La Catedral recibe las cenizas de sus Fieles Difuntos

Quedará inaugurado un cinerario en la Catedral San Rafael Arcángel. Allí se podrán depositar las cenizas de los fieles católicos que lo deseen.

Este miércoles, día de los fieles difuntos, con una misa especial para la ocasión se habilitará un cinerario,  donde era el antiguo bautisterio. Este nuevo espacio fue creado por el pedido de familiares de seres que desean ser cremados para luego depositar sus cenizas en la Catedral de los sanrafaelinos.

La santa misa será oficiada por el Obispo Eduardo María Taussig y dará inicio a las 19.30 horas.
El cinerario es de mármol y en el costado se colocarán placas uniformes con el nombre de los difuntos que allí permanecen para que familiares y allegados puedan elevar una plegaria. “El sitio tiene una boca grande por donde se depositan las cenizas, es una especie de fosa común. En las caras de ese polígono se instalarán placas con los nombres de los difuntos sepultados allí” aseguró el Padre José Álvarez.

En realidad este proyecto en un principio se pensó concretar en la Virgen del Valle Grande pero las obras eran muy costosas por lo que se optó por hacerla en la Catedral. “Esto no quita que en un futuro lo hagamos en el Valle también, ya que hay muchos pedidos de católicos que quieren que sus cenizas sean sepultadas allí” dijo el párroco.

El pedido para depositar las cenizas debe hacerse en la misma Catedral y no tiene costo alguno. “Sería interesante que se acompañe este momento porque a veces parece que es una moda lo de la cremación con razones justas y otras no tanto pero desde la Iglesia se intenta cuidar a los difuntos en la fe que tenemos en la resurrección de la carne. A Dios no le molesta encontrar nuestros restos en cualquier parte del mundo pero a nosotros nos hace bien tener un sitio puntual para rezar por nuestros difuntos. Donde recordarlo. Para acompañar este tipo de cosas espirituales es que decimos hacer este cinerario”, concluyó Álvarez.

En el Código de Derecho Canónico de 1917 se reprobaba la cremación "por las perversas ideas de que están imbuidos y los fines depravados que persiguen sus más entusiastas defensores, entre los cuales se cuenta los afiliados a la masonería". Esto fue modificado durante el Concilio Vaticano II y, luego, en el Código de Derecho Canónico de 1983. Ya antes, el ritual de las exequias, de 1969, autorizaba: "Se puede conceder exequias cristianas a quienes han elegido la remación de su propio cadáver".

(cinerario San Antonio de Padua - Bs. As)

En varias partes del mundo y de la Argentina, especialmente en Buenos Aires se han instalado cinerarios, ya desde el año 2001,  por lo que el proyecto ya tiene larga data y justamente mañana se verá materializado aquí, en San Rafael.

Desde AICA, (Agencia Informativa Católica Argentina) se sostiene que  “sería provechoso que en determinados templos, ya sean parroquias, iglesias o santuarios, se diera un espacio físico a las cenizas de los cuerpos de los hermanos difuntos, con la mesura y decoro que la Iglesia siempre ha mostrado en este aspecto”, expresa el Directorio sobre Religiosidad Popular y Liturgia, que el arzobispado de Buenos Aires hace suyo para alentar la instalación de cinerarios parroquiales. Tal recomendación está basada “en que muchas familias no saben qué hacer con las cenizas de los suyos en sus casas, después de haber pasado los primeros impactos del duelo”.

Ahora San Rafael cuenta con un lugar para que las cenizas de los fieles descansen en paz.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 07:57
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial