Deportes

Un diario italiano dice que Lavezzi mantendría contactos con la mafia

Ezequiel Lavezzi admitió haber conocido y tratado a jefes mafiosos de la Camorra, organización delictiva que domina Nápoles, según publicó el diario local Il Mattino.

El diario refiere al cierre de una investigación efectuada por el "pool" anticamorra del Tribunal de Nápoles y, según la Fiscalía, en dichos actos Lavezzi reconoce haber tenido relaciones con Antonio Lo Russo, hijo del boss Salvatore, jefe del clan homónimo.

Sin embargo, el delantero argentino subraya que supo "sólo por los diarios" que era un clandestino fugitivo de la justicia.

"Yo lo conocía como uno de los capos de los barrabrava del Napoli, vino incluso algunas veces a mi casa, no me pareció nada extraño porque también en Argentina resulta habitual que los jugadores traten con estos personajes", declaró Lavezzi a los fiscales Sergio Amato y Enrica Parascandolo.

El jugador identificó al camorrista cuando los magistrados le mostraron una fotografía de Lo Russo mientras asistía, con una pechera oficial que lo acreditaba como uno de los colaboradores al borde del campo de juego del estadio San Paolo, al partido por la Liga Italiana entre Napoli y Parma.

Tras insistir en que desconocía absolutamente sus actividades delictivas, Lavezzi también recordó que en determinado momento "Antonio se activó para impedir que el Nápoli me vendiese, ya que habían comenzado a circular noticias sobre mi inminente transferencia".

Más estrecho parece su vínculo con el empresario Marco Iorio, quien fue arrestado el 1 de julio pasado en el Aeropuerto de Fiumicino cuando volvió a Italia desde Florida en compañía de Fabio Cannavaro, ex capitán de la selección de Italia que ganó el Mundial 2006.

Según Lavezzi, Iorio en Nápoles "era un punto de referencia" e incluso "iba a comer frecuentemente a su casa y salíamos juntos".

"Cuando con el Napoli debíamos jugar afuera incluso, por razones de seguridad, le dejaba relojes y objetos de valor", agregó Lavezzi, acusado de "lesiones voluntarias" por los hechos ocurridos en una salida con Iorio en 2010 que terminó en riña.

El delantero argentino justificó así el hallazgo en el domicilio de Iorio, durante un allananamiento policial, de cajas que contenían relojes de su propiedad.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 21:02
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 21:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho