Deportes

Repaso violento: un fin de semana para olvidar en el fútbol argentino

Las disputas entre las dos barras de Boca, los destrozos en Rosario tras el encuentro Newell's-Olimpo y los graves incidentes en San Juan escribieron un nuevo capítulo de violencia en el fútbol.

Los espectáculos de fútbol en varios puntos del país se vieron signados por hechos violentos protagonizados tanto por las hinchadas como por los jugadores.

En la cancha de Boca el retorno del histórico líder de la barra, Rafael Di Zeo, marcó el inicio de la declaración de guerra con el mandamás de otra parte de la hinchada, Mauro Martín.

El grupo del Rafa Di Zeo llegó al estadio rompiendo molinetes y tapando las cámaras de seguridad de la Bombonera y con la clara intención de volver a ejercer el liderazgo absoluto de la 12.

El otro capítulo violento se escribió en Rosario donde tras el partido
Newell's-Olimpo, que terminó en un empate de 2 a 2, los leprosos salieron a destrozar todo cuanto encontraron a su paso.

Ese derrotero de violencia dejó un saldo de cien detenidos. El presidente del club acusó al comisario Hernán Bres de no poder poner freno a estos actos vandálicos.

Por su parte la Policía quiere prohibir que los 108 detenidos vuelvan al Coloso.

En San Juan dos partidos de fútbol disputados en el departamento de Chimbas y otro en Ullún, también terminaron de manera violenta.

Allí público policías, jugadores y hasta un árbitro resultaron lesionados. En ambos espectáculos, la policía se llevó la peor parte.

En Chimbas se enfrentaron Villa Obrera y 9 de Julio. Cuando faltaban ocho minutos para el final y el partido iba 2 a 1 a favor de los locales y se consagraba campeón de la Liga sanjuanina de fútbol hubo invasión del campo de juego y se armó una batalla campal entre jugadores, público y policías que intentaban poner orden.

Hubo heridos de bala de goma, disparadas por la policía y también uniformados lesionados con piedras arrojadas por los violentos hinchas.

Por otra parte en departamento sanjuanino de Ullún, donde se enfrentaron San Lorenzo y Juventud Zondina, en el minuto 24 del primer tiempo comenzó una lluvia de piedras entre las tribunas que los policías, superados en número por los hinchas, poco pudieron hacer para frenar la violencia. Ni en Chimbas ni en Ullún hubo detenidos.

En nuestra provincia los hinchas de Gimnasia registraron incidentes menores en el duelo entre mendocinos que se jugó el domingo en Rodeo de la Cruz.

El camino

En este muestrario de violencia en las canchas, en Córdoba el club Instituto parece haber encontrado una salida para impedir el ingreso de los barras al estadio de Alta Córdoba.

Luego que los dirigente de la actual conducción del club fueran amenazados por los barras Rancho y Capanga, se resolvió aplicar el derecho de admisión.

Con esa medida se pudo poner un freno a los violento que partido tras partido intentan ingresar al estadio .

En esa lista de no admitidos hay al menos 100 hinchas, que fueron encontrados en actitudes violentas y que ahora no pueden ingresar.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|00:42
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|00:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic