Deportes

Se conmemoran 45 años de la muerte de Juan Gálvez

El notable piloto de Ford, que perdió la vida durante la denominada "Vuelta de Olavarría", será recordado hoy con diversos actos.
A raíz de su trágico deceso, años más tarde su hermano Oscar, inició una campaña en favor del uso del cinturón de seguridad.

El más grande piloto de la categoría Turismo Carretera de todos los tiempos, Juan Gálvez, será recordado hoy con diversos actos, al cumplirse 45 años de su muerte durante la denominada "Vuelta de Olavarría".

"Juancito", tal como se lo reconocía en el ambiente automovilístico cuando luchaba por descontar diferencias con los locales Dante y Torcuato Emiliozzi, sufrió un vuelco aquel 3 de marzo de 1963 y salió despedido del Ford, falleciendo poco después por los golpes recibidos.

Años más tarde, uno de sus hermanos, el carismático Oscar "El Aguilucho" Gálvez inició una campaña en favor del uso del cinturón de seguridad, extendido a los automovilistas en general, impactado por la muerte de su hermano, que de haber estado atado posiblemente se hubiera salvado.

Juan había nacido el 14 de febrero de 1916 en el barrio porteño de La Paternal y tenía dos hermanos, Oscar y Roberto, quienes también sobresalieron en el automovilismo deportivo argentino.

Con gran personalidad y conocimientos de mecánica, Juan Gálvez se consagró campeón en nueve oportunidades en el Turismo Carretera, luego de vencer en 53 ocasiones en sus 153 participaciones en una época en la que los autos y los caminos hacían difíciles los éxitos.

Su figura motivó el reconocimiento casi unánime de los seguidores de la marca Ford, pero también de Chevrolet, rivales históricos en estas competencias.

La contundencia de sus triunfos lo llevaron a constituirse en el gran ídolo que logró, además, cinco ediciones de los tradicionales Grandes Premios, que cubrían extensos y variados itinerarios del país. Gálvez fue ganador de los campeonatos 1949, 1950, 1951, 1952, 1955, 1956, 1957, 1958 y 1960, tras ganar por primera vez el 20 de febrero de 1949 en la Vuelta de Santa Fe (Venado Tuerto) y por última el 17 de junio de 1962, en la Vuelta de Laboulaye, Córdoba.

Además, por su continuidad en la especialidad, se constituyó en sinónimo del TC, ya que sólo en una oportunidad probó suerte sobre un Fórmula 1 de aquel entonces, en el circuito de Retiro, al comando de un Alfa Romeo.

El magro resultado registrado en la ocasión determinó que no volviera a competir con estos autos, mientras que por otro lado su hermano Oscar, en 1949, con una máquina similar se imponía sobre los ilustres visitantes que llegaron de Europa para correr en Buenos Aires. "Juancito" tuvo en su historial deportivo grandes rivales en su propio hermano Oscar, Marcos Ciani, Felix Peduzzi, Dante Emiliozzi, Daniel Musso y Raimundo Caparros, entre otros.

Este último falleció quemado dentro de su auto. Juan siempre mantuvo en su mente ese triste recuerdo y por ello no usaba los cinturones de seguridad. Temía que en un accidente no pudiera salir del habitáculo. Lamentablemente para él, años después le sucedió lo contrario.

Gran planificador, constante, innovador en adelantos técnicos, su astucia de mecánico y sus grandes condiciones conductivas y personalidad resumen al que fue el Gran Piloto del TC de toda la historia.

Homenajes realizados en el Recinto de los Notables, en el cementerio de la Chacarita, un proyecto para que el autódromo de Buenos Aires lleve su nombre junto al de su hermano Oscar y el bautismo con su nombre de la nueva sede de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) son algunos hechos que lo recuerdan en estos días.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:42
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016