellos era tan natural como la que ocurre en cualquier otro ámbito", aclaró.
   
"Yo me sentí muy bien como técnico de Boca (previamente había sido ayudante de campo de Carlos Bianchi en el club de la Ribera) y dejé algo, porque durante mi gestión surgieron jugadores que ahora están disfrutando en Europa del fútbol de élite, tal los casos de Nicolás Gaitán o Juan Forlín", puntualizó.
   
Y para ampliar aún más ese horizonte, quien también fuera entrenador de Vélez Sarsfield y Gimnasia y Esgrima La Plata señaló a "Ezequiel Muñóz y Facundo Roncaglia, sobre todo este último. A él lo puse de lateral derecho y todos lo cuestionaban, pero después rindió tan bien como lo está haciendo ahora con Falcioni".
  
"Pero atención que también impulsé a Mauro Zárate en Vélez y a Angel Di María en Rosario Central, donde lo ubiqué en la posición en la que ahora triunfa en Real Madrid", precisó.
   
"Por eso es que me gustaría en algún momento volver a dirigir a Boca o a Vélez. Aunque no quisiera morirme sin tener la posibilidad de ser entrenador de Chacarita Juniors, el club en el que me formé como futbolista", reconoció.
   
Sin embargo aclaró que el año próximo seguirá "en Deportivo Quito. El mejor equipo de Ecuador es la Liga Deportiva
Universitaria que dirige Edgardo Bauza, pero nosotros estamos por salir campeones faltando cinco fechas".
   
"Ecuador es un muy buen país para trabajar, porque con sólo 12 equipos en primera, la competencia es muy exigente, ya que por los constantes viajes de la altura al llano y a zonas por demás calurosas, los niveles se equiparan", explicó.
   
"Yo tengo en mi equipo a compatriotas como Maximiliano Bevacqua, Marcelo Elizaga, Matías Alustiza, Jorge Córdoba y Nilo Carretero, así que no estoy solo, más allá de que me acompañan algunos familiares. Pero lo que todavía me sigue costando, aunque llegu´´e hace ya 6 meses, es adaptarme a la altura de Quito (2.850 metros sobre el nivel del mar)", comentó.
   
Y finalmente advirtió que otro viejo conocido suyo de Vélez como Omar Asad "se fue de Emelec (Guayaquil) con muchas dificultades, pero lo hizo por razones familiares, aunque a los dirigentes de ese club no les gustó la situación. Pero cuando está la familia de por medio, no hay nada más que discutir", argumentó.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 11:36
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 11:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho