Comienza el debate por la sucesión de Bergoglio

La Asamblea plenaria del Episcopado que elegirá al sucesor del cardenal Bergoglio está reunida desde ayer; hoy eligen las autoridades de la Pastoral Social

Con una misa encabezada por el cardenal Jorge Bergoglio y los primeros comentarios informales sobre la situación del país, que no traspusieron las puertas de la casa de retiro El Cenáculo, donde se mantendrán recluidos toda esta semana, los obispos comenzaron ayer la 102a asamblea plenaria del Episcopado, que renovará hoy sus autoridades.

El actual vicepresidente segundo del organismo y arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo, es el principal candidato para suceder a Bergoglio al frente del organismo colegiado de la Iglesia argentina, por un período de tres años.

En lo que se interpretó como una sutil referencia a la controversia sobre el aborto, al encabezar la misa de apertura en Pilar, Bergoglio revalorizó en su homilía el papel de la maternidad. "María no reniega de su maternidad", dijo, en un lenguaje de estricto contenido religioso, pocos días después de que en una reunión de comisión en el Congreso se frustró el avance del proyecto que propone consagrar la despenalización del aborto. Bergoglio, que preside la Conferencia Episcopal desde hace seis años y no puede ser reelegido, evitó en su homilía referencias directas a la situación política del país, en el comienzo del primer encuentro que mantendrán los obispos tras la reelección de la presidenta Cristina Kirchner en las elecciones del 23 de octubre. Sin embargo, antes de la misa, los obispos dedicaron las tres primeras horas de la asamblea a un intercambio pastoral, en el que expusieron sus visiones sobre las realidades políticas y sociales con las que conviven en sus diócesis. Según pudo saber La Nacion, prevaleció una preocupación general por los cambios culturales que se registran y las formas con que la Iglesia debería atender las nuevas realidades que imperan en una sociedad alejada, en muchos casos, de los valores cristianos.

No escaparon en ese análisis situaciones como las que convalidaron la sanción de la ley entre matrimonios del mismo sexo y que favorecen propuestas como la del aborto. Participan de la asamblea, que se extenderá hasta el sábado, más de un centenar de obispos, que hoy se meterán de lleno en el proceso eleccionario. Por la mañana compartirán todos una exposición del arzobispo emérito de Rosario, monseñor Eduardo Mirás, que fue antecesor de Bergoglio y presidió el Episcopado entre 2002 y 2005. Por la tarde, los obispos votarán en secreto el nuevo presidente, los dos vicepresidentes y el secretario general.

Arancedo alcanzaría el respaldo de los dos tercios de los miembros que exige el estatuto en las dos primeras votaciones. Para las dos vicepresidencias se mencionan distintos arzobispos, como los de Salta, Mario Cargnello; de Corrientes, Andrés Stanovnik, y de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani.

También circuló la posible incorporación a la comisión ejecutiva del obispo coadjutor de Neuquén, Virginio Bresanelli. Y, en menor medida, algunos postularían al arzobispo de La Plata, Héctor Aguer.

Como secretario general, habría consenso en mantener a Enrique Eguía Seguí, obispo auxiliar de Buenos Aires y hombre de confianza del cardenal Bergoglio



www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 01:51
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 01:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México