Qué vinos beber en primavera

"Para gozar de la buena mesa no hay que ser de un solo vino, hay que beberlos todos, ya que no hay dos platos distintos que se resignen a ser igualados por un mismo vino, decía el genial artista Pablo Picasso. Siguiendo su pensamiento, te acercamos algunas ideas para que puedas disfrutar del vino en sus múltiples expresiones durante los días soleados y las suaves noches de primavera.

Los días primaverales son un verdadero desafío para los paladares, sobre todo a la hora de elegir vinos, el dilema lo plantean las temperaturas y la comida ligera y poco amistosa de los tintos robustos.

Sin embargo, cuando la época de calor se acerca es posible beber todo tipo de vinos si los servimos a temperatura correcta. Los tintos complejos o muy añejos requieren por lo general un tiempo de degustación prolongado que el calor no siempre concede. De todas formas existen en el mercado numerosas variedades que se prestan muy bien para acompañar la aventura de comer en esta estación donde las mesas se alegran con ensaladas de diversos vegetales.
 
Un muy buen compañero para estos días, especialmente para acompañar pescado en diversas preparaciones es el Tempranillo servido a 9°, después de la comida, y quizás disfrutando de la serenidad y frescura de la noche.

Para un atardecer de verano con aromas de una llovizna que se avecina, a pesar de que últimamente las lloviznas se hacen esperar, una copa de chardonnay con  paso por madera se puede convertir en una íntima delicia previa a la cena, capaz de lograr desconectarnos de la rutina del día que pasó y sintonizarnos con un momento de disfrute y de relax.

En la estación de las flores y los enamorados, el mismo dilema de los vinos robustos ocurre también con algunos platos muy condimentados, como nuestras típicas empanadas. Para poder disfrutar de estas sabrosas señoritas de noble repulgue no necesariamente debemos maridarlas con un mismo vino. Es cierto que a casi todas les sienta bien el Malbec, sin embargo vale la pena experimentar otras sensaciones, como por ejemplo acompañar a las de humita con un fresco y fragante Torrontés.

Extensa es la lista de tintos que pueden alegrar de muy buena manera los insuperables asados de primavera. Malbec, Tempranillo, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Merlot y  Syrah, todos son excelentes partenaire de nuestras carnes a la parrilla.

Por último, los espumantes son grandes protagonistas de esta época de festejos, no deben faltar en las noches de luna encendida ya que tienen la fama merecida de ser cómplices de todas las aventuras de madrugada en estas noches cortas, cuando los espíritus se alegran y el vino hace que la fiesta continúe hasta la temprana salida del sol ¡y más!



Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 02:17
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 02:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. LA SOLUCION ES FACIL, TOMO EL QUE MAS ME GUSTA "MALBEC".-
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial