Boca:La feróz interna hace tambalear la institución

Ni el buen momento del equipo de Julio Falcioni  ni el clima de las elecciones de diciembre lograron tapar el escenario que comenzó a vivirse en las tribunas, con dos barras enfrentadas y la luz de alerta encendida.

• ¿Cómo sigue la interna de La Doce? Rafael Di Zeo reapareció en escena ayer por la tarde en La Bombonera, después de casi cuatro años y acompañado por unos 800 barras. Desafió a Mauro Martín, el líder oficial, advirtió que volverá a estar contra Racing, en la próxima presentación de local, y le bajó línea a la dirigencia de cara al choque del próximo domingo, en Liniers: “Si no vamos a Vélez será porque los dirigentes no tuvieron huevos para arreglar esto”. Y también lanzó una amenaza a la tribuna de enfrente. “En Villa Luro te vamos a matar”, cantaron sus aliados. Precisamente, la facción que comanda Martín mantiene buena relación con la del “Fortín”. Más allá de que los visitantes no puedan ingresar a la cancha, ¿se tomarán los recaudos necesarios para evitar un enfrentamiento fuera del estadio?

• ¿Hasta dónde llegará el castigo? En la semana, el Comité de Seguridad postergó el choque entre San Lorenzo y All Boys que debía disputarse ayer por la agresión al futbolista Jonathan Bottinelli. Fue una medida preventiva tras un hecho de violencia concreto. Consumado el descenso de River, y debido a los destrozos causados en el Monumental y al apriete al árbitro Sergio Pezzotta, al club “millonario” se le clausuró el estadio, al que recién podrá volver ante Atlético Tucumán, en la fecha 14, el 13 de noviembre. La barra de Di Zeo destrozó cámaras de seguridad y violó molinetes ayer en su ingreso al estadio. Se habla de que La Bombonera podría ser clausurada, decisión que comenzará a tratarse hoy en la Ucpevef (Unidad de Coordinación de Seguridad y Prevención de la Violencia en Espectáculos Deportivos). Con este panorama, el equipo de Falcioni, encaminado al título, podría quedarse sin festejo en su propia casa.

• ¿Y los dirigentes, qué? Envalentonados con el andar del equipo, y ocupados en las últimas alianzas previas a las elecciones (se celebrarán el 4 de diciembre), los principales referentes de la política de Boca evitan referirse al tema de las barras. Lo cierto es que ambas facciones están legitimadas. La barra oficial, que recibe los beneficios propios de toda barra, y hasta la de Di Zeo, quien después de recuperar su estatus de socio logró reunirse con Ameal para reclamarle trato igualitario. En una entrevista concedida al diario deportivo Olé antes del partido con Atlético Rafaela, blanqueó que las entradas para sus fieles “salieron de Boca”. “Ameal, Beraldi, Crespi. Pongan al que quieran”, desafió. Y se jactó de tener “un guiño político muy fuerte”. Si la interna estalla en un enfrentamiento como el que supieron saldar Los Borrachos del Tablón, que terminó con la vida de Gonzalo Acro, ¿habrá responsables más allá de los propios barrabravas?
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 00:59
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 00:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial